¿TODO SOBRE LAS DROGAS?

Hace más o menos veinte años, cuando un conocido nuestro fue detenido por haberse hecho enviar una pequeña cantidad de la blanca (cocaína) en un sobre de correo normal, pregunté ingenuamente, en la ronda interminable de sobremesa en la cafetería de la universidad de Colonia:

-¿Cómo se lo va a hacer enviar directamente desde Colombia? ¿Por qué no desde África? –fue mi comentario.

Ahora, tanto tiempo después, no soy el único al que se le ha ocurrido la misma idea. Y ya no se trata de simples sobres (*).

Eran tiempos en que nuestros mismos compañeros colombianos de estudios solían afirmar sin ambages eso de que “ser colombiano no es una nacionalidad, sino un antecedente”.

 

Interesante y parcialmente entretenido el reportaje que acabo leer en El País, por lo demás.
http://www.elpais.com/articulo/espana/Todo/drogas/elpepuesp/20070715elpepunac_3/Tes

Pero el título de Todo sobre las drogas no cumple lo que promete.

Para empezar, y aunque esto pueda sonar a una tonta verdad de Perogrullo: no están las dos drogas clásicas y las más peligrosas –en casi todo sentido- actualmente.

Les voy a dar un par de datos para que sepan bien de qué estoy hablando. Pongo el ejemplo alemán, que es el que tengo a mano:

-se calcula en unos 5 millones los adictos al alcohol (alcohólicos) en Alemania, de los cuales un 30% pertenece al sexo femenino

-5 millones más de personas viven en este país al borde de caer en el alcoholismo

-los muertos por consumo de alcohol en el año 2000 fueron más de 15.000

-en el 2004 el gobierno advirtió que hasta más de 40.000 muertes podían atribuirse al consumo desmesurado de alcohol, de las cuales unas 17.000 habían sido ocasionadas por cirrosis hepática

-las muertes debido a drogas ilegales se calcularon en ese mismo año en unas 1.500

-las muertes por consumo de tabaco, unas 110.000 en el 2004, fueron 7 veces mayores que las provocadas por el alcohol y casi 80 veces más que las provocadas por las drogas ilegales

Bueno, pues. Ninguna de las drogas más mortales actualmente –alcohol y tabaco- figuran en el reportaje. Es más, me imagino que por presión de esas dos industrias, cada vez se las menciona menos específicamente como drogas.

Voy a decirlo al revés:

¿Quién podría tener verdadero interés en que este tipo de reportajes (en principio deformadores de la realidad) llegue a la ciudadanía y se difundan?

(Tienen solo una chance para responder, dice mi Lector Atento, desde su lugar sobre mi hombro derecho.)

Y todo esto sin pasar por esas drogas que en este preciso momento debe estar consumiendo la mayor parte de un conjunto de personas –hombres todos- en un país europeo con una capital muy famosa, con el fin de ganar una competencia deportiva.

(Segunda pregunta, segundo chance. ¿Cuál será? Premio: un lindo estuche para sus cajetillas de cigarrillos.)

La industria del alcohol ha conseguido que se hable de abuso del consumo alcohólico, como un imperativo de la sociedad: del gobierno y de los padres de familia.

¿Qué están esperando los barones de la droga de allá y de acá?, me pregunto, con el afán de despertar conciencias.

¿Por qué los barones de los carteles no piensan un poco en el futuro y empiezan ya con una ‘Campaña de Salud’ al estilo No abuses de la Blanca?

De allí a ver por las calles carteles rezando “El consumo de cocaína puede ser mortal” o “La heroína causa daños irreversibles al cerebro”, copiando el caso del tabaco, no habría un gran trecho. ¡Ja!

Además, en el reportaje, no se menciona para nada el alto poder afrodisíaco de la droga blanca. La cantidad de burdeles y las llamadas casas de cita se reduciría por lo menos a su cuarta parte, si no existiera esa droga, me atrevo a afirmar.

La historia es vieja, pero poco conocida.

Es uno de los secretos mejor guardados del mundo, se puede decir.

Hay muchas alusiones a diversas drogas en las letras de los tangos, por ejemplo.

http://www.drogas.bioetica.org/drodad3.htm

En uno de ellos, A media luz, ya muy temprano en el siglo pasado se la cantaba como la compañera indispensable de todo buen lupanar:

 

Corrientes, tres cuatro ocho / Segundo piso, ascensor

 

 

 

No hay porteros ni vecinos / Adentro: cóctel y amor…

 

 

Hay de todo en la casita / Almohadones y divanes

 

 

Como en botica, cocó / Alfombras que no hacen ruido

Y mesa puesta al amor

‘Como en botica cocó’, o sea, drogas (cocaína) como en la farmacia: a disposición del público.

