FOR ONCE IN MY LIFE

Este es un tema mítico muy difícil de cantar -por su amplio registro y porque exige interpretación-, aunque no lo aparenta inicialmente.

Con él ha patinado más de un gran cantante, debido a esa apariencia engañosa.

También es uno de esos –justamente por su dificultad- del que existen varias versiones melódicas, sobre todo de su parte final, la más difícil. Versiones que han nacido más por necesidad que por creatividad.

Es un perfecto Evergreen, una plantita siempreviva.

Uno de esos grandes temas de todos los tiempos que siempre se seguirán cantando como si hubiera sido compuesto en este siglo que empieza –o en el que sigue, si decir eso no es una exageración; no lo podremos saber-, siendo, como es, del año 1966.

Según refiere Bernhard Vogel, originalmente el compositor Ron Miller le había llevado el tema a la cantante afroamericana Jean DuShon, quien acababa de tener éxito con Feeling Good, admiradora ella -a su vez- de la legendaria, mítica y magnífica Dinah Washington, cantante también afroamericana de gospel, blues, jazz y pop –en ese orden-; fallecida en 1963 días antes de navidad y a sus escasos 39 años, al parecer, víctima del efecto de una fallida combinación de pastillas y alcohol.

(Es la versión oficial. Yo diría que por drogas con más ausencia de color. Más somníferos y alcohol. Es la entrada lateral más directa al Gran Palco. Pregúnteselo -cuando puedan- a Marilyn o a Judy, por ejemplo.)

Dinah Washington también alcanzó un gran éxito en 1959 con What a Difference a Day Makes, que es -en verdad- la versión en inglés de Cuando vuelva a tu lado de la gran compositora mexicana María Grever (María Joaquina de la Portilla Torres: Guanajato, 1894- New York, 1951), autora de Te quiero, dijiste (Muñequita linda) y Júrame, entre muchas obras más.

La versión de Jean DuShon fue un éxito inmediato en las radios usamericanas al final de otoño de ese mismo año. Sin embargo, fue dejada de lado, porque los grandes jefes de la industria musical ya tenían otras ideas en mente. Baste mencionar a Frank Sinatra, por ejemplo.

Pero aún hay más. Esperen.

En 1967, es decir, al año siguiente, Tony Bennett –lo van a ver aquí en una versión actual, luego, y en un gran dúo con Stevie Wonder- presenta su nuevo disco, que lleva el título de la misma canción, consiguiendo un gran éxito a nivel nacional en EEUU.

(Poco después, ese mismo año, Carmen McRae publica a su vez su propio disco, también bajo el mismo título, abriéndole al tema de Ron Miller y Orlando Murden las grandes puertas del jazz.)

Pero es 1968 el año que decide el verdadero futuro de este tema.

El año de las barricadas universitarias de París, el movimiento contracultural juvenil norteamericano llamado hippie y con EEUU -tal como ahora, pero en otra latitud- en plena guerra, esa vez en Vietnam. Entre otros eventos no menos importantes ni de menor envergadura.

Un jovencísimo y talentosísimo afroamericano de apenas 18 años, Stevie Wonder –hoy, ya, Wonderful– lleva el tema a la fama mundial, en una versión que, entonces, debió causar estupor y furor a la vez. Lo van a ver a continuación.

Aún es un Little Stevie incontrolado e incontrolable en sus movimientos –saltarín y espástico-, y vocalmente experimental al tope; todavía lejos del clásico Wonder que conocemos, pero en el que ya es posible reconocer a plenitud el gran genio y voluntad de expresión de este artista afroamericano, uno de los más grandes de todos los tiempos y de todas las latitudes.

Es como si todavía no supiera utilizar todas las aptitudes que tiene, para expresar lo que siente.

Su solo con armónica es, sí, simplemente, de otras galaxias. Preparen los auriculares.

