20 LIBROS EN LA MALETA

Hay pocas cosas que me entusiasmen más que regresar de un viaje y desempacar los libros adquiridos en el periplo.

De niño, llegué alguna vez a maldecir la engorrosa precisión de relojería con la que mi padre me regalaba sólo libros para mis cumpleaños.

No era, obviamente, por los libros.

Era por la envidia que podía llegar a sentir de los otros regalos que sí recibían mis amigos.

Los amigos crecieron, los juguetes pasaron al olvido. Yo también crecí; pero esos regalos, los míos, su embrujo y su magia, no han desaparecido.

Al contrario, fructificaron en más de una manera.

De mi reciente visita a España, he tenido la suerte de poder traerme dos decenas exactas de libros.

Como vivo en Alemania, oportunidades como esta son algo que aprecio tanto como los viajes –demasiado esporádicos- a mi país.

Para alguien que vive tal vez el peor de los exilios (el voluntario, porque no hay a quién echarle la culpa, salvo a uno mismo), un libro en mi lengua materna y ‘original’ es como un viaje a mi patria, a mi lugar de origen.

El lenguaje, se convierte, así, en una patria vicaria para gente como el que esto escribe.

Si bien es cierto que ya estoy acostumbrado a leer en alemán (hay lo que hay), y a pesar de que me parece un pasatiempo maravilloso releer buenos libros (sobre todo cuando no hay más alternativas), me sucede de vez en cuando que empiezo a sentir una urgente necesidad de leer en castellano.

Un viaje como éste, me da, entonces, la oportunidad de poder pasarme horas de horas revisando y hojeando libros en alguna librería, cuya adquisición después puedo decidir con calma y hasta con plan, de acuerdo a mi limitado presupuesto.

No es lo mismo, pues, encargar un libro por la Red, por ejemplo, y después descubrir a las pocas páginas que no era lo que queríamos. O que simplemente no ha llegado a interesarnos lo suficiente como para terminarlo de leer.

Muchas veces, ni siquiera la edición nos gusta.

Como soy alguien que simplemente se sale del cine si no le gusta una película (estoy en el país equivocado: aquí los alemanes se comen un plato entero por cuestiones de principio, es decir, porque lo han pagado, aunque no les guste en absoluto), la misma tónica he seguido en otros aspectos de mi vida; como en la lectura, por ejemplo.

Quede mencionado que se trataba de traer la mayor cantidad de libros posibles. Mi lista de libros y autores indispensables y urgentes debe tener -por ahora, espero- mucha paciencia.

Los siguientes 20 libros –sus títulos están listados al azar- son en su mayoría novelas y, también en su mayoría, de autores que ya conozco bien y aprecio como tales (no necesariamente como personas).

En este grupo están -siguiendo el mismo orden arbitrario- Auster, Connelly, Bukowski, Vargas, Deaver, Baldacci y Grisham.

En un siguiente grupo ubico a aquellos autores que, conociéndolos, sólo he leído textos suyos sólo parcialmente o he olvidado por completo lo leído.

En este grupo caen Chejóv, Vila-Matas, Skármeta, Wilde, Bolaño y Conrad.

En un último grupo, finalmente, están aquellos autores que desconocía por completo, como es el caso del argentino Aira, del inglés Banville, de la usamericana –radicada en Italia- Leon y del catalán –nacido en París- Pàmies.

Aprovecharé la libertad que me brinda esta bitácora para ir hablando –escribiendo- un poco sobre esta veintena de libros conforme los vaya leyendo.

Por ahí, puede interesarle a alguien algo así.

HjorgeV 13-08-2008

1) CORMAC McCARTHY: No es país para viejos

2) CÉSAR AIRA: Cumpleaños

3) ANTÓN CHEJÓV: La señora del perrito (cuentos)

4) PAUL AUSTER: Experimentos con la verdad

5) MICHAEL CONNELLY: El inocente

6) MICHAEL CONNELLY: Último recurso

7) ENRIQUE VILA-MATAS: El mal de Montano

8) CHARLES BUKOWSKI: Factotum

9) JOHN BANVILLE: El mar

10) ANTONIO SKÁRMETA: Desnudo en el tejado (cuentos)

11) MARIO VARGAS: Los jefes – Los cachorros

12) DONNA LEON: Veneno de cristal

13) OSCAR WILDE: El fantasma de Canterville (cuentos)

14) JEFFERY DEAVER: El bailarín de la muerte

15) SERGI PÀMIES: Si te comes un limón sin hacer muecas (cuentos)

16) ROBERTO BOLAÑO: El gaucho insufrible (cuentos y conferencias)

17) ROBERTO BOLAÑO: Putas asesinas

18) JOSEPH CONRAD: El corazón de las tinieblas

19) DAVID BALDACCI: Los coleccionistas

20) JOHN GRISHAM: El proyecto Williamson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s