FELIZ AÑO NUEVO: HA TRIUNFADO ISRAEL

Qué final y comienzo de año.

En esta era de la información casi instantánea, me he encontrado en diversos medios con una serie de interesantísimos párrafos, ideas, conceptos, opiniones.

Paso a reproducirlos por su alto valor.

La primera cita es la de una profesora española especializada en temas islámicos:

“Gaza materializa el proyecto israelí para Palestina: dividir y fragmentar el territorio, dividir y fragmentar a su población, y crear nuevos guetos identitarios que propicien la disolución de la unidad histórica, social, cultural y política de Palestina. Según el historiador israelí Amnon Raz-Krakotzkin, dos son sus armas principales: negar toda responsabilidad histórica e inculpar a las víctimas de su suerte.”

LUZ GOMÉZ GARCÍA, profesora de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid

Refugiados palestinos en 1948 (Wikipedia)
Refugiados palestinos en 1948 (Wikipedia)

La segunda cita es de la bitácora de un profesor argentino de literatura inglesa y epistemología:

“Humillar y deshumanizar así a los palestinos no puede llevar a nada bueno, ni a corto ni a largo plazo.”

ALEJANDRO H. RODRÍGUEZ-GIOVO, en su artículo o entrada El martirio de Gaza.

En la misma bitácora encontré otro párrafo suyo que bien se podría aplicar ahora a la tragedia palestina (esperemos que no sea pronto también israelí, tanto como deseo que termine ya), a pesar de que se refería a los recientes sucesos de Bombay, y que reproduzco por su precisión:

“Claro que estos últimos [afganos e iraquíes] por lo general no están alojados en hoteles de cinco estrellas. Parece que nuestra capacidad para el espanto está relacionada directamente con el poder adquisitivo (para no hablar de la nacionalidad o el origen étnico) de las víctimas.”

Si hay algo que he notado, por lo demás, es que muchos callan por miedo a correr el peligro de ser considerados solidarios con los llamados terroristas.

Si gran parte de la humanidad, y sobre todo del Primer Mundo, ya lo ha sido con Bush y su Administración Invasora, me digo, ¿de qué se pueden avergonzar ya?

Por otra parte, hay dos casos en los que sé que existe cierta ‘justificación’ para esta reticencia a no señalar claramente la barbarie y para voltear la cara.

Me refiero a Alemania y Argentina.

De la  última, se dice que después de Nueva York, sería Buenos Aires la ciudad en el mundo con más judíos, seguida de Jerusalén. Según algunas fuentes habría hasta 3.000.000 en todo el país argentino.

De la primera, tenemos lo que dijo la canciller alemana, Angela Merkel, en marzo del año pasado:

“La solidaridad con Israel es una cuestión de estado alemana.”

Lógico.

Este país tiene un gran compromiso con el pueblo judío, el mismo que quiso hacer desaparecer Adolf Hitler (que fue austríaco, por cierto) y su insania nazi.

Se calcula que fueron seis millones de judíos europeos los cobardemente asesinados por la Alemania nacionalsocialista.

De allí, que se puedan entender frases como la citada, de Merkel.

Pero una cosa es solidarizarse con un pueblo y otra hacerlo con las barbaries de políticos que mañana o pasado no estarán más en el poder, pues no son representantes eternos del pueblo israelí.

Aunque eso lo había dicho fuera del contexto actual -pues no lo podía saber entonces-, Merkel cometió un gravísimo error hace un par de días, cuando dio su personal opinión sobre el desproporcionado y vengativo ataque israelí:

“La culpa la tiene exclusivamente Hamás. Y no hay que confundir el efecto con la causa.”

Hoy, después de una semana de bombardeos, empiezan a escucharse las voces disidentes, las de todos aquellos alemanes que rogaban que cesaran pronto para no tener que comprometer su voz con los actos –acaso impredecibles- de los actuales gobernantes de Israel.

