¿FINALIZA LA MISIÓN DE PAZ ISRAELÍ?

¿A QUIÉN LE PUEDE ASOMBRAR YA?

Otra vez lo mismo.

El Estado hebreo nuevamente convencido de que esta vez sí conseguirá detener los ataques de la resistencia palestina.

Se llame esta Hezbolá, Al-Fatah, Hamás o el nombre que reciba mañana.

Se la llame simplemente resistencia, milicias o terrorismo.

Mientras dure la ocupación israelí, con seguridad habrá un nombre.

(Antes los de la OLP eran los terroristas, ahora son los amigos. Qué bien rinde este adjetivo, del que la Administración Bush ha sacado hasta ahora el máximo provecho.)

(¿Qué habría sido si los palestinos hubieran sido los primeros en utilizar el término terrorista para aplicarlo a Israel y su política de invadirlos, quitarles sus tierras, expulsarlos y mantenerlos durante décadas como refugiados maltratados de un lado a otro? ¿Estaría el mundo como está ahora?)

AP, de EL MUNDO)

Judíos ortodoxos (Foto: AP, de EL MUNDO)

Israel ha aplicado en Gaza esta vez la misma insania que les critica a los dementes de Hamás y no se ha detenido a contemplar ninguna propuesta de paz o de alto el fuego hasta hoy.

Hasta hoy que ya han muerto más de 700 personas y hay más de 3.000 heridos.

Ya ni siquiera puede aplicar aquello de “mentes dementes que usan sus niños como escudos” porque ni a esos niños respeta ya el ejército israelí.

Israel lo viene practicando desde hace décadas.

Golpes sangrientos –verdaderas masacres mixtas de culpables e inocentes como la de Sabra y Chatila en 1982- que nadie sabe para qué sirven, salvo, tal vez, los mismos israelíes. ¿O no?

(¿Cuál era la definición de terrorismo? ¿O solo es terrorismo lo que hace Hamás?)

Tomémonos un momento.

¿Sirven realmente para algo?

¿O tampoco lo saben ellos?

¿Les apabullará el miedo a dejar de existir, que les produjo la locura nazi?

Si ese miedo fue, es, tan terrible, ¿por qué lo hacen ahora con los palestinos, especialmente con las víctimas inocentes, pero también con los culpables de aterrorizar territorio israelí?

¿Se trata acaso de hacer creer que es válido torturar al torturador como nos quiso hacer creer vanamente Bush, consiguiendo solo más caos y peligro en el mundo?

Aún el análisis más frío (ese que deja de lado el dolor por 700 palestinos y 6 israelíes muertos y que olvida que la invasión es el origen del conflicto) sufre un colapso en el punto en el que casi todos los demás coincidíamos y que era una simple pregunta:

¿Cómo podía Israel pretender detener el ataque con cohetes de la resistencia palestina, sea esta terrorista o no?

¿Cómo, independientemente del poder de su ejército y los medios a su disposición?

¿Haciendo desaparecer a todos los palestinos capaces de disparar un cohete?

¿Confiscando todos los cohetes de esa parte del mundo?

Por otra parte:

¿Cómo puede –aún- Israel pretender hacer depender las negociaciones de paz, de un solo cohete lanzado por algún palestino?

(No estamos hablando de una lluvia de cohetes en el marco de una supuesta invasión a Tel Aviv con el saldo de 600 muertos y 3.000 heridos en nueve o diez días.)

Cohete que cualquier loco, desesperado, humillado o ya simplemente enfermo mental (esta matanza tiene que haber creado muchos más, ¿cómo no?) puede fabricar en su casa y lanzar desde cualquier pedazo eriazo de terreno por la noche, por ejemplo.

Y eso que ni siquiera hay que pasar a discutir por qué los medios del mundo llaman Ofensiva a lo que es una clara Masacre, una invasión, un abuso del 100 veces más fuerte Israel.

(Si no es demasiado macabro determinar la relación de fuerzas por el número de muertos de ambos bandos.)

Se ha utilizado una lógica simplísima, en realidad.

De apoyar algo más o menos lógico y necesario (detener los insoportables cohetes de Hamás), se pasa a apoyar crímenes de lesa humanidad:

-Queremos acabar con los ataques de Hamás.

-De acuerdo.

-Tenemos que acabar para ello con sus bases.

-De acuerdo.

-Entonces, que nadie se queje cuando lo hagamos.

Y nadie se queja realmente, aunque estén arrasando Gaza (y bombardeando también escuelas y hospitales, según informaciones confirmadas), porque se supone que están cumpliendo la tarea propuesta.

Que la tarea no se cumpla, es decir, que los cohetes se sigan y seguirán lanzando en el futuro (mientras Israel no salga de los territorios ocupados a la fuerza, seguramente no se detendrán) no importa a nadie ya.

Tampoco importa la razón de los ataques de Hamás.

Como si fueran unos locos caídos del cielo solo para molestar a los israelíes.

¿Tan perverso es el propio dios de los israelíes?

Y como si la historia solo sirviera para darles la razón en su derecho supuestamente histórico a ocupar las tierras de sus antepasados.

¿De qué sirven entonces las leyes de herencia, propiedad y comercio de la mayoría de países del mundo si al final lo que vale son derechos históricos que, de todas maneras, cada parte en este conflicto concreto interpreta a su modo?

