MOZART ALEMÁN, MOZART AUSTRIACO

Se encontraba trabajando en la que iba a ser su próxima gran obra.

La que estaba pensada para ser la obra musical más compleja jamás compuesta por un ser humano.

Pero fue su última composición: su Réquiem en Re Menor.

mozart.jpg

Su autor, Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart (Salzburgo, 1756-Viena, 1791) murió en pleno trabajo creativo.

Era alguien a quien no le importaba mucho su nombre. Él mismo prefería llamarse Wolfgang Amadé Mozart. (*)

El Réquiem es una de sus obras más apreciadas y ejecutadas, a pesar de haber salido solo las dos terceras partes de ella directamente de su pluma. Había quedado inconclusa al momento de su muerte.

Su vida, como músico, había empezado muy prometedoramente.

Tanto como puede serlo aquello de encantar con el propio talento musical -y con apenas cinco años a cuestas- a reyes y cortes enteras.

Había tenido una niñez excepcional, en la que las matemáticas y la música habían jugado un rol predominante.

A los cuatro años ya podía escribir sus propias partituras, de considerable dificultad. Podía leer notas a primera vista y había mostrado desde temprano un talento especial por elaborar su propia música. A los seis años dominaba el piano, el clave y el clavicordio, así como el violín y la viola. Era dueño de una memoria prodigiosa y de un talento para improvisar verdaderamente genial.

A los 12 años ya había compuesto su primera ópera.

Su padre, Leopold, un alemán nacido en Augsburgo, era un músico al servicio del príncipe de Salzburgo quien pronto se dio cuenta del talento extraordinario de su hijo.

Pero la vida había resultado ser más complicada de lo que podía ser capaz de creer un niño. Por muy genio que fuera.

A los 17 años, a pesar de lo famoso que era (pero no tanto como se podría creer), seguía sin encontrar un puesto de trabajo verdaderamente seguro.

Ya no podía pasar por un niño prodigio.

La vida adulta había empezado entonces y todo no había sido color de rosa.

Ahora, a los 35 años, se encontraba componiendo su última obra.

¡Un réquiem, además! ¡Música para muertos! ¡Música para su propia misa de difuntos!

Probablemente no era consciente de nada de ello cuando a mediados del año 1791, había recibido el encargo de manos de un misterioso personaje vestido de gris. Este le había adelantado en efectivo la mitad de lo acordado como pago por su trabajo musical y había quedado en volver al cabo de un mes.

Se trataba de un emisario del excéntrico barón Franz von Walsegg, quien deseaba permanecer en el anonimato.

La esposa de éste acababa de fallecer y el barón deseaba estrenar una misa de réquiem para sus funerales. El anonimato se debía a que pensaba afirmar que se trataba de una composición propia.

El padre de Mozart había muerto cuatro años atrás, en 1787, y desde entonces Wolfgang Amadeus había vivido obsesionado con la idea de la muerte.

Cuando es llamado desde Praga para escribir la ópera La clemencia de Tito, como parte de los festejos de la coronación de Leopoldo II, lo abandona todo y emprende el viaje. Al momento de subir con su esposa al carruaje que lo debería llevar a esa ciudad, el misterioso personaje vuelve a presentarse reclamando la obra encargada.

Este encuentro le afectó psicológicamente.

Pocas semanas después del estreno de La flauta mágica el 30 de septiembre de 1791, caía en cama.

Se dice que cuando ya llevaba bastante avanzado su Réquiem y seguía sin recuperarse, él mismo llegó a creer que lo que estaba componiendo iba a ser para su propio funeral.

¿De qué murió Mozart?

¿Fue envenenado con arsénico? ¿Fue víctima de una conjura de la francmasonería, a la cual pertenecía?

¿Murió de sífilis? ¿Tuvo que ver su rival musical Antonio Salieri? ¿Se debió a una simple chuleta de cerdo en estado de descomposición?

Existen alrededor de 20.000 libros que se ocupan de él.

Existen 150 teorías acerca de su muerte.

Es algo que nunca se podrá aclarar.

Por lo menos no por medio de la medicina forense porque, pocos años después de su muerte, se hicieron excavaciones en el lugar en el que se encontraba su tumba -sin cruz-, con el fin de reutilizar el espacio, y ni su misma esposa fue capaz de ubicarla. El Mito Mozart nació más adelante, cuando los estudiosos empezaron a catalogar seriamente sus obras y a divulgar aún más sus trabajos.