Lo acaba de decir claramente un político de centro izquierda, traduzco:

“Merkel ha tomado partido por el bombardeo sin tregua, destruyendo así nuestras posibilidades de poder intervenir como mediadores confiables e imparciales en el conflicto. La guerra en el Líbano ya demostró que no es posible vencer militarmente a Hamás o Hezbolá.” ROLF MÜTZENICH, del partido social demócrata SPD

Otras palabras que me gustaron fueron las de un comentario leído en El País, escritas bajo seudónimo:

“Los israelíes tienen el derecho de defenderse del terror y de los ataques de Hamás. No puede ser que tengan que paralizar su estilo de vida por el peligro de los cohetes. Si los palestinos quisieran, podrían vivir en paz. Sólo tienen que parar los cohetes, aceptar que son inferiores, vivir con lo mínimo, aceptar la humillación, olvidar décadas de abusos de derechos humanos, olvidar el robo de sus tierras y ser sumisos. Es muy fácil olvidar y así hacer desaparecer tanta angustia y rabia acumulada.” JUANCS

En el mismo estilo, luego, me topé con uno de los sueños para este año 2009 del escritor Juan Goytisolo. Genial:

“Soñé que los dirigentes de la Autoridad Nacional Palestina y de Hamás dejaban vivir en paz a los desdichados israelíes sometidos a diario a humillantes controles, apriscados entre muros y alambradas, y machacados a bombazos de su aviación y artillería después de 42 años de una ocupación ilegal condenada por Naciones Unidas.” JUAN GOYTISOLO de “Sueños de Nochevieja para 2009”

Otras palabras que tendrían que haberme provocado fuertes carcajadas, sino fuera porque se trata de un grave drama y no de un chiste, fueron las declaraciones de un ministro de Arabia Saudita:

“Esta terrible masacre no habría sucedido si el pueblo palestino hubiera estado unido detrás de un único líder.”

Claro, petromillonario saudí, tampoco si Hamás -o Palestina- tuviera un ejército regular, estuviera armado como el de Israel (también con armamento nuclear) y recibiera la ayuda económica de alguna potencia como EEUU.

(Y el enemigo fuera modesto, claro.)

Tampoco habría sucedido si Israel no hubiera invadido los territorios palestinos.

Además de que nadie tiene que estar unido detrás de ningún líder para que alguien se arrogue el derecho de hacer ejecuciones extrajudiciales sin respetar la vida (ni siquiera la tranquilidad ciudadana) de niños y demás inocentes.

Los términos se han invertido, señora Merkel: de fuerza invasora, Israel ha pasado a ser víctima.

Lo ha resumido ayer a la perfección El Roto, ese alto intelectual de la pluma, en su viñeta de ayer en El País:

Viñeta de El Roto, tomada de El Pais
Viñeta de El Roto, tomada de El País

NEGAR TODA RESPONSABILIDAD HISTÓRICA E INCULPAR A LAS VÍCTIMAS DE SU SUERTE

Seamos sinceros, si este bombardeo lo hubiera hecho Hamás en Tel Aviv o Jerusalén, ¿cómo habría respondido ese pacato mundo de hoy?

Lo que no me deja en paz y me sigue dando vueltas en la cabeza:

¿Por qué, devolvió Israel en el 2005 Gaza después de 38 años?

Muy difícil no era saber que en una elecciones saldría ganando fácilmente Hamás.

La explicación principal residía en que le resultaba imposible como Estado (sobre todo desde el punto de vista económico) garantizar la seguridad de los 9 mil colonos judíos injertados en la Franja de Gaza.

“Fue entregada por Abraham para los judíos y no la abandonaremos”, decía uno de ellos al ser obligado a salir.

Personalmente, diría que hay algo más detrás de todo esto. Un plan aparte.

Muy bien.

Partamos de lo que hay por ahora.