(Acabo de notar -pienso en la suerte de Jean DuShon con el mismo tema- que el video ha sido retirado. Algo que es muy raro. Lo mismo ha pasado con el video de Judy Garland, que he reemplazado por otro. Este lo dejo porque me gusta la imagen. Disculpen. Pueden encontrarlo en Google Video.)

Cualquiera no tiene la tesitura adecuada para cantarlo. Aparte de la particularidad propia del ritmo, que tiene que ver con razones jazzísticas y con el texto.

El cantante que se decide por cierta altura, para llegar cómodamente a las altas notas finales, corre el riesgo de desinflamar -con un registro demasiado bajo- todo el texto inicial que es particularmente bello y humano.

Bello, sobre todo en lo referente a nuestra inherente desnudez existencial.

Estamos solos. Por más que vivamos rodeados de gente y de cosas, tengamos creencias y convicciones. Esencialmente, solos. Y, a veces, se da la magia que ya no lo estamos.

Pero nunca sabemos por cuánto tiempo.

Y la interpretación de eso requiere una altura apropiada para la voz de cada quien que lo haga. Altura que luego se eleva al final del tema y para el que muy pocos están dotados.

Algo similar sucede con la rítmica.

A la canción le cae bien tanto el ritmo lento y dulzón de una balada, como el desenfrenado y ágil de un bebop o un swing (la versión de Wonder a los 18 años y después, pero ya no tan rápido). Conseguir la combinación es una tarea que muchos cantantes han resuelto empezando lentamente y pasando luego al swing.

Pero no es fácil.

Por esta razón, For Once in my Life es un tema que cantado a dos voces se potencia, como en el dúo de Tony Bennett (1926) y un ya maduro Stevie Wonderful (1950), que van a apreciar a continuación (mi versión favorita).

Cada uno de ellos dos da, simplemente, lo mejor de sí. Respetando sus propios estilos y registros vocales.

Y el solo de armónica, otra vez, invariablemente de otras galaxias.

.

HjV

Sinthern/Colonia 07.02.2007

(Para los interesados en el texto y los acordes de la canción, a continuación aquél y una propuesta de acordes de acompañamiento.)

Música: Ronald Ron Miller / Letra: Orlando Murden (1966)

CC/BAmA7
For once in my life I've got someone who needs me, 

DmDm7+Dm7- G7
Someone I've needed so long; 

DmDm7+Dm7G7 
For once unafraid I can go where life leads me, 

CDm7G7CC/B 
Somehow I know I'll be strong. 

AmAm7+Am7D
For once I can touch what my heart used to dream of 

FCdimA7 Dm7 
Long beforeIknew 

EmEm7+A7sus4A7
Someone warm likeyou 

Dm7Cdim Fdim GG+ 
Could make my dreams come true. 

CC/BAmA7 
For once in my life I won't let sorrow hurt me-- 

DmDm7+Dm7G7 
Not like it's hurt me before. 

DmDm7+Dm7G7 
For once I've got someone I know won't desert me-- 

CDm7 G7CBm7/5- 
I'm not alone an - y - more 

AmAm7+Am7D7/9
For once I can say: "This is mine you can't take it." 

DmDm7FD7 
As long as I know I've got love, I can make it. 

CC/BAmDm7 GCAmG#7G7
For once in my life I've got someone who needs me. 

(interludio instrumental) 

CC/BAmA7 
For once in my life I won't let sorrow hurt me-- 

DmDm7+Dm7G7 
Not like it's hurt me before. 
Dm Dm7+Dm7G7 
For once I've got someone I know won't desert me-- 

CDm7 G7CBm7/5- 
I'm not alone an - y - more. 

AmAm7+Am7D7/9
For once I can say: "This is mine you can't take it." 

DmDm7FD7 
As long as I know I've got love, I can make it. 

CC/BAmDm7 GCFdim(III)FdimC
For once in my life I've got someone who needs me.

(Acordes obtenidos del sitio http://www.911tabs.com/)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s