Recién en las décadas posteriores a su muerte, empezó a crearse y fortalecerse su culto.

Su esposa Constanze, una soprano con la que se había casado diez años atrás en Viena sin el consentimiento de su padre, tuvo que vender las obras de su marido muerto para poder sobrevivir.

Con ella había tenido 6 hijos, de los cuales solo dos sobrevivieron; algo parecido a su propio caso: él había sido uno de los dos únicos sobrevivientes de una familia de 7 hermanos en total.

Llegó a componer 630 obras, entre las que figuran 27 conciertos para piano, 5 para violín, 41 sinfonías, sonatas para diversos instrumentos, música de cámara, marchas, divertimentos, adagios, serenatas y 22 óperas. Entre estas últimas se cuentan Las bodas de Fígaro, La flauta mágica y Don Giovanni.

(Las siglas KV -en inglés sólo K– que suelen aparecer como parte del título de sus obras, o acompañando a éste, se refieren al Köchelverzeichnis, que es el catálogo -único vigente de las obras mozartianas- elaborado por Ludwig von Köchel y publicado en 1862. Verzeichnis significa ‘lista’, ‘índice’, ‘catálogo’, ‘directorio’ en alemán.)

El año pasado -2006- se conmemoraron los 250 años del nacimiento de uno de los grandes genios por excelencia de la humanidad.

No deja de causar cierta gracia –aunque no a los actores, particularmente a los austriacos- que cada cierto tiempo se encienda una ardua disputa por el verdadero origen del genial músico.

La disputa tiene cierto fundamento, porque Austria perteneció hasta 1871 al Imperio Alemán y Mozart ya había fallecido en 1791, con lo cual podría considerárselo como alemán. Pero la cosa es más complicada.

De allí la perenne disputa.

Salzburgo era una archidiócesis o arzobispado independiente del Imperio Alemán (Sacro Imperio Romano Germánico) cuando Mozart vivía. Austria, como país, se puede decir que existe recién desde 1804.

Para complicar aún más la cosa, el padre de Mozart era 100% alemán, de Augsburgo.

Es más, los habitantes del reino de los Habsburgo, que comprendía lo que ahora es Austria (inclusive geográfica y culturalmente a Salzburgo, aunque esta gozaba de cierta independencia administrativa por ser un arzobispado, según lo visto antes), hablaban alemán y se llamaban a sí mismo alemanes.

La discusión también tiene que ver –paradójicamente- con la Segunda Guerra Mundial.

Fue recién al final de ella, en 1945, que los austriacos intensificaron su conciencia como país. Entre otras cosas, con el fin de distanciarse de la –entonces- demoníaca y perversa Alemania Nazi.

Decía ‘paradójicamente’, porque resulta que el símbolo y máximo líder del Nacionalsocialismo, Adolf Hitler, nació –sin ninguna duda, además- en Austria.

De tal manera, que lo correcto sería decir que Mozart fue un genio musical de padre alemán y nacido en Salzburgo (de donde era original su madre, concretamente de Sankt Gilgen), que era un arzobispado independiente del Sacro Imperio Románico Germánico de entonces, en lo que ahora es Austria.

Frases de Mozart, que han llevado más leña al fuego:

“Lo que más me alienta y anima es el hecho de considerarme un alemán honrado” (de una carta a su padre, del 29 de mayo de 1778)

“Alemania, mi patria, de la que me siento, como usted sabe, muy orgulloso” (de una carta a su padre del 17 de agosto de 1782)

“…si nosotros, los alemanes, no nos decidiéramos a empezar de una vez, seriamente, a pensar en alemán, a portarnos en alemán, a hablar en alemán y hasta cantar en alemán” (de una carta a un amigo)

No es el único personaje de la civilización al cual no se sabe con certeza qué nacionalidad asignar, pues los conceptos modernos de nación o estado son relativamente nuevos en nuestra historia mundana.

Mozart fue simplemente planetario, humano, terrestre. Músico. Es decir, dueño de la más universal de todas las lenguas.

Ah, y por si no lo saben. En Austria se habla alemán.

Alemán austriaco, por cierto.

HjorgeV

Pulheim-Sinthern, miércoles 01-08-2007

P.D.: Para los interesados, ver nota de aclaración en relación a NIÑOS BILINGÜES II aquí al final. La nota la he intercalado también en el pasaje correspondiente dentro del mismo artículo.

