RACISMO: TODOS VENIMOS DE ÁFRICA

Hoy quería ocuparme de esta ciudad, Colonia, y de su gran catedral, que llegó a ser en su tiempo la construcción más alta del mundo.

Empero, una noticia aparecida ayer en los diarios me ha hecho poner los pelos de punta y eso no solo porque vivo en Alemania. Ya me entenderán, luego.

Aquí la noticia.

Tratando de evitar dejarme llevar por la indignación y la vergüenza (este James Watson, después de todo, pertenece a nuestra misma especie), pasemos a fijarnos bien lo que dice este ganador de un Nobel y veamos qué nos dice. El País:

Watson asegura que los genes responsables de las diferencias de inteligencia entre los humanos podrán ser encontrados en el plazo de una década.

Para empezar, Watson hace un pronóstico de cuándo podrán ser encontrados –probablemente- los genes responsables de las diferencias de inteligencia entre los humanos.

A partir de ese hallazgo se podría demostrar que ciertas razas poseen más de esos genes que otras.

Primera pregunta.

¿Qué se hacen hasta entonces todos esos genios, científicos, deportistas, artistas, académicos, artistas, músicos, deportistas, escritores y otras personalidades sobresalientes de origen africano?

¿Se ponen a esperar o qué?

Por otra parte, si esos genes recién se podrán encontrar de aquí a una década, eso significa claramente que todavía no han sido encontrados. Faltan diez años para eso.

(No olvidar en este punto que una predicción o pronóstico es una simple predicción o pronóstico y nada más. Lo cual quiere decir que bien podría suceder antes o que nunca ocurra.)

Por lo tanto, lo que dice es falso o se trata de una simple suposición.

Por otra parte, se habla de “genes responsables de las diferencias de inteligencia entre los humanos”. En esta frase entrecomillada hay más de un gato encerrado. Porque, para empezar, presupone también que hay diferencia de inteligencia entre los diferente grupos humanos o razas. Algo que, ¿quién lo ha demostrado?

Se está presuponiendo entonces gran parte de lo mismo que se quería demostrar.

Es decir, se hace una predicción sobre algo que se presupone de antemano. Otra cosa sería afirmar que por largos estudios e investigaciones realizados, se ha llegado a comprobar –vamos a suponer- que los chinos no reaccionan de la misma manera ante cierto tipo de pruebas de inteligencia que los hindúes, por ejemplo.

Y aquí empieza el siguiente gran problema.

Segunda pregunta.

Cuando se habla de inteligencia, ¿de qué, concretamente, se está hablando? ¿Entienden, por otro lado, todos lo mismo cuando se menciona esa palabra?

Cuando Watson afirma tan campante lo que dice, ¿a qué se está refiriendo? ¿Por qué partimos de que sabemos de qué está hablando, si la misma ciencia sigue teniendo problemas para definir qué es inteligencia?

¿Qué es inteligencia? ¿Qué es ser inteligente?

¿Engañar, por ejemplo, a toda la comunidad internacional afirmando descaradamente que el dictador Sadam poseía armamento nuclear que estaba dispuesto a usar solo para poder encubrir y justificar la decisión ya tomada de invadir Irak, lo más probablemente por intereses energéticos y de control de esa región rica en petróleo?

¿Es ser inteligente servirse de seres humanos apresados a la fuerza para servirse de su trabajo y llegar a sacar un país adelante sin tener que retribuir ni disculparse ante toda una comunidad? (La esclavitud en EEUU, por ejemplo.)

¿Es ser inteligente mantener a esa misma comunidad aplastada por un racismo muy sutil pero altamente efectivo y condenarla a vivir en reales guetos sin mayores posibilidades de ascenso social?

¿Qué es ser inteligente?

Hoy, por ejemplo, leí que, ante las pretensiones de Turquía de querer enviar tropas a invadir territorio iraquí para combatir a la guerrilla kurda, Bush ha afirmado lo siguiente:

“Tiene que haber una mejor fórmula para solucionar el problema que no sea mandar tropas de forma masiva”.

¿Es eso ser inteligente?

¿O es ser inteligente, obtener un alto resultado en una prueba de CI, o cociente intelectual o de inteligencia, también conocido por las siglas en inglés IQ?

Analicemos un momento este punto.