El ‘secreto’ de la cocaína se mantiene tan bien guardado que nadie habla de eso.

Cuando algún o alguna artista fallece por abuso de ella (normalmente una mezcla de su consumo durante años, acompañada de alcoholismo y del abuso de somníferos para tratar de mantener cierto ‘ritmo’ de vida) solo se suele decir que murió por el efecto de barbitúricos.

Esa especie de eufemismo esconde la droga de Sherlock Holmes, y de su creador Sir Artthur Conan Doyle: cocaína pura.

Ya lo he dicho aquí. Hace un par de años se destapó un escándalo. Restos de cocaína fueron descubiertos en todos los retretes del congreso alemán. La cosa, lógicamente (hecha la ley, hecha la burla), no pasó de un buen susto para los gobernantes alemanes.

Personalmente soy de los liberales. A mis hijas –pronto a mis otros dos hijos- procuro mostrarles una actitud abierta, franca y esclarecida frente a las drogas:

-existieron y han existido en toda sociedad

-las hay legales e ilegales, y esa legalidad o ilegalidad es una simple cuestión histórica no absoluta (recordar la prohibición de alcohol en EEUU que hizo proliferar las mafias en ese país y los Coffee Shop en Holanda, que te venden de todo menos café)

-el alcohol es mucho más dañino que las drogas llamadas ilegales

-el tabaco es escandalosamente más dañino que todas las demás drogas juntas

-no es malo querer probarlas, la curiosidad es una característica normal de toda persona sana (la curiosidad excesiva suele surgir allí donde no se le da respiro ni perspectivas a una curiosidad normal)

-las drogas no son malas de por sí, pero pueden llegar a ser altamente peligrosas

-hay personas que tienen una mayor inclinación que otras a verse envueltas en su uso y abuso

-el abuso suele surgir por excesivo prohibicionismo y como reflejo de otros problemas personales y familiares

Les he dicho abiertamente que si alguna vez tienen interés en probar alguna, que tengan la confianza en decírmelo: preferiría que pasen su primera borrachera o se fumen su primer troncho en casa, que a escondidas, y con unos desconocidos que sabe uno qué intereses podrían tener y sin que ellas puedan saber qué les están dando realmente.

(Lo que me espera como padre.)

Ahora el futuro ha llegado, pero en forma sintética.

Es más fácil, bien visto.

Mientras la guerra se libra principalmente contra los carteles sudamericanos, aquí en Europa –en Holanda, por ejemplo- florece el gran negocio de las drogas sintéticas.

Son drogas capaces de darle al cliente lo que específicamente requiere:

¿Gran ardor sexual? ¿Ganas de abrazar a quien sea? ¿Alucinaciones? ¿Una erección prolongada? ¿Sensación orgásmica continua? ¿La posibilidad de escapar de unos mismo aunque sea por unas horas? ¿Embriaguez divertida?

Sospecho que la gran industria farmacéutica está detrás, pero no tengo pruebas ni lo he leído en ningún lugar. Simplemente me lo imagino. Ella es la que ha logrado sintetizar ciertos efectos concretos de las drogas en los últimos años. También en el campo del ciclismo y en de -prácticamente- la totalidad de los demás deportes de alta competencia.

Esos avances farmacéuticos solo se pueden conseguir con complejos, serios, largos y caros experimentos.

Concretamente: con investigadores científicos.

¿Ustedes creen que simples barones holandeses de la droga podrían dedicarse a esos estudios?

No sé quién lo dijo. Es una exageración, pero vale como argumento liberal:

-Hija o hijo mío. Es tu primera noche de desmadre. Diviértete a lo grande. Pero procura que no sea necesario ir a buscarte a un hospital.

HjorgeV

Pulheim-Sinthern, lunes 16-07-2007

 

(*)http://www.elpais.com/articulo/reportajes/cocaina/llega/africa/elpepusocdmg/20070715elpdmgrep_11/Tes

 

LIBERTAD LAMARQUE: A MEDIA LUZ (E. DONATO / CARLOS CÉSAR LENZI)

Esa inmortal actriz y cantante argentina –aquí jovencísima-, en una mexicanada, cantando un tango también inmortal.

Doña Libertad Lamarque murió en el 2000 a los pocos días de cumplir 92 años en la Ciudad de México. Había nacido en Rosario en 1908.
Aunque esta película mexicana debe ser muy anterior a mi nacimiento, no ha dejado de emocionarme dar ese gran salto al pasado.

A mi abuela Carmela le habría gustado poder ver esto. Y a mí mostrárselo.

(Mi homenaje a ella: https://hjorgev.wordpress.com/2007/01/28/abuela/)

Para los que saben apreciar las reliquias musicales. Tesoros del recuerdo, sin más.

(Le dedicaré una entrada en mi sección Otros Videos.)

 

Presten atención a la letra.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s