(*) Lo de Amadeus surgió debido a la moda de latinizar los nombres aparecida en el Romanticismo, algo de lo que él mismo se burló en una carta firmando Wolfgangus Amadeus Mozartus. Se llamaba a sí mismo Amadeus solo en broma, algo que tal vez ignoraba el cineasta Milos Forman al titular así su película. O lo hizo adrede. Durante sus viajes a Italia se hizo llamar Wolfgango Amadeo Mozarto. De la versión Wolfgang Amadeus de su nombre, usada mientras vivía, solo existe una única constancia escrita del año 1787. Esa versión, que es la actual, es un legado del siglo XX apenas pasado.

MOZART Y SALIERI: DE LA PELÍCULA AMADEUS (MILOS FORMAN)

Aquí una divertida escena –no se pierdan el final- de la película Amadeus, en la que Mozart termina no solo tocando de memoria una pieza musical de quien sería su gran enemigo ‘mortal’ (el compositor Antonio Salieri) sino, incluso, mejorándola. El agradecimiento final de Salieri constituye una corona perfecta a esta escena.

La estructura de un Réquiem tradicional es la siguiente:

1. Introit

2. Kyrie

3. Sequence: a. Dies irae b. Tuba mirum c. Rex tremendae d. Recordare e. Confutatis f. Lacrimosa

4. Offertory: a. Domine Jesu Christe b. Hostias

5. Sanctus

6. Benedictus

7. Agnus Dei

8. Lux Aeterna

MOZART: RÉQUIEM: DIES IRAE

El desaparecido e incomparable Leonard Bernstein dirigiendo la Orquesta y el Coro de la Radio de Bavaria. (Es un placer verlo dirigir.)

Cojan sus auriculares, por favor. Vale, realmente, la pena. Se trata de un aperitivo de apenas 1 minuto con 41 segundos.

MOZART: RÉQUIEM: INTROIT y KYRIE

MOZART: RÉQUIEM: CONFUTATIS Y LACRIMOSA

John Eliot Gardiner conduciendo el Coro Monteverdi.

MOZART: RÉQUIEM: INTROITUS Y KYRIE

MOZART: RÉQUIEM: REX TREMENDAE

MOZART: RÉQUIEM: CONFUTATIS y LACRIMOSA

MOZART: RÉQUIEM: RECORDARE

[Nota del 02-07-2007: No es así. Los autores del libro no estaban equivocados. Mejor dicho, no es del todo así. Si bien es cierto que los japoneses escriben sus nombres en la manera occidental con ‘r’, ésta no la pronuncian como nuestras ‘r’ ó ‘rr’ españolas. Tampoco como la ‘r’ inglesa. ¿Lo pronuncian entonces como la ‘l’ inglesa o española? Justo anoche estuve en una reunión en la que había una japonesa y le pregunté sobre esto que yo creía una inexplicable confusión de los lingüistas. Prestando mucho atención y rogándole que repitiera muchas palabras (cuidado que mi oído, según lo visto, ya está ‘deformado’) noté por primera vez que lo que yo siempre había tomado por una ‘r’ en los japoneses. Tampoco es una ‘l’ al modo inglés o español. Se trata de algo intermedio. Como la ‘r’ de alguien que no puede pronunciarla bien y trata de disimularlo. Curiosamente, el hecho de ver escrita la ‘r’ en muchos nombres japoneses, me había inducido a tomarla por una muy parecida a la nuestra. (Ahora me pregunto, cómo es que los propios autores no tuvieron en cuenta su propia ‘deformación’ auditiva en sus observaciones.) Lo interesante del caso de ayer es que se trataba de una mujer que había nacido en EEUU en el seno de una familia japonesa, de tal manera que apenas tenía problemas con las dos vocales y sabía de la dificultad. HjV]

Anuncios

3 comentarios sobre “MOZART ALEMÁN, MOZART AUSTRIACO

  1. Hola gracias por articulos como este, soy mozartniano, tengo todas sus obras en MP3, antes en calidad baja, ahora en alta calidad. Bueno y ahora recogiendo informacion del man.

    saludos

  2. Todo bien hasta que llegaste a la escena de Mozart y Salieri. Todo eso es farsa porque el tema que toca al final Mozart no es original de Salieri, sino que corresponde al Aria de Fígaro “Non piu andrai” de su ópera Las Bodas de Fígaro. Gran parte de esa película es mentira y son muchos sus errores para enumerarlos aquí.
    Pero todo lo demás bien.
    Saludos
    Mozart por siempre

