EL MUNDO AL REVÉS EN PASCUAS

SÁBADO DE GLORIA

Casi todos los años por esta época, recién cuando me acerco a la estación (de tren) de la localidad vecina de Pulheim, me entero de que estamos en plenas pascuas.

En el Sábado de Gloria, además.

Me sucede al querer comprar El País y, con él, mi oxígeno de los sábados: el suplemento Babelia.

-¿El diario español? –me pregunta casi burlándose la simpática vendedora alemana del quiosco de la estación-. ¡Nunca nos llega los sábados de pascua! ¡Todos los años es así!

-Ah…

Eso me pasa por no ser creyente, me digo, y me disculpo ante ella por mi ignorancia. De paso, hoy nevó.

huevos-pascua.jpg

Ahora sé que mañana visitaremos a mis suegros, los niños buscarán huevos de pascua en el jardín y recibirán un par de regalos, como manda la tradición en este país.

Si yo fuera creyente, claro, estaría enterado.

Por lo menos, esta vez, como consuelo me he dado cuenta de que El País no es un diario aconfesional. Tiene sus pausas religiosas.

Algo ya es algo, me digo.

ANESTESIA Y SUMISIÓN Y COMPRENSIÓN

Recién también comprendo, entonces (como en una reacción en cadena para tontos), por qué el arzobispo de Pamplona se animó justo ayer a recordarnos el carácter anestésico de toda religión.

Lo que él ha recordado como dignidad para morir que, se dice, mostró Cristo en la cruz, no es otra cosa que la anestesia sin la cual ninguna religión existiría.

Toda religión es, por definición, sumisa y comprensiva con la desgracia. No bromeo. Me atengo a lo que veo.

No puede serlo de otra forma, me digo, porque lo otro equivaldría a poder permitir la insurrección de los fieles:

¿Dónde está?

¿Acaso no ve que las cosas no funcionan y que demasiados seres verdaderamente inocentes sufren sin solución?

Ninguna religión podría permitírselo.

Porque el siguiente paso sería preguntarse si realmente tiene sentido creer en algo o alguien que a diario y por todo el planeta comete gravísimos errores.

Yo, por eso, mejor, me quedo en mi condición de no creyente y sin saber siquiera de dónde provienen los Huevos de Pascua.

ostereier.jpg

UN PAR DE RECETAS

Hoy nos ocuparemos, hermanas y hermanos míos, de un par de recetas para mantener el Mundo en Vilo.

Para empezar, tal vez no sea una coincidencia que el gran Arthur C. Clarke, uno de los padres de la Ciencia Ficción, se haya muerto hace un par de días.

¡Ah, Arthur!

¡El mundo está al revés!

No es un invento de mi hijo menor, cuidado.

¿Ha sido todo esto algo tan insoportable para alguien que buscaba y exploraba en sus textos –en sus recetas- otros mundos, otras realidades, por inverosímiles que fueran, y por eso se murió?

Llevaba 90 años en la Tierra como enviado de su remota galaxia.

arthur-c.jpg

Los últimos encargados de darle una vuelta más a este mundo borracho de giros increíbles son ahora Zar Kozy de Bruni y Flash Gordon Brown.

Pero hagamos una pequeña recapitulación para que no se nos caiga el mundo encima antes de meter todo al horno.

ES EL PARAÍSO, AUNQUE NO LO PAREZCA

Hace poco, Dick Cheney inauguró la retahíla de barbaridades que se han dicho en el curso de un par de días a propósito del Quinto Aniversario de la Invasión de Irak (gran fecha de celebración, como todos sospecharán), recalcando lo exitoso de la empresa invasora.

¿Por qué llamarán ‘guerra’ a una invasión?, me pregunto inocentemente, tan aficionado a los diccionarios como soy.

Debido a mi ignorancia y mi interés por los significados, debo estar revisando una y otra vez las mismas palabras.

Hubiera sido más, ¿cómo llamarlo?, ¿más pomposo, más elegante?, llamarlo La Persecución de Irak, ¿no?

Además, así habría sonado a película, que es lo que al público de la primera fila y al de las galerías les gusta más.

Pero fue al contrario: desde entonces se repite y machaca el término ‘guerra’.

¿Por qué?

Es simple.

El congreso usamericano no habría aprobado ningún mísero dólar a favor de una Invasión.

Guerra suena bien. Suena a heroico.

Suena a dos bandos enfrentados por la libertad, justicia y demás principios B. B. (¿No conocen los cuentos de Bli Blablá y sus 40 ladrones?)

Y les gusta a los ciudadanos usamericanos. Que son los que en el fondo financian esto con sus impuestos y que no han tenido que sufrir ningún conflicto bélico en su propio suelo desde el siglo XIX.

Por cierto, guerra también llamaron a ese ejercicio de regar con Napalm y demás bombas incendiarias a poblaciones enteras e indefensas en Vietnam en décadas pasadas.

TÚNELES EN EL AIRE Y PASCUAS DE RESURRECCIÓN

¿Cuál fue el pretexto aquella vez para ese delito de Lesa Humanidad en ese país que ahora, felizmente, cada vez se recupera más y hasta acoge ciudadanos turistas usamericanos como si nada hubiera ocurrido?