Israel ha castigado muy duramente a Hamás y sus allegados, parientes y amigos. Todos palestinos. Incluso a niños, ancianos, mujeres, enfermos y hambrientos.

Les ha mostrado su poderío y su determinación.

Qué fuertes son.

Van más de 420 palestinos muertos y más de 2.200 heridos hasta el momento.

Ha ejecutado extrajudicialmente a su líder Nizar Rayyan, ejecución (ilegal) que ha incluido a 8 de sus familiares.

Es decir, ha matado a civiles inocentes. (Aunque solo tengamos que contar a los niños para que esto último no sea falso.)

Los habitantes de la Prisión al Aire Libre -en que, de todas maneras, había convertido el ejército israelí a Gaza- ahora tiemblan y no saben qué les espera.

Sean dirigentes de Hamás o no.

(De 1,5 millones de habitantes, la mitad son niños. Es decir, seres que tiemblan especialmente de miedo.)

Si ese era el plan de Israel, pues, le ha funcionado.

¡Feliz año nuevo, Israel ha triunfado!

No hay regreso posible, por otra parte.

Se dice que bastaría que Israel cumpliera la Resolución 242 de la ONU.

Pero eso es ya una utopía (de cuatro décadas).

Todo está tan dividido y fragmentado (como bien apunta hoy Luz Gómez García, profesora de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid -repito-, en su artículo titulado La soledad de Gaza), que eso ya no es posible.

Visto el todo así, la causa palestina está perdida.

Si no hay pelota ni arcos ni camisetas y faltan algunos jugadores, no se puede jugar ningún partido. Es cierto.

Pero los contrincantes han quedado sobre el terreno.

Un par de cientos asesinados (si el adjetivo le parece a alguien muy duro, lo cambio por ejecutados extrajudicialmente o simplemente muertos) menos, pero han quedado, a pesar del Plan de Israel.

Y ahora son más contrincantes que nunca.

¿A Israel le ha funcionado su Plan entonces?

¿Tienen que evaporarse en el aire ahora el resto de los palestinos?

¿Y la Convivencia?

¿No era obvio que tenía que ser posible la convivencia de los pueblos judío y palestino con o sin ‘victoria’ militar israelí?

(¿Cuando las fuerzas son exageradamente superiores como en este caso no se puede hablar de victoria, en realidad, o sí?)

Israel ha cometido el error de quienes cuando les aprieta un zapato, creen que cortarse los dedos es una buena solución.

Ha triunfado el Plan de Israel.

¡Viva!

¡Hosanna en las alturas!

¡Qué bien saben usar sus aviones, bombardear territorios pauperizados y asustar gente!

Sus políticos han demostrado que son capaces de mostrar mano asaz dura (inhumana ya)  frente a sus invadidos y eso sin avergonzarse durante décadas.

Muy bien.

Ha triunfado Israel, militarmente. Sí. Digamos que sí.

Pero, ¿y ahora qué?

….

HjorgeV 02-01-2009

Anuncios

Un comentario sobre “FELIZ AÑO NUEVO: HA TRIUNFADO ISRAEL

  1. Saludos Jorge y Feliz Año Nuevo, si es que se puede ser feliz siendo consciente que en alguna parte del mundo la gente viva lo que se está viviendo en Gaza. Aqui en Perú podríamos decir que estamos tan lejos que no sentimos responsabilidad por lo que acontece, mas no es así, ¿cuándo comprenderemos que todos somos responsables de todo? Y el hecho de poner atención al asunto como bien lo has hecho nos hace emitir pensamientos de querer que haya paz en el mundo y eso sé que influye en algo, por aquel efecto mariposa que refieren los científicos. Hoy gracias a tu artículo voy a cerrar mis ojos y voy a ver gente feliz en Gaza e Israel, por que quiero de todo corazón que se comprenda que todos formamos parte de un sólo organismo universal y que el bombardear al vecino es bombardearnos a nosotros mismos. Un abrazo Jorge desde Lima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s