ALEMANES ATREVIDOS

UNO PASTOREA, EL OTRO BOMBARDEA

Más o menos así encabezaba Der Spiegel, el semanario considerado como el más serio e importante de este país, su portada digital de ayer.

Me parece increíble.

¿Un alemán de Papa, visitando el país que bombardeó sin piedad a Alemania en la última Guerra Mundial y siendo recibido con aplausos por alguien a quien muchos quisieran juzgar por genocidio?

¡Y celebrando su cumpleaños, además, en suelos de EEUU!

Textualmente traducido, éste era el encabezamiento del semanario:

“Pastor se reúne con cowboy”

Este título, impensable por irrespetuoso apenas años atrás –en pleno inicio de la Invasión de Irak, por ejemplo- para un medio como el Spiegel, iba acompañado de material más duro aún:

“Uno reza, el otro bombardea. Sin embargo, se quieren.”

Sin embargo, se quieren. Tomen nota.

Entre las cosas que admiro de este país está el claro esfuerzo diario de sus habitantes por la objetividad más o menos a todo nivel y en todo campo.

Al alemán le gustan las cosas claras. Y si alguien bombardea, pues, bombardea.

Por otra parte, Alemania le debe mucho a EEUU, se dice, ¿tiene por eso que cerrar los ojos ante lo claro, patente y desastroso de la política internacional de Bush y sus neocons?

¡Alemanes atrevidos!, me digo y me alegro por el descaro que muestran en momentos históricos como éstos en los que mucho parece estar patas arriba en este mundo y Occidente, en general, sabe callar. Y mirar sumisamente para otro lado.

¿Cómo es posible que, a pesar de la crítica papal a su Invasión de Irak y de la postura contraria a la pena de muerte, Bush reciba a Benedicto como a un héroe y personalmente con aplausos al bajar por las escalinatas del avión?

Simplemente porque ambos tienen mucho que ganar.

Tanto los neocons como los teocons.

Otros lo explican por su alto respeto a la religión.

Podría ser.

Respeto a la religión, empero, significaría respeto a los principios de esa religión (cristiana) y, por lo tanto, respeto a sus mandamientos.

Recordémoslos, lo ruego, aunque pueda parecerles un chiste mío:

  1. Amarás a Dios por sobre todas las cosas.
  2. No tomarás el Nombre de Dios en vano.
  3. Santificarás las fiestas.
  4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
  5. No matarás.
  6. No cometerás actos impuros.
  7. No robarás.
  8. No darás falso testimonio ni mentirás.
  9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
  10. No codiciarás los bienes ajenos.

No sé cómo andará Bush en el cumplimiento de los 4 primeros, pero, sólo refiriéndome al caso petrolero de Irak (pronto, tal vez, el segundo productor mundial de petróleo por detrás de Arabia Saudita), creo constatar de un solo vuelo que no cumple con por lo menos 5 de los 6 restantes.

Y esto, suponiendo que no es cierto que robó votos para asegurarse su reelección frente a Al Gore.

(Recordemos que las elecciones del 2000 las ganó por un margen de nada más ni nada menos que apenas 537, a pesar de haberse denunciado, por ejemplo, que miles de nombres de ciudadanos afroamericanos habían sido injusta e ilegalmente borrados de las listas electorales, impidiéndoseles, así, sufragar. Y todo esto, en un estado gobernado por el hermano de Bush, Jeb.)

¿Alguna otra duda?

Lo que une a Bush y Benedicto es más que la B del nombre. Y es poco, efectivamente, lo que los separa.

Al cumplir 40 años Bush renunció al alcohol y se redefinió como reconvertido o renacido cristiano (reborn christian).

Afirma rezar y leer la biblia regularmente.

¿Qué mejor propaganda podría tener, entonces, que el mismísimo patriarca de la mayor iglesia del mundo a su lado, avalando así a su persona y, de paso, sus actos; sus bombardeos, como dice el Spiegel?

¡Es como obtener el perdón o la aquiescencia ‘personalmente’ de dios!

Por su parte, olvidando sus conocidas meteduras de pata, el Papa alemán reniega de la cada vez más atea Europa y añora y anhela sociedades como la usamericana, con su alto potencial ovejuno.

