JANIS JOPLIN: ALMA NEGRA EN CUERPO BLANCO

Leer la biografía de Janis Joplin es enfrentarse a una historia de desencuentros y abismos emocionales.

Una historia arropada por el valor de una mujer para enfrentarse a su mundo, empuñando sus propios intereses e inclinaciones.

Y salpicado, el conjunto, con una inmensa necesidad de cariño, atención y reconocimiento emocional; al parecer, nunca satisfechos.

De las paradojas del mundo artístico y de la fama, Joplin llegó a decir una vez:

“Hago el amor con veinticinco mil personas sobre el escenario y luego me voy sola a casa”.

Tal vez fue esa irreprimible necesidad de reconocimiento y atención la que la impulsó a exigirle un par de monedas a la Southern Comfort como pago de regalías por aparecer en muchas fotografías con una de sus compañías favoritas y más fieles para ella: el alcohol.

(En este caso, el licor de esa marca.)

Janis Lyn Joplin (Texas, 1943-Los Ángeles, 1970) llevaba un alma negra en su cuerpo anglosajón.

Un alma atormentada que en la música llegó a encontrar cierto alivio existencial y un torrente de expresión.

En su búsqueda expresiva creó un particularísimo estilo por el que se la llegó a llamar la Reina del Bluesrock. O, también: La Dama Blanca del Blues.

Sus desgarrados desfogues vocales siguen siendo capaces de tomar por sorpresa a cualquier oyente con un par de fibras profundas.

Sus repentinos arrebatos vocales son muestra artística de su desesperación por hacer de su voz, la expresión desgarrada de su universo atormentado.

Se subía a lo alto para lanzar desde allí sus líneas vocales, como quien destroza objetos (materiales) contra el suelo.

Para luego arrodillarse sobre esos restos, y cantarles susurrando en la forma como se arrulla a una criatura necesitada de inmenso cariño y cuidado.

Fue de las primeras en llevar un tatuaje visible en una época en la que esos adornos dérmicos perennes sólo servían para reconocer a ex presidiarios y marineros.

Algo que ahora puede sonar a pinturas rupestres o arqueología.

Su padre -Seth- era un empleado de la petrolera Texaco. Su madre -Dorothy- había llamado la atención cantando en la escuela.

Querían que su hija fuera maestra escolar.

Tenía dos hermanos -Michael y Laura-, pero sufría de soledad y desatención.

La adolescencia la agarró mal parada.

¿Le dirían fea, gorda, mal vestida, acomplejada?

Una vez se pintó el pelo de color naranja; después empezaría a cantar y descubriría la música como su mejor escudo de defensa.

Descubrió también otra gran paradoja del arte.

En los escenarios puedes quejarte y mostrar tus penas sin pudor, y pueden llegar a aplaudirte por ello.

Conocida como antirracista y ya tempranamente enamorada de la música negra que había conocido en los bares de Louisiana, a los 17 años se fue de casa para cumplir su sueño y su férreo deseo de convertirse en cantante.

A sus padres no les debió gustar mucho.

Nunca se lo perdonarían.

Era una rebelde nata que vivió una época pródiga y famosa tanto por sus posibilidades de expresión como por las de evasión y escondite para gente como ella: la gran Era Hippie.

Joplin sucumbió a las subidas y bajadas de su montaña rusa particular que alimentaba energéticamente con drogas como el alcohol, la heroína, las anfetaminas y la cocaína.

Además de otros combustibles especialmente inflamables.

Como la fama temprana, el rechazo de sus padres, su gran necesidad de cariño y atención, y su incapacidad para fijar lazos emocionales estables.

Su cuerpo no pudo soportar los rigores que un lema de la gran época hippie que vivió, propagaba, y que se podía traducir como:

Vive deprisa, ama impetuosamente y muere joven”.

Cuando Janis quiso volver a su pueblo -Port Arthur- como la estrella del rock y la artista triunfante que ya era, sus padres abandonaron el lugar y se dice que su madre llegó a decir que se arrepentía de haberla procreado.

Le impidieron cumplir su papel de hija pródiga.

Hizo varios intentos por apartarse del mundo usurero de las drogas.

Ese mundo en el que la moneda con la que pagas se hace cada vez más grande (los daños a tu salud), mientras que el placer adquirido va menguando. Y escabulléndosete, además.

(Se dice que en su peor momento, varios años atrás, había llegado a pesar sólo 35 kilos. Una misteriosa promesa de matrimonio que no se llegaría a concretar, y la continuación de sus estudios en la Universidad de Texas, debieron ayudarla a levantarse y volver a su arte.)

En enero de 1970, el año de su muerte, hizo uno de sus últimos intentos por apartarse de las drogas.

Ingenuamente, viajó al carnaval de Río de Janeiro en busca de cierta paz espiritual y corporal.

La mujer que decía “aspirar a ser algo más que la reina de los hippies”, murió en su ley.

En su testamento –escrito el primero de octubre de 1970- dejó especificada una suma a ser utilizada en una fiesta salvaje en su honor.

Apenas tres días después, el 4 de octubre, su cuerpo era encontrado en una habitación del hotel Landmark de Los Ángeles.

Después de realizar una sesión particularmente exitosa de grabación, se había ido a beber unas copas como era habitual.

No volvería a beber nunca más.

Pearl ya llevaba 18 horas muerta cuando la encontraron.

Estaba terminando de grabar su último álbum, que apareció seis semanas después incluyendo una versión a capella de la canción Mercedes Benz –la última que había grabado- y una versión de Buried Alive in the Blues que no había llegado a grabar.

Pearl -también el título de su disco póstumo- se mantuvo durante más de catorce semanas en la cumbre de las listas de ventas.

Las jeringuillas que había utilizado desaparecieron misteriosamente de la habitación del hotel.

La causa oficial de su deceso fue una sobredosis de heroína inusualmente pura.

Tal como lo había querido, 200 personas celebraron una borrachera en su honor con los 1500 dólares que había dejado para tal efecto antes de morir.

HjorgeV 09-08-2008

JANIS JOPLIN: SUMMERTIME (ESTOCOLMO, 1969)

JANIS JOPLIN: LITTLE GIRL BLUES (1969)

JANIS JOPLIN: MAYBE

http://de.youtube.com/watch?v=fs176uDhVJA&feature=related

Fuentes y fotografía: Wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s