¿MARADONA PARA PRESIDENTE?

Si un payaso ha llegado a ser uno de los presidentes que la historia no olvidará, podría decir alguno, ¿por qué no podría serlo también Maradona?

Por lo menos es un tipo que nunca escondió lo de haber sido consumidor de la Blanca Nieves. (“A ver si me entienden”, diría un amigo español, para usar su frase favorita.)

Además, a todos los periodistas que ventilaron su caso, no les pasó nada.

Al periodista usamericano James Hatfield, en cambio, no le fue tan bien.

AVANCE DE LA PELÍCULA «MARADONA» DE EMIR KUSTURICA (2008)

Fue encontrado muerto en un hotel en circunstancias más que sospechosas.

Hatfield había afirmado en su libro El Nerón del Siglo XXI (publicado el 2001: Fortunate son en el original, ‘hijo afortunado’), que W había sido consumidor de la misma potente droga y que manos invisibles se habían ocupado de hacer desaparecer los expedientes judiciales correspondientes.

¿Que qué hago yo mezclando a Bush con El Nene?

Este último ya manifestó alguna vez su deseo de tenerlo como rival, pero de portero, arquero, guardameta, guardavalla, guardapalos o golero. Ya saben para qué.

“Yo me equivoqué y pagué. Pero la pelota no se mancha”, dijo también alguna vez Diego Armando Maradona (Villa Fiorito, 30 de octubre de 1960), quien justo hoy está de cumpleaños.

Ahora, bien.

¿El Pelusa para presidente?

Tranquilos.

Por ahora le han confiado el comando de la selección de fútbol de su país. La Mano de Dios tiene que estar en su salsa, me digo.

Arriesgadísima decisión, por lo demás. Seguramente más populista que nada.

Con todo lo de demagógico, facilón y desesperado que siempre tiene todo populismo. (El populismo en política se rige por el siguiente algoritmo: Vota por mi y yo te garantizo mis promesas.)

Maradona ya ha estado de entrenador y sus resultados han sido francamente malos.

En los 12 partidos que estuvo a cargo del Deportivo Mandiyú de Corrientes, consiguió 1 triunfo, 6 empates y 5 derrotas. En su siguiente estación, cuatro meses en el Racing de Avellaneda -también haciendo la dupla con Carlos Fren-, consiguió 2 triunfos, 6 empates y 3 derrotas.

Es decir, tiene un currículum vítae como entrenador -sobre un total de 23- de sólo 3 partidos ganados, 12 empatados y 8 perdidos.

Sin embargo, el Pelusa es un semidiós.

Y, como tal, capaz de conseguir milagros, por lo menos terrestres.

¡Ya resucitó un par de veces, por ejemplo!

Hasta Manu Chao le ha dedicado una canción:

“Si yo fuera Maradona nunca me equivocaría. / (…) pa’ gritarles a la FIFA que ellos son el Gran Ladrón. / (…) porque el mundo es una bola que se vive a flor de piel”


Me puedo imaginar que si las cosas empiezan a salir bien, su sola presencia podría generar aún más sinergias de las que tan necesitada está la selección argentina en estas más que duras eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica.

Si las cosas empiezan a ir mal, no creo ver mayor problema.

¿Se ha aferrado Diego Armando a algún cargo burocrático alguna vez?

¡Ni a este principal de la vida!

El siguiente es un extracto de un artículo de El País:

“Hasta ayer, Maradona se dedicaba al showball, una modalidad de futbito muy popular en Suramerica”.

Me ha llamado la atención por lo que considero tres imprecisiones:

1. Según Google, la grafía que se prefiere es showbol.

2. El articulista le ha robado la tilde (el acento escrito) a la versión de nuestro subcontinente que prefieren los medios españoles: Suramérica. Nosotros usamos Sudamérica, de allí el lindo despectivo sudaca, que a mí, personalmente, me gusta y lo suelo utilizar con desparpajo cuando me presentan a algún español.

(Por otro lado, no espero que el articulista sepa que México no está en Sudamérica, sino en Norteamérica. Se enterará cuando aparezca el Amero sustituyendo al dólar y la Unión Norteamericana sea realidad.)

3. El showbol es una variedad relativamente reciente del balompié y, por lo mismo, todavía no muy popular en Sudamérica. Personalmente, no la conocía.

(En mi país –Perú- se juega, además de fútbol, el fulbito.)

Como gran aficionado al balompié -sin adhesión a ningún equipo, sino al buen juego-, esta designación de Maradona como técnico de su selección, es una sorpresa agradable.