(Quisiera poder verlo alguna vez con mis propios ojos: individuos barbados, con sus túnicas y demás indumentarias árabes paseándose por Nueva York, la Casa Blanca y el Capitolio. Simples turistas.)

Los enemigos de turno de esa época, los ‘vietcong’, se escondían en túneles subterráneos y el ejército de EEUU no encontraba otra forma de combatirlos que arrasando campos y poblaciones enteras con las prohibidas bombas incendiarias.

El terrible Napalm y el llamado Agente Naranja.

¿Qué esperaban -me pregunto- que hicieran esos combatientes sin los aviones, los helicópteros, las bombas y los millones y millones de dólares con que sí contaba el enemigo del American Güey of Laif?

¿Que se escondieran en túneles aéreos?

LA NARANJA MECÁNICA TEUTONA

Y ya que estamos en el tema, recordemos, hermanas y hermanos míos, que un alemán, Richard von Weizsäcker, que después llegó a ser presidente de este país, formó parte de la directiva de la multinacional Boehringen justo en esos tiempos del Viet Cong.

Parte de los insumos necesarios para la producción del Agente Naranja los producía y vendía la C.H. Boehringen.

Cosas tiene el mundo, ya lo decía.

Por lo demás, y ya que estamos en plenas Pascuas de Resurrección, permítanme anotar que Amnistía Internacional ya denunció que solo entre los años “1998 y 2001, EEUU, Reino Unido y Francia obtuvieron, por la venta de armas a países en desarrollo, una suma superior a la que gastaron en Ayuda Oficial al Desarrollo”.

¿Denunciar, dije? Perdón.

Esa palabra deberían borrarla de todos los diccionarios.

Simplemente ya no sirve. Por más que la noticia sea vieja.

EL MUNDO AL REVÉS

Cuando creíamos que todo había sido una broma de sumo mal gusto, decía, se apareció el Cantinflas del Norte (perdón por usted, don Mario Moreno) y lanzó su chorro colorido de carnaval al que nos tiene acostumbrado:

“Los éxitos que vemos en Irak son innegables”.

 

Si no fuera porque también se le debe respeto a los muertos, diría que se trata de Ciencia Ficción pura.

Para muchos, sin embargo, en el ámbito hispanoamericano, claro, lo peor fue la voz de ese tipejo que no para de mostrar su contento por haberse vuelto millonario luego de pasar por el sillón presidencial de su país, el señor Nomen Est Omen:

“La situación en Irak es menos difícil que en tiempos de Sadam Husein. No es una situación idílica pero sí es una situación muy positiva”.

 

 

 

Es la canción de moda -probable participante en el próximo Eurovisión- del Coro de la Tropa de Asalto Dame tu petróleo, nena, ahora. Si le gana al Chikilinosécuántos, se entiende.

 

 

 

Así están las cosas.

 

 

 

¿QUÉ HABRÁ SIDO DE LA VIDA DE ESE OTRO REAL TENOR?

 

 

 

 

Existe una grabación, por si acaso. Que nadie venga a llamarme inventor a mí.

 

 

(Detestaría eso de inventar en este asunto, porque no podría competir con ellos.)

Bueno, ya el 13 de febrero del 2003, Aznar había dicho su Verdad:

“El régimen iraquí tiene armas de destrucción masiva. Pueden estar seguros todos”.

La pueden escuchar aquí.

¿Cómo es que no ganó el Festival de Eurovisión de ese año?, me digo.

Es el famoso “¡Te lo digo yo!”

Curioso, eso sí, que tantos españoles coronarios (súbditos fanáticos de la corona española) no se hayan acordado para nada de esa famosa frase de su majestuoso jefe de estado, que dice así, música, maestro:

¡¿Por qué no te callas?!

Debe ser la envidia, puede increparme alguno, pero pienso que justamente en este caso debería haber intervenido y dicho algo el llamado rey.

Aunque sea para justificar su sueldo estatal de ocho millones de euros al año.

¡Chúpate esa!

LÁTIGO Y MIEL Y LÁTIGO Y MIEL

Luego, anteayer nomás, Zar Kosy de Bruni anunciaba desear reducir el arsenal nuclear francés.

Era para aplaudirlo, después de haber estado vendiendo esa misma tecnología en África. Allí donde solo se debería permitir vender pan y educación.

Dos o tres días después, empero, es posible saber hacia adónde apuntaban sus verdaderas intenciones al hacer ese anuncio.

Hoy se puede leer la declaración hecha con su colega británico Brown: ambos piensan desarrollar una nueva generación de centrales nucleares.

Estos políticos lo han aprendido muy bien, me digo.

En alemán se llama Látigo y Miel.

Es un método, como otros más, pero muy preferido en las parejas, el trabajo y en la escuela.

Primero sacas el látigo y luego pones la miel como escudo. Y así sucesivamente.

Puedes hacerlo al revés, también. Debe ser cuestión de caracteres.

