16 CUENTOS DE 6 PALABRAS

“VENDO VESTIDO DE NOVIA SIN USAR”

Escribí estos minirrelatos anoche y los he terminado esta madrugada a la que un sueño futurista me ha desplazado, expulsándome de la cama para apuntarlo.

Quise dejarlos en una página más o menos solitaria, pero su administrador no me ha respondido.

A pesar de ser todos de mi propia cosecha -¡autóctonos!-, me imagino que por lo menos tres ya deben ser tópicos trillados de este tipo de narraciones, como el de la llamada de dios, el asesino que hunde al otro y el del ateo.

(Quise inspirarme en uno que recogí de la calle en mi último paso por mi país, por Tarma, concretamente. Pero, por una mezcla de respeto y de incapacidad mía no lo hice. No cumple la regla, por tener sólo 4 palabras, y me sigue pareciendo genial: Vendo casa por motivos.)

Se dice que el relato más corto de la literatura universal, y tal vez el más célebre (*), pertenece alescritor nacido en Honduras, guatemalteco de adopción, que radicó en México y falleció en el 2003, Augusto Tito Monterroso:

Cuando despertó, el dinosaurio ya no estaba allí.

El segundo de esta lista es un sencillo y torpe homenaje a ese minirrelato de Monterroso de ocho palabras que bien define e ilumina a este tipo de ocupaciones mini-textuales.

El último es real y no es un chiste: es parte -final- de la biografía de un tío mío que llegó a vivir –se dice- 94 años. El de la novia puede encerrar mil tragedias.

Quise poner ‘cuentos’, así entre comillas, porque los últimos son simples ocurrencias que no porque se me vinieron a la mente tratando de cumplir la norma de narrar algo en seis palabras, dejan de ser eso: simples chistes. El de los marcianos, el de la perdida, el del científico que se volvió loco –ya se imaginan por qué- y el macabro de las naranjas.

Quién sabe, por ahí sirven para aderezar un poco su/vuestro sábado. Por aquí, a estas tempranísimas horas, sigue oscuro.

Los dejo, pues -a estos 16-, a consideración del respetable, como diría el presentador de un circo pobre de provincias.

HjorgeV 19-04-2008

1. Vendo ataúd por cambio de planes.

…..

2. Al despertar, había desaparecido su cuento.

…..

3. -¡Dios a Tierra!

-El número marcado….

…..

4. Vendí todo, menos corazón. Remato saldo.

…..

5. -¿Para siempre? –Sólo por última vez.

…..

6. -¡Abre la puerta!

-No querrás saberlo.

…..

7. Vendo vestido de novia sin usar.

…..

…..

8. -Venimos de Marte.

-¡Ya es Jueve!

…..

9. Perdida busca encuentros. Favor abstenerse scouts.

…..

10. Muere científico loco. Viuda promete fidelidad.

…..

11. Decapitado busca nuevo amor. Abstenerse naranjas.

…..

12. Dios dijo: “Perdonado”. “Sorry: soy ateo”.

…..

13. –Soy virgen.

–Yo también.

-¿Tu nombre?

…..

14. Mujer busca hombre silencioso. Abstenerse vendedores.

…..

15. “En el fondo eres bueno”. Hundiolo.

…..

16. Le decían El Sordo. Murió atropellado.

HjorgeV 18 y 19-04-2008

(*) Otros reclamarán el de Hemingway (“For sale. Baby shoes. Never worn”) o el de Borges que incluyo en el recuadro superior derecho.

About these ads
This entry was posted in BITACOREANDO. Bookmark the permalink.

4 Responses to 16 CUENTOS DE 6 PALABRAS

  1. LuchinG says:

    Hola. Entrè en tu pàgina por casualidad desde Puente Aéreo, y te juro que no me han lelgado tus mensajes. Ya puse lops cuentos. Saludos.

  2. Inés says:

    “Vendo vestido de novia sin usar”, está muy bueno. Este juego de cuentos escuetos, me ha hecho recordar un cuentito, mucho más largo que seis palabras ¡eh!, de Javier Villafañe, un escritor argentino. Se llama Según quien lo cuenta, te lo pongo, Jorge:

    Si los tigres que estaban en un foso del Jardín Zoológico hablaran, hubieran dicho: “Cayó como un regalo, como llovido del cielo. Fue un bocado maravilloso.”
    Y ahora escuchemos lo que declaró una mujer en la comisaría: “Llevé a mi hijo al jardín Zoológico como todos los domingos. Hace más de seis meses que estoy separada de mi marido. De pronto lo vi salir por detrás de u árbol. Me quetó el noño de los brazos. Corrió y lo tiró al foso de los trigres. Fue tremendo.”
    Son dos puntos de vista. Es según quién lo cuenta.

    No sé por qué pero leyéndote lo recordé.

    Un abrazo,

    Inés

  3. Inés says:

    Perdón escribí demasiado rápidamente y hay errores tipográficos. Un beso

    Inés

  4. ArgsSs says:

    No es agradable pacer en un verde y soleado prado y topar, de sopetón, con un exabrupto. Me refiero a ese anónimo que vilipendia, en otra página, al autor de estas páginas. Por ello :

    “Frente anónimo lenguaraz, lector reivindica libertad.”
    “No revindico al autor, sabe reivindicarse”.
    “Anónimo no reivindica, revindica sin saberlo”.
    “Reivindicando y revindicando que son gerundios”.
    “La ignominia no reinvindica, solo revindica”.

    Y para finalizar mis 6 cuentos, (más bién títulos, diría yo) :

    “Reivindicando sin exponer. Revindicas sin saber”
    (dedicado éste al anónimo amargado).

    ==Reivindico el derecho a revindicar, vindicando==

    R.A.E.
    DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA – Vigésima segunda edición :

    —reivindicar.(Del lat. res, rei, cosa, interés, hacienda, y vindicāre, reclamar).
    1. tr. Reclamar algo a lo que se cree tener derecho.
    2. tr. Argumentar en favor de algo o de alguien.
    3. tr. Reclamar para sí la autoría de una acción.
    4. tr. Der. Reclamar o recuperar alguien lo que por razón de dominio, cuasi dominio u otro motivo le pertenece.

    — revindicar.
    1. tr. Defender a quien se halla injuriado. <<<<<<<<<<<<<<<<<<——-=

    —vindicar. (Del lat. vindicāre).
    1. tr. vengar. U. t. c. prnl.
    2. tr. Defender, especialmente por escrito, a quien se halla injuriado, calumniado o injustamente notado. U. t. c. prnl.<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<——–<=
    3. tr. Der. Dicho de una persona: Recuperar lo que le pertenece.

    —lenguaraz. (De lengua y -araz).
    1. adj. Deslenguado, atrevido en el hablar. <<<<<<<<<<<<<<<<<<——-=
    2. adj. desus. Que domina dos o más lenguas. Era u. t. c. s.

    —ignominia. (Del lat. ignominĭa).
    1. f. Afrenta pública.

    Laicos, agnósticos e ibéricos saludos. ArgsSs. ¡¡¡ ÁNIMO !!!.

    P.D.: Ruego disculpes la extensión y mi pesada tozudez en el exagerado uso de los dos vocablos en modo reiterativo, y … claro está … sigo por acá, leyendo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s