REBELDÍA TRAGADA, RABIA CONTENIDA

Acabando de leer que los premios Nobel están bajo sospecha, me puse a pensar en todos aquellos que frente a las protestas y disturbios que aún no han cesado en Grecia, mueven la cabeza en señal de clara desaprobación.

Que quede claro: no existe el derecho a protestar destruyendo la propiedad ajena, sea esta privada o estatal.

Pero quedarse sólo en ese aspecto del problema sería una estolidez.


Ahora son los jóvenes en Suecia los que han lanzado su grito.

Esta vez ha sido el cierre de una mezquita la que ha provocado violentos disturbios en el país del premio Nobel.

Justamente.

No son meras casualidades.

Hace poco fue en Italia.

Pero pasó bastante desapercibida la protesta estudiantil en ese país.

Algo del Mayo del 68 parecen tener estas olas de protestas en países inesperados, vamos a decir.

¿Se hablará en el futuro del Diciembre del 2008?

Ojo, que la rebeldía juvenil también puede tener y tiene carácter apacible y lúdico. No violento.

Hoy, mucho más que en otras épocas, por ejemplo, los jóvenes dominan un vocabulario que mucha gente no puede entender y lo usan para desmarcarse de los mayores.

En España se vio el caso del botellón, para dar otro ejemplo.

Sabemos que en las conductas juveniles siempre hay un impulso desgarrador o de ruptura, porque la juventud es la última etapa del cordón umbilical, del vínculo que los humanos mantenemos hasta la completa independencia del hogar materno y paterno.

Es normal que los jóvenes se rebelen y protesten.

Pero cuando esas protestas toman la forma de un grito profundo y destructivo, evidentemente, algo sucede en el mundo y ya no se puede deber solo a esos jóvenes.

Cuando un periodista puede terminar 15 años en prisión por arrojarle sus zapatos a otro ser humano que invadió su país iniciando una tragedia que aún no tiene fin, pero el mayor estafador de la historia (50.000 millones de dólares), Bernard Madoff, sale libre bajo simple arresto domiciliario y después de pagar una fianza equivalente al 0,02% del monto de la estafa:

¿Qué se puede esperar de los jóvenes?

¿Que griten “A ESTAFAR, A ESTAFAR QUE EL MUNDO SE VA A ACABAR”?

¿Qué se espera que piensen?

¿“Ya no tenemos que preocuparnos más por el futuro de nuestros hijos. ¿Médico, abogado, informático, ingeniero? ¡Será financiero!”?

Cuando un sacerdote se enfrenta a una pena de 30 años de prisión por habérsele encontrado ¡3 gramos de cocaína!, pero el Vaticano soluciona los graves problemas de pederastia en sus filas pagando millonarias indemnizaciones pero sin que los culpables terminen en la cárcel como debería ser.

(¿O es lo mismo hacerse daño en la propia nariz con fines de esparcimiento –o por simple adicción- que marcar a alguien de por vida y destruírsela con abusos sexuales?)

(¿Cuántos le corresponderían a Bush por haber coproducido la muerte de miles de iraquíes?)

Cuando un gobierno como el actual español, se jacta de oponerse a la Invasión Usamericana de Irak y a la guerra sucia contra el llamado terrorismo, pero permite que durante ese mismo gobierno desaparezcan documentos que acreditan que EEUU usaba consentidamente el suelo español para transportar a sus detenidos en forma ilegal.

Cuando las cárceles del llamado Primer Mundo se siguen llenando de pequeños traficantes, camellos, enfermos (los adictos graves lo son) y carteristas de poca monta, mientras los banksters siguen libres y con la posibilidad de seguir gozando de sus privilegios.

Cuando se realizan despidos masivos, pero se descubre que los directivos, mánagers y responsables de muchas empresas quebradas o en crisis, no tienen ningún empacho en llegar en avión privado o pagar 400.000 dólares por una sola noche de juerga celebrando el rescate con el dinero de los contribuyentes, como hicieron los directivos de AIG.

Cuando se nos muere un niño de hambre o pobreza cada dos o tres segundos, pero los medios de comunicación no paran de hablar de los grandes avances tecnológicos y científicos de nuestra civilización.