(La última metedura: recriminar a sus obispos usamericanos por la “pésima gestión de los escándalos de pederastia”, pero no por sus actos pederastas en sí.)

Pastor a tus ovejas.

Un potencial ovejuno vuelto a demostrar hace algunos días con la detención de uno más de los cientos de estafadores, abusadores y violadores que deben existir en ese país tan fecundo en carne de cañón para todo tipo de profetas y falsos profetas.

Personajes que saben muy bien manejar los hilos efectivos de la religión mezclados con los del fanatismo puro a favor de sus más oscuros intereses.

Son los profetas modernos: simples parásitos, de los muchos que debe soportar la religión, junto a los pederastas.

ALEGRÍA CONTAGIANTE

B. y B., por su parte, ambos patriarcas de sus respectivos rebaños, sabrán sacar el máximo partido de este encuentro.

Ya lo están haciendo.

El revuelo y el eco mediático es una prueba de ello, acicateado todo recíprocamente por la respuesta de la gente de a pie.

Puedo dar testimonio personal de lo contagiante que puede ser eso.

Lo viví aquí en Colonia cuando el Papa llegó a visitar esta ciudad en el 2005, un año antes de la celebración del Mundial de la FIFA.

En el XX Día Mundial de la Juventud (católica) de ese año, Benedicto XVI pudo mostrar y demostrar sus grandes dotes mesiánicas frente a las delegaciones llegadas de casi todos los rincones del mundo (pudiente, se entiende), a las que volvió ‘literalmente’ locas.

¿Cómo consiguió entusiasmarlas de modo tan frenético, a pesar de la diferencia de edades, de estilos y de ser el único Papa que esos jovencitos habían conocido en su vida?

Por estas calles colonesas se podía ver grupos de jóvenes de diversos países paseándose con ese espíritu dinámico, esperanzador, positivo y extremadamente contagiante que tanta falta le hace a este planeta.

(En la fotografía de arriba, frente a la Catedral de Colonia.)

A mí mismo, ateo recalcitrante y renacido hereje, me llegó a contagiar ese espíritu.

Son esas cosas que -bien sabía Hitler- nos gusta, al parecer, a los seres humanos: los certámenes masivos, la fascinación por las grandes congregaciones de personas, las banderitas y la excitación en el ambiente.

Tanto fue así, que las iglesias volvieron a ser visitadas después de la visita del Papa compatriota.

Pero eso pasó pronto.

El lema de “Queremos ver a Cristo” no llegó a su destinatario, por lo visto.

Hoy, nuevamente, muchas de ellas se alquilan para congresos y hasta para ser utilizadas como discotecas.

(En mayo una conocida mía celebrará su cumpleaños en los salones de una, precisamente.)

Lo que no sabía la mayoría de los espectadores callejeros que como yo, en medio del mar de banderas multicolores, nos quedábamos embelesados con el paso de las muchedumbres con una sonrisa en la boca, es que bastaba permanecer en los respectivos puestos de observación.

Porque apenas doce meses después, se vio otra vez a las masas invadiendo las calles de Colonia y de Alemania con más alegría y mucho más color que los grupos cristianos.

Se trataba de otra religión, sí; se podría afirmar.

Me atrevo a decir que de una religión tal vez menos negativa de lo que se cree y con mucho más potencial que la otra, convencida de la existencia de un dios, que de existir verdaderamente, habría que acusarlo de inhumano, ciego, olvidadizo, racista y sordo.

Las masas multicolores se aprestaban, simple y alegremente, a presenciar el Mundial de Fútbol en este país.

HjorgeV 17-04-2008

Fuentes y enlaces interesantes:

http://www.elcomercio.com.pe/ediciononline/html/2008-04-16/el-papa-benedicto-xvi-celebra-hoy-su-cumpleanos-81-visita-estados-unidos.html

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Papa/recrimina/obispos/pesima/gestion/escandalos/pederastia/elpepuint/20080417elpepuint_1/Tes#EnlaceComentarios

http://docuselrond.blogspot.com/2007/11/sin-sin-precedente-cmo-george-bush-rob.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s