    Alexander

    Rpta.: Hola Alexander. Muy interesante tu acotación. Solo te falta demostrarla fehacientemente. Saludos. HjV

  3. Hola HjV, espero que estés bien.
    Bueno, para lo primero sólo tienes que ver la ópera Las Bodas de Fígaro y el tema se lo canta Fígaro a Cherubino cuando este último tiene que partir a la guerra.
    En lo de la película “Amadeus”, bueno, lo más grave es que se deja a Salieri como una persona aprovechadora, envidiosa, rencorosa, y el supuesto asesino de Mozart. En vida Salieri, según biografías, fue una persona desprendida, respetuosa, generosa, que proponía el nombre de Mozart para algún encargo de ópera e incluso llegando a dirigir algunas obras de Mozart. Hasta Mozart debe de haber estimado a Salieri, pues compuso las variaciones para piano
    K. 180 sobre un tema de Salieri llamado “Mio caro Adone”
    Además no fue un músico mediocre, sino un respetado músico. Fue maestro de Schubert, Liszt y Beethoven(inclusive le hizo clases a un hijo del propio Mozart) Beethoven acudía por sobre su otro maestro (Haydn) a pedirle consejo y como muestra de respeto le dedicó las 3 sonatas del op.12 para violín y piano. Schubert realizó sus primeras Misas bajo la influencia de Salieri,y cuando ya anciano escuchó tocar al pequeño Liszt al piano no dudó en presagiar su talento (Adam Liszt, padre de Franz insistió en que le diera clases por su renombre musical)y accedió a darle clases. Y el 2004 el Teatro de La Scala de Milano se reinauguró con una ópera suya: “L´Europa riconosciuta” dirigida por Riccardo Muti.
    Salieri fue un excelente músico, muy prolífico y su música muy interpretada. Sin embargo Mozart era un genio absoluto, nunca antes visto y como nunca habrá otra música igual. Y ante esto Salieri poca competencia podía darle a Mozart.
    La representación de la ópera Don Giovanni tuvo su debut en Praga y no en Viena, como sale en la película. Por esto mismo en los ultimos años de su vida Mozart viajó a Praga 3 veces (1786-87-89), para representar Don Giovanni y anteriormente con la presentación de Las Bodas de Fígaro, lo cual nuevamente no sale en la película.
    Su esposa Constanze nunca lo abandonó ni mucho menos fue a pasarlo bien a otra parte(casi al final de la pelicula)sino que iba a Baden a una casa de reposo a aliviarse y recuperarse de sus embarazos. Por cierto no tuvieron un hijo, sino 6 de los cuales sobrevivieron 2.
    Y el Requiem no se lo encargó Salieri (esto es el colmo de la pelicula)sino que el encargo vino del Conde Von Walsegg. Ni Salieri tampoco se lo ayudó a escribir. Cabe mencionar que Mozart dejó su Requiem inconcluso y lo terminó su discípulo Franz Süssmayer.
    Para peor la película ganó muchos Oscar y la gente de la masa la tuvo como un antecedente biográfico, inducíendolos en un error. (en varios en realidad)
    Si alguna vez hubo una rivalidad entre Mozart y Salieri es lo que siempre ha existido, la competencia normal entre 2 personas que ejercen el mismo oficio y no más allá de eso, pues existen cero antecedentes histórico que afirmen lo contrario. No me extrañaría que Salieri esté esperando tener una conversación con el director de la película “Amadeus” cuando éste muera, para exigirle una explicación. Y Mozart también, porque la risita del actor de la película es francamente ridícula y fuera de lugar.
    Existen otros pequeños errores, como que no existen antecedentes que digan que Mozart tuvo una criada que iba y venía dándole noticias a Salieri, o no hay antecedentes de que Mozart haya tocado su Concierto para piano Nº22 al aire libre, y se omite totalmente la relacion de Mozart con la Francmasonería, algo muy importante en el último periodo de su vida. El actor no sabe tocar piano pues su articulación es incorrecta (debieron haber contratado a un doble que toque bien)y se equivoca cuando está dirigiendo una ópera (El rapto en el Serrallo)pues termina antes.
    Bueno, perdón por lo extenso.
    Saludos HjV y espero que estes bien

    POR SIEMPRE MOZART

    Alexander

    Rpta.: Alexander, te lo puedo jurar. ¡No vuelvo a dirigir una película así! Mäs que excelente argumentación. Saludos, HjV.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s