Cuando se celebra el sexagésimo aniversario de los Derechos Humanos, pero no hace mucho se discutía en EEUU si aprobar la tortura o no, cuando en realidad ese país la ha estado aplicando y la continúa utilizando en su particular guerra terrorista contra el terrorismo.

Cuando el progreso consiste en producir y desarrollar automóviles más rápidos y potentes y no en cuidar nuestras energías no renovables.

Cuando ya está claro que el Mercado Libre lo es, pero solo para los poderosos que lo controlan, y que las promesas de bienestar general del capitalismo eran mentiras crueles.

Cuando ya está claro que más allá de las buenas sensaciones, burbujas, luces y ruidos más o menos agradables que presta, el Consumismo no es sustancialmente algo por lo que valga la pena sacrificar una vida entera ni nada realmente interesante en el fondo.

Cuando se llega a la conclusión de que el mundo se ha ido convirtiendo en una inmensa fábrica de productos baratos, además de productora de tóxicos deshechos, solo para seguir manteniendo la misma ilusión consumista e inflar las cifras de los que ya no necesitan más porque ya tienen para mil vidas en completa suntuosidad.

Cuando una cierta gran vergüenza se empieza a apoderar del que lee la prensa a diario y se entera de todo esto.

En cualquier parte del mundo.

Con solo encender su máquina, su computadora u ordenador.

¿A quién puede realmente asombrar que jóvenes de todo el mundo, enterados, informados y conscientes de los verdaderos problemas que aquejan a nuestro planeta, estén tragándose su frustración permanentemente y que luego esa frustración la regurgiten en forma de vómito violento e inesperado contra el estado de cosas?

No hay que estar de acuerdo con la violencia, la destrucción de la propiedad ajena (sea privada o estatal, repito) ni con la agresividad, para entender que el Grito Helénico, esta protesta juvenil griega, es en realidad un grito mundial.

Hay una esperanza falsa en el horizonte.

El hombre -y su administración- responsable de los más graves daños a nuestra civilización perpetrados en apenas ocho años, se va.

El patán bufo que ordenó la invasión de dos países, permitió o acaso ordenó directamente la tortura y abusos en Abu Ghraib, el artífice de la ilegal cárcel de Guantánamo y el directo responsable de los 650.000 muertos que van en Irak (otras fuentes dividen por 20 ó 30 esa suma, otras la duplican, incluso).

El Presidente Más Nefasto de la Historia.

Se va.

Sí.

Se va.

No se quedará para ser juzgado.

Ni condenado.

(Es mi pronóstico.)

He aquí entonces otra maligna frustración que nuestra juventud mundial se tendrá que tragar en silencio.

No nos asombremos, luego, de que estallen varias Grecias más en muchos países del mundo pronto o en un futuro no muy lejano.

Estos jóvenes no saben muy bien contra qué protestan, es cierto.

“No tenemos nada que perder, por lo tanto, ¿qué importa por qué protestamos.”

Pero es la misma furia bruta, la indignación y el ansia de justicia que llevó al periodista Muntaner al Zaidi a arrojarle sus zapatos a Bush.

No es nada nuevo, entonces.

Los jóvenes siempre han sido rebeldes.

(Todos los usamericanos deberían agradecer, por ejemplo, que el grupo llamado Code Pink y opuesto a la guerra de Irak, manifieste ese mismo descontento pacíficamente, haciendo una parodia del incidente de los zapatos arrojados a su presidente.)

Pero así como la llamada globalización y la Red nos han permitido descubrir nuevas formas de entretenimiento, información, relaciones y negocios, de la misma manera, nos permiten ver la clara radiografía de un mundo cruel, injusto, y hasta sarcástico con sus pobres y débiles.

Suecia es solo un nuevo ejemplo de que muchos jóvenes no se lo pueden seguir tragando así nomás.

Y que lo material es, para esos mismos jóvenes, solo un bien de segunda categoría.

Destruirlo, no es algo que parezca preocuparles tanto como la expresión liberadora de su rabia contenida.

…..

HjorgeV 19-12-2008

One thought on “REBELDÍA TRAGADA, RABIA CONTENIDA

  1. Gracias por tu contribución en el web crítica informativa a la que me sumo.

    Rpta.: Gracias a ti, Ángel, por tu comentario. La policía griega pensó que con la fuerza bruta podían acabar rápidamente con los disturbios. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s