No hace mucho, leyendo una noticia sobre el Club 130 en este país, formado por personas con un cociente de inteligencia mayor que 130, se me ocurrió hacer una de esas pruebas por la red.

Existen diversos tipos de pruebas. Las mejores son aquellas en que no entran en juego conocimientos concretos ni el nivel de formación de las personas.

¿Por qué?

Porque si alguien nunca aprendió a leer o a sumar y restar (por las razones que fueran), mal haríamos en considerarlo poco inteligente si en una prueba de esas, se tratara de medir el nivel de inteligencia por medio de sumas, restas o comprensiones de lectura.

Los resultados favorecerían a aquellos que saben leer, sumar y restar. Es solo un ejemplo, pero que bien sirve para extrapolarlo a otros casos.

Pues bien, hice mi prueba y de lo primero que me di cuenta es que se trataba de cosas que yo había visto alguna vez de adolescente. Como el tiempo corría, no era cuestión de ponerse a pensar en eso, sino de seguir contra el reloj.

¿Qué quiero decir con esto?

Que aquél que está acostumbrado a ese tipo de pruebas o entrenado para una como la que me tocó a mí (con figuras y sucesiones que había que completar, básicamente), lo hubiera tenido mucho más fácil que yo. Sin que por eso se pudiera afirmar nada sobre nuestras inteligencias de antemano.

Hay más. ¿Qué es la inteligencia?

Se puede definir a grandes rasgos, como la capacidad para enfrentarse a cierto tipo de problemas y poder resolverlos. Es mi particular y simple definición.

(Ojo, que menciono cierta ‘capacidad para enfrentarse’, algo que forma parte de la inteligencia, según mi punto de vista.)

¿Por qué solo “a cierto tipo de problemas”?

Porque allí está uno de las grandes dificultades para medir la inteligencia.

Antiguamente se ‘medía’ (se creía medir, en realidad) la inteligencia usando parámetros que partían desde el punto de vista de las matemáticas y de las ciencias.

¿Entonces Mozart y Beethoven no eran inteligentes?, se podía preguntar uno.

¿Y Nureyev, el gran bailarín ruso, y Alicia Alonso, la cubana tampoco?

¿Y Picasso? ¿El payaso Popov? ¿El recientemente fallecido Marcel Marceau?

¿Y Hemingway, Cervantes, Dumas, García, Vargas, Dos Passos, Proust, Goethe, Mendoza, Neruda, Fitzgerald, Tolstoi?

La lista se podría continuar a gusto.

Cuarta pregunta.

¿No eran -o no son- todos ellos inteligentes?

Veamos ahora uno de los puntos de los que parte Watson para realizar su afirmación:

“Todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia es la misma que la nuestra, mientras todas las pruebas muestran que no es realmente así”

Nuevamente, parte de un determinado concepto de inteligencia que no conocemos y que aparentemente es aplicable tanto a ‘blancos’ como a ‘negros’.

Quinta pregunta.

¿Qué es ‘blanco’? ¿Qué es ‘negro’?

Según la ciencia actual, todos los seres humanos venimos de un antepasado común y éste es africano. Sin lugar a dudas.

Por otra parte, para él, esas políticas sociales han fallado porque se ha partido que las inteligencias blancas y negras son las mismas.

Sexta pregunta.

¿Por qué no al revés?

¿Por qué no decir que esas políticas sociales han fallado porque no son inteligentes o porque se ha partido de que son inteligentes? Es decir, porque se ha partido por creer que lo que funciona en EEUU, por ejemplo, tiene que funcionar necesariamente en África.

Lo que equivaldría a decir que una familia usamericana promedio podría –en un caso supuesto- sobrevivir sin ningún problema un par de semanas en el desierto abandonada a su suerte.

¿Quién podría sostener algo así?

Algo así le ocurrió a un grupo de expedicionarios ingleses que intentaron cruzar Australia de sur a norte. Y murieron en el intento, a pesar de haber recibido ayuda desinteresada de un grupo de aborígenes para no morir de hambre ni de sed en el desierto.

Lo malo es que a uno de ellos se le ocurrió disparar -probablemente para lucirse– su arma de fuego y los aborígenes huyeron para no volver. Solo se encontraron sus esqueletos después.

La anécdota es fascinante.

Continúa mañana…

HjorgeV

Sinthern-Pulheim, 18-10-2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s