Por más que tenga razón Jorge Valdano.

Quien ya había manifestado su desazón al empezar a incubarse este nombramiento:

“Diego no ha tenido experiencia como entrenador salvo algo esporádico y no es fácil ser entrenador de la selección. Me parece arriesgado (…) es muy difícil aterrizar en la selección sin haber hecho una experiencia previa en equipos”.

Lo que dice Valdano es cierto.

Pero a Basile, pese a toda su experiencia, no le iba bien.

Sobre la golpeada pelota llamada Tierra se irá pronto (gracias a dios, o sea, a Maradona) el Payaso Destructor.

En el circo mediático que es el fútbol hoy en día, en cambio, pasa el Gran Malabarista al puesto de Director.

Los espectadores nos sobamos las manos.

Tranquilos, los demás.

Solo las porterías pueden estar en peligro.

….

.HjorgeV 29-10-2008

MARADONA – MANU CHAO -KUSTURICA

MARADONA Y PELÉ CABECEANDO JUNTOS

One thought on “¿MARADONA PARA PRESIDENTE?

  1. Hola Cuaderno.
    Comienzo este comentario sobre la base del respeto absoluto a la total libertad del ser humano.
    Dicho lo anterior a Diego lo vi por primera vez en el Mundial de Mexico 86. Fue ese el primer Mundial que vi y como los que despues se celebraron mi equipo favorito era, y siggue siendo, Brasil pero esto no viene al caso. El asunto es que vi a Diego Maradona jugar aquel Mundial. Recuerdo el ambiente que se vivia antes de un partido de Argentina ¿Juega Maradona? ¿Quien lo marca?. Recuerdo a los Belgas en su partido frente a los argentinos, recuerso su nerviosismos cuando Maradona tomaba el balon o cuando lo buscaban sus compañeros. Claro, recuerdo la Mano de Dios y su antitesis en el mismo partido contra los ingleses. Despues recuerdo su paso por el Napoles y casi toda la carrera futbolistica de Diego. A pesar de ello aun no logro comprende la idolatria que le guardan algunos, muchos, de los argentinos al grado de creerlo un semi Dios.
    Maradona como jugador hizo muchas cosas dentro de la cancha que aportaron, en su momento, muchisimo para los equipos donde jugo, y, ahora, mucho para llenar aquellosa huecos historicos con sus magistrales jugadas y su capacidad para manejar la pelota.
    Pero ¿Maradona Tecnico de una Seleccion?, cualquiera que sea. Mi oposicion es absoluta y total. Aunque no me doy aires de pitoniso no creo que esa admiracion que le guardan muchos de sus compatriotas y su “basta experiencia” como futbolista, como èl mismo se encargo de decir, le ajusten para manejar un grupo de jugadores que si bien lo admiraron, acaso todavia lo hacen, son futbolistas de otra epoca, internacionales, muchos de ellos con su propia vision del futbol formada en las afueras de lo que fue en su momento la Maradomania.
    Me gusto mucho algo que los medios de comunicacion escrita atribuyen a Carlos, El Apache, Tevez. No recuerdo literalmente lo que dijo, sin embargo mas o menos refirio que Diego ahora como tecnico debe de dejar de lado esa Euforia, esos impulsos y esa sangre con la que guia la mayor parte de sus actuaciones y comenzar a pensar razonadamente, ya no como un futbolista rebelde con aires de socialista, ya no como una persona emocionalmente inestables, quien sucumbio a muchos tentativos excesos: mujeres, comida, alcohol, drogas.
    De Grondona no me sorprende nada. De Maradona menos. Pero que pasa con el resto de la gente vinculadas con el futbol en Argentina. Acaso la Iglesia Maradoniana tiene muchos mas adeptos de los que yo creo. Le auguro un futuro nefasto a Argentina durante la epoca de Maradona, es mas, no se porque mientras los pienso y lo escribo siento una inmensa satisfaccion. Creo que el motivo es porque pertenezco a un minusculo grupusculo de gente que admira, aplaude y disfruta todas las grandes jugadas que Maradona hizo con Argentinos Juniors, la Seleccion argentina y el Napoles, pero que detesta a rabiar cada vez que abre la boca, cada vez que una estupidez le hace brotar las lagrimas, cada vez que hace referencia a tantos capitulos dolorosos de su vida personal y profesional, cada vez que pretende causar lastima, cada vez que saca esas infulas de sufrido irremediable que a conseguido, y perdido, casi todo, cada vez que deestila su arrogancia infinita. Sencillamente vomito a ese Maradona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s