¿PIDIENDO TODOS AHORA LA PAZ?

Sigo sin entender cómo los mismos que ayer estaban de acuerdo con la acción de Israel y la justificaban de varias maneras, ahora piden una pausa o apoyan ésta.

(Lo cual no significa que esté en contra de ella, por supuesto. Al contrario.)

¿Para qué una pausa, si todo es correcto, justo y Hamás lo había merecido, como ya dijeron, entre otros, la canciller alemana Angela Merkel?

Y si ni siquiera se ha alcanzado todavía el objetivo planteado por el ejército israelí (otro argumento de los justificadores), es decir, éste sigue sin poder detener los cohetes de Hamás con su operación Plomo Fundido.

(¿Ahora entienden todos el por qué del nombre?)

El Pais)

Cohete de Hamás (Foto: El País)

¿Para qué una pausa si los gobernantes de Israel saben lo que hacen y solo es cuestión de confiar ciegamente en ellos?

¡La solidaridad con Israel es una cuestión de estado para Alemania!, dijo varias veces Merkel.

¿Por qué parar ahora, algo que muchos justificaron y aprobaron de una u otra forma, incluso ‘filosóficamente’?

¿Desproporcionada esta ofensiva?, preguntó indignado André Glusksmann, filósofo francés de origen judío y miembro de la Academia Europea de Ciencias y Artes.

¡Desproporcionado es el afán de Hamás de no dejarnos sobrevivir!

Más o menos con esas mismas palabras, se puede comprobar aquí.

Claro, en esta nueva Civilización, si alguien tiene pensado matarte, tienes que apresurarte a hacer lo mismo con él.

¿Y la justicia?

La justicia se ha vuelto una cuestión de velocidades al disparar.

Y hay quienes lo aplauden, como vemos y veremos.

La lógica es simle y conocida: es la del Lejano Oeste.

El Imperio del Fusil.

La de quien dispara más rápido, tiene la razón.

Perdón, la del que tiene el mayor y mejor ejército. (Y mejor si el otro solo tiene piedras.)

De paso, ahora recuerdo, Glucksmann llamó “enfrentamiento en Gaza” a lo que ahora -felizmente- hasta los mismos representantes del Vaticano, ya han llamado claramente masacre en un gran campo de concentración.

¿O qué decir ahora de las palabras del historiador y catedrático de Ciencias Políticas de la Complutense de Madrid, Antonio Elorza Domínguez, aparecidas en El País el 6 de este mes?

La hora de la razón tituló su artículo (se puede leer aquí), en el que criticaba a ambos bandos, pero decía barbaridades como las siguientes:

“A eso se le llama declarar un estado de guerra, por el cual si alguien asume tal decisión ante un adversario superior, ya sabe lo que les espera a los ciudadanos situados bajo su administración.”

¿Qué era eso?

¿Una especie de carta blanca para eliminar también a niños, mujeres y demás civiles indefensos, solo por ser ciudadanos bajo la admiistración de Hamás?

¿Y esta siguiente?:

“Pero una respuesta armada era inevitable si Hamás seguía atacando.”

La primera me hizo recordar las valientes palabras de un famoso austríaco de nombre Adolfo, al iniciar y justificar las invasiones, masacres y genocidio perpetrados por el ejército alemán bajo su mando, hace más de 60 años.

¡Si alguien asume tal decisión ante un adversario superior, ya sabe lo que les espera a sus ciudadanos!

De esa forma se ha justificado y se sigue justificando, también, los dos peores atentados terroristas de toda la historia humana: el bombardeo de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

(La bomba atómica destinada a la primera explotó a 580 metros de altura, sobre la clínica del doctro Shima, en las coordenadas 34 23’N, 132 27’E.)

¿Y el derecho internacional?

¿Y los tribunales internacionales como el de La haya que algunos países como EEUU no suscriben ni quieren apoyar?

(EEUU dejó de reconocerlo en 1984 al no aceptar ser juzgado por su “uso ilegal de la fuerza” en Nicaragua. Repasen, paladeen, por favor, la formulación del delito: uso ilegal de la fuerza.)

¿Para qué están esos tribunales internacionales?

¿Para qué se ha esforzado tanto la humanidad por entenderse y crear instrumentos legales que fomenten la justicia y la convivencia en paz de los pueblos, si después todo se va a resolver por Criterios de Superioridad, señor Elorza?

Superioridad militar, se entiende.

¿O hay otra que hoy en día todavía entienda alguien?

Si era la hora de la razón elorziana, ¿por qué detener el reloj del Tsahal -el ejército israelí-, ciudadano Elorza, ahora?

Si los dementes de Hamás (no todos lo son, como tampoco en Israel todos son criminales de guerra) siguen lanzando sus cohetes incluso ahora (como era previsible y lo seguirán haciendo, seguramente, hasta que Israel haga verdaderas concesiones territoriales y deje de tratar a los palestinos como sus perros encarcelados), ¿por qué pedir una pausa de la “inevitable respuesta armada” puesto que “Hamás sigue atacando”?

No digo que todo lo expresado en el artículo de Elorza sea incorrecto o deleznable, por si acaso.

Pero forma parte de los cimientos de la misma y gran contradicción inicial.

Sabiendo que no era posible alcanzar el objetivo propuesto (detener el lanzamiento de cohetes desde Gaza), se comenzó esta matanza, que en los medios se sigue llamando ‘ofensiva’.

(¡Qué ofensa para los lectores!)

Sabiendo que la violencia solo conduce a más violencia (salvo que hagas desaparecer de la faz de la Tierra a tu oponente, y, muchas veces, ni así, porque pueden quedar sus amigos o simples vengadores), se apoyó esta masacre y ya claro genocidio.

Ojalá prospere la pausa.

Y que sea eterna.

A pesar de haber leído hoy mismo que -según la ONU- soldados isrealíes  habrían ordenado el domingo pasado a 110 civiles palestinos que se refugiaran en una casa.

La mitad de ellos habrían sido niños (ciudadanos bajo la administración, etcétera, que llamaba Elorza Domínguez).

Luego, habría sido bombardeada la vivienda.

Y habrían muerto 30 seres humanos.

Aquí la noticia. La desolación, más bien.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Israel/mato/palestinos/refugiaban/casa/elpepuint/20090109elpepuint_8/Tes

¿Esto forma parte de la solidaridad de la señor Merkel?

¿Esto también es una Cuestión de Estado alemana?

¿Esto forma parte de la hora de la razón del señor Elorza?

Una pregunta final el día de hoy.

Perdón, no se me ocurre ninguna más.

Solo un ruego.

Por favor, que no sea cierto.

HjorgeV 09-01-2009

Anuncios

2 comments

  1. Yo le que me pregunto a mí mismo es:´
    ¿Mí mismo existirá alguna cuota de rencor sionista, producido por el Holocausto, en algunas de estas supuestas masacres militares, entiendase por estas ultimas las vistimas civiles y las no civiles?

    Rpta.: Lo bueno de todo esto es que solo se trata de Supuestos. En esta Misión de Paz de un ejército que respeta a la población civil, niños incluidos, y solo se defiende, incluso al final, hasta la cifra de 801 muertos y más de 3.500 heridos (hoy 5 soldados israelíes levemente) de The Times resulte también solo supuesta. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s