GARY LINEKER NOS HABÍA MENTIDO

En alemán el verbo stürmen tiene varios significados: ‘asaltar’, ‘precipitar’, ‘hacer mal tiempo’ o ‘batir’ (el viento), entre otros.

Proviene del sustantivo Sturm que significa ‘vendaval’, ‘tempestad’ o, simplemente, también ‘tormenta’.

En el fútbol alemán, los delanteros reciben el nombre de Stürmer. (Los sustantivos se escriben con mayúscula inicial en el idioma de Heinrich Böll.)

Cuando los alemanes atacan, por eso, piensan en asaltar, en precipitarse, y hacer batir el viento en dirección del arco rival.

Atormentarlo, más o menos literalmente.

El tipo de juego más apreciado en este país es el juego rápido por las alas que debe concluir con centros forzadísimos y esforzadísimos –casi épicos- que a su vez, los Asaltantes, Precipitadores y Tormentosos o Atormentadores, deben terminar clavando, de ser posible, con disparos fortísimos en el arco contrario.

Ese es el fútbol que entusiasma a las multitudes en este país.

Lo que en el ámbito hispanoamericano se denomina centrar (lanzar la pelota desde los costados hacia el lugar comprendido entre el punto de penal y el arco contrario, u otro más adecuado o conveniente: hacia el centro) en alemán se llama flanken.

Es decir, lanzar el balón desde los flancos, desde los costados.

Mientras en castellano se enfatiza la necesidad de que el balón llegue al Centro, al punto más importante en cuestión (su destino real); en alemán se remarca su origen: los flancos o partes laterales del campo.

Antes del partido se me había ocurrido que una posibilidad de apagar el juego español era colocando un marcador personal a Senna.

Quien ha seguido las incidencias de esta Eurocopa y en especial los partidos de España, habrá podido constatar que la mayoría de las jugadas del equipo español pasaban por ese policía de tránsito nacido brasileño, con apellido que parece italiano y nacionalizado español.

Parecía un Puesto de Aduana su función.

Antes de que el balón llegara a Iniesta, Xavi, Cesc o Capdevila, por ejemplo, tenía que pasar por la Aduana o Puesto de Control Senna para los trámites previos.

Por eso se me ocurrió que, marcándolo y hostigándolo, Alemania podía conseguir obstruir el tipo de juego español, el famoso tiqui-taca.

En cambio, lo que hizo Alemania fue adelantar sus líneas consiguiendo lo mismo: ‘ahogar’ la salida del rival.

Así, el partido se convirtió en una especie de inundación en la que los jugadores parecían correr con el agua hasta los tobillos y teniendo que sortear, además, islotes imaginarios colocados como minas (de las macabramente llamadas unipersonales) sobre toda la región del campo comprendida entre las dos áreas.

La solución táctica alemana, como solución inicial, era de las mejores entre las posibles.

Una especie de catenaccio sin morder demasiado ni desgastándose en un pressing madrugador.

Ahogado (inundado) el mediocampo español, difícilmente podría llegarle la pelota a Torres, el único delantero oficial.

Ese era el cálculo de Joachim Jogi Löw y sus huestes.

Y le funcionó al principio.

Lo malo es que se necesita de un equipo muy disciplinado y acostumbrado a jugar así, para mantener a lo largo de todo un partido –y bajo todo tipo de circunstancias y vicisitudes- un planteamiento tal.

El gol lo vieron todos y nació de un pase aparentemente bobo.

Bobo por sencillo, simple. No necesariamente fácil, pero conocido, nada del otro mundo.

Es lo que debieron pensar los defensas alemanes.

Cuando Torres desbordó a Lahm, que se quedó como paralizado en pleno movimiento pensando que tenía todo controlado, y se vio que Lehmann cometía otro de sus errores garrafales no cubriendo correctamente todos los ángulos en una situación más o menos estándar para un portero, ya era demasiado tarde.

(Lahm significa ‘cojo’, ‘tullido’. El verbo derivado, lähmen, significa ‘paralizar’.)

El resto fue Administración de la ventaja.

Con el gol a favor, España se dedicó a administrar la posesión del balón y a soportar el vendaval. El Sturm.

Que apenas llegó.

Al final del partido los españoles se atrincheraron en su campo y a los alemanes les ocurrió algo con lo que seguramente no contaban: se agarrotaron.

Se habían imaginado una contienda con varios goles o ninguno, una batalla épica de sudor y fuerza, lucha y temperamento, que tal vez recién se iría a dirimir en la tanda de penales.

Se habían imaginado participando en una tormenta y asaltando con vendavales el arco de Casillas.

En cambio, se encontraron con unos jóvenes jugadores confiados en sí mismos y sin muchas prisas. Serios y aparentemente relajados.

Además, con la ventaja de un gol.

(Hasta Senna casi llega a hacer uno, reinterpretando sus nuevas funciones en la inundación.)

Ellos tenían la única cantimplora de agua en pleno desierto y no la soltaron.

Y la gran Alemania se derrumbó sobre su lugar, sobre sus piernas.

Murió de sed al lado de la fuente.

Lukas Podolsky tuvo en su pie izquierdo la gran oportunidad de alterar el destino. Pero titubeó, seguramente esperando el momento exacto para amagar y concluir.

Pero éste pasó de largo, como se pasan todos los momentos, sean o no trascendentes, en la vida (por lo tanto, también en el fútbol).

Tal vez Klose tuvo la otra gran oportunidad en sus pies, por un lado –el izquierdo- que no es el suyo.

Pero la diosa Fortuna volvió a pasar simplemente de largo por su lado.

Me imagino que hay quien ha visto pasar a esa diosa esta vez, sacándole la lengua a los alemanes.

A pesar de tener cuatro hijos con pasaporte alemán, respiro. Más tranquilo, respiro. Porque me gusta el balompié antes que el fútbol.

Y constato, pues, que Gary Lineker nos había mentido.

Por suerte.

HjorgeV 30-06-2008

Nota: Frase de Gary Lineker del 4 de julio de 1990 en el Mundial de Italia, al salir eliminada Inglaterra en la semifinal tras la tanda de penales:

“Football is a simple game; 22 men chase a ball for 90 minutes, and at the end the Germans always win.”

(“El fútbol es un juego sencillo; 22 jugadores persiguen una pelota durante 90 minutos y al final siempre ganan los alemanes.”)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s