¿Podría invadir mi país, el Perú, el resto de Sudamérica alegando derechos históricos del Imperio de los Incas?

Si los sobrevivientes de las diversas tribus indígenas norteamericanas, se hicieran de pronto (haciéndose amigos de extraterrestres con ganas de ayudar a los más débiles, por ejemplo; es un decir) con un arma más potente que la bomba atómica y la utilizaran para recuperar sus tierras de las manos de EEUU y Canadá, ¿qué podríamos decir?

¿Qué podríamos argumentar entonces?

La labor diplomática, retórica y mediática (matemática) del Estado hebreo ha sido magnífica:

Hamás = terrorista = persona que debe desaparecer = nuestro derecho irrenunciable a defendernos = tenemos derecho a sobrevivir.

Luego, la más perniciosa:

Palestino = Hamás = terrorista, etcétera.

Poco importa ya que sea Israel quien mantiene a los palestinos como refugiados constantes desde hace décadas:

Maltratados, pobres, humillados, apiñados, bombardeados, sufriendo hambre y sed, siendo insultados todos como terroristas cuando, obviamente, los bebés no pueden lanzar ni una piedra siquiera.

(Para poner el ejemplo más obvio, porque hasta ahora tampoco he visto que las mujeres palestinas lo hagan.)

Otra guerra, pues, iniciada con la absoluta seguridad de que esta vez sí.

Esta vez sí, seguro, seguro, señoras y señores del mundo. Es cuestión de tener fe.

Tenemos uno de los ejércitos más modernos de la Tierra.

Los mejores soldados y los mejores servicios de inteligencia.

Pero no, otra vez, no ha sido.

¿A quién le asombra en realidad?

Otra guerra –masacre- iniciada con el convencimiento de EEUU, de la Unión Europea y gran parte del mundo de que, si Israel lo decía, tenía que ser así.

Otra matanza de centenas de palestinos.

¿Por qué?

¿No será cierto que de lo que se trata es de usar el equipo militar para poder renovarlo y mantener así activo el gran negocio armamentista que es lo que explica muchas de las ansias guerreras de EEUU, por ejemplo?

¿Qué hay detrás de esta facilidad para llamar Misión de Paz (lo dicen con otras palabras los políticos israelíes) a una matanza y terror masivo contra un millón y medio de habitantes que no tienen dónde huir?

Otra masacre que se olvidará pronto.

Pero quedará la pregunta de siempre, la de los ignorantes por cuenta propia y ajena, la de los desprevenidos y desatentos, esa pregunta que en un par de años o acaso solo meses permita decir muy cómodamente a cualquiera, como si nada hubiera ocurrido en las últimas 4 décadas:

¿Qué espera Israel para atacar a esos locos que siguen lanzando sus cohetes asustando a su población?

¿Quién va a juzgar ahora a Israel por este genocidio en Gaza?

genocidio.

(Del gr. γένος, estirpe, y -cidio).

1. m. Exterminio o eliminación sistemática de un grupo social por motivo de raza, de etnia, de religión, de política o de nacionalidad.

Mejor dicho:

¿Quién se va a asombrar de que Israel no quiera responsabilizarse de sus crímenes de lesa humanidad cometidos esta vez en Gaza?

Si su lógica de invadir y atacar territorios y poblaciones donde se esconden los llamados terroristas es válida, y es válido, por tanto, atacar a una población entera por haber elegido a unos terroristas como gobernantes:

¿Qué le podríamos reclamar luego a esos mismos terroristas o a otros que, con exactamente la misma lógica, desean atacar a un pueblo (EEUU) por haber elegido a -y permitir que viva entre ellos- Bush, en los ojos de ellos y de muchos más, uno de los mayores terroristas de la historia?

De lo más vibrante y juicioso de los últimos días: unas palabras de John Ging, funcionario de la agencia para refugiados de la ONU.

Ging ha hecho recordar que no porque un pueblo haya elegido a sus gobernantes (Alemania eligió a Hitler y los niños no votan), se tiene el derecho a confundirlos por cuestiones de simple lógica militar con una banda terrorista.

¿Aceptaría cualquier español o española que se ocupe y masacre el País Vasco porque allí se esconde ETA?

Si aceptamos y permitimos que los ejércitos empiecen a reemplazar a los tribunales y las leyes para castigar a los que cometen delitos y crímenes, entonces todos somos terroristas.

¿O deseamos cambiar las leyes por los fusiles desde ahora?

¿Leyes internacionales acabo de decir?

Así como ahora muchos han creído que una solución militar sería la solución, muchos también creemos que bastaría que Israel cumpla finalmente la Resolución 242 que le obliga desde hace 42 años a devolver los territorios palestinos ocupados.

Ese podría ser el verdadero paso a dar.

El ahora sí, seguro, seguro, señoras y señores del mundo. (Si falla, ¿qué? ¿No se han permitido fallar los israelíes más de 40 años?)

¿Qué perderían, si ni siquiera les pertenece?

Estas son las palabras de John Ging, funcionario de la Naciones Unidas, tras exigir una investigación por los bombardeos israelíes de dos escuelas de la ONU en Gaza:

“La gente inocente de Gaza quiere y tiene derecho a exigir responsabilidades, para que así se imponga el derecho y no el imperio del fusil.”

¿Quiénes las suscriben ahora?

….

HjorgeV 07-01-2009

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s