También hay otros métodos políticos más depurados.

Anuncias, por ejemplo, que das (a los que se manifiestan en las calles contra tu poder) un ultimátum para entregarse y niegas que haya una cifra determinada de muertos. Así mantienes al mundo en vilo un par de días.

Luego, aceptas públicamente que puede haber muertos y anuncias que los primeros voluntarios ya han empezado a entregarse, mostrando el arrepentimiento en sus palabras.

LOS MEDIOS Y LA SATURACIÓN

Como sabes que permaneces en los titulares de los diarios y que la opinión pública mundial todavía está en estado de choque emocional, empiezas a jugar con las cifras.

Reconoces, vamos a decir, 18 muertos. Y días después, reconoces uno más.

La opinión mundial empieza a relajarse. Puedes respirar tranquilo.

¿Qué es un muerto más en comparación con Irak?, te dices.

Ahora solo te falta soportar un poquito más la presión y en unos días más, como por arte de magia y por eso que se llama saturación mediática, ruegas que no vuelvas a ser tema de ningún diario en por lo menos meses.

Con suerte, los que te faltan para el inicio de los Juegos Olímpicos.

Sospecho que China se ha equivocado en sus cálculos.

¿No contaban los dirigentes chinos con tantos frentes de ‘lucha’ –la contaminación ambiental durante los Juegos, denuncias por violación de los derechos humanos y el conflicto de Tíbet- y esperaban que Occidente se mostrara discreto y paciente a la usanza oriental?

JUEGOS DE PASCUA: COMPLETAR LA FIGURA

Otro juego interesante, es ese de Completar una Noticia.

Si se cuela a la prensa, vamos a decir, que el pasaporte de Obama fue objeto de una revisión ilegal, te apuras y metes en el paquete a todos los demás candidatos a la presidencia como él.

Ya está. Has repuesto la simetría necesaria.

Una noticia siguió inmediatamente a la otra, como para que no se notara.

La verdad, no tienes que esforzarte mucho.

La gente se cree de todo en esta Ciencia Ficción en la que se ha convertido el Mundo.

ZAPATOS DE PAYASO

Vamos a terminar en este Sábado de Gloria, hermanas y hermanos míos, reconociendo que los políticos de hoy parecen estar aprendiendo cada vez más de Berlusconi y del propio Cantinflas del Norte.

Es algo que no sé si deberíamos saludar o no.

De figuras patéticas y sombrías como Miterrand, Kohl y Thatcher, hemos pasado a una lista de personajes que bien podría decirse de ellos que han sido reclutados por un circo.

(Excepciones hay.)

Hasta un político con cara y aspecto de domador tenemos, que ahora ha dejado a su aprendiz al frente de la función de uno de los espectáculos que más admiré en mi niñez:

El Circo de Moscú.

Temporalmente, se entiende.

¿Tal vez por todo esto estarán de moda, me pregunto, esos zapatos exageradamente puntiagudos e increíblemente largos que se usan ahora con tanta seriedad?

La moda no incomoda, es cierto.

Pero ya varios de mis amigos que yo consideraba como serios, me han sorprendido usando esos zapatos tan de moda en la Edad Media.

Uno de ellos tiene, y dirige incluso, una empresa que da trabajo a medio centenar de empleados.

Lo digo, para que nadie vaya a pensar que escojo a mis amigos solo debajo de los puentes.

No sé.

Igual, Arthur, permítame que te lo diga, no tendrías que haberte ido. Vuelve a pensártelo, por favor.

Te lo digo yo.

HjV 22-03-2008

arthur.jpg
Anuncios

Un comentario sobre “EL MUNDO AL REVÉS EN PASCUAS

  1. ¡Látigo y miel!. ¿Cruel?.
    -Sí, no,,, ¡Sólo, aterido, ansioso y fiel!,

    Como gritó aquel
    Desde el mástil,
    En la cofa del bajel
    Asido de un obenque,
    La otra mano a modo de visera,
    Hirsuto en su palenque :

    -¡Tierra!

    Y orgulloso, aunque sin fuel,
    -¡Qué más quisiera!-
    Creyó ser el primero él…
    Aunque no lo fuera….

    ¡Sólo, aterido, ansioso y fiel!…

    ——————

    -Nada nuevo bajo el sol.
    -Buena pascua, noche, suerte y salud.ArgsSs. Laico ibérico, asiduo lector de tus escritos.

    P.D.:
    http://meganoni.net/informaciones/novedades/huevopascua.htm
    P.D. bis: Buen resumen semanal, díría yo, de las noticias de este mundo redondo achatado por los polos cual huevo pascual.

    Rpta.: Es un problema que tengo: no puedo tragarme las noticias sin saliva. Interesante lo del huevo de pascua. Dejé una foto para mostrar cómo se hacen en Alemania. Por lo demás, en este barco a la deriva, sino fuera por la música de ciertos marineros, ya me habría lanzado a la mar ¡a vender sombreros! No, no hay tierra a la vista. Que llegues bien al lunes. Saludos marineros desde tierra firme germana. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s