UN RAHMBO EN LA CASA BLANCA

LA MANO DERECHA DE OBAMA

Rahm Israel Emanuel, el nuevo jefe de gabinete de la Casa Blanca y, por tanto, la nueva mano derecha de Obama, tiene una biografía más que interesante.

Por simple curiosidad, eché un vistazo a la versión en inglés de la misma, después de haber anotado aquí en esta bitácora generalidades sobre su persona basándome en la versión en alemán de la Wikipedia.

Sinceramente, esperaba encontrar la típica biografía de gente en puestos como el suyo: profesionales mordedores, trabajadores natos y sumamente ambiciosos, pero discretos y mates.

No es el caso de Rahm Israel Emanuel (Chicago, 1959).


Emanuel practica y compite en triatlón, es decir, no pertenece a esa clase políticos para los cuales la llamada buena vida (más mesa que vida, más botella que mesa, por lo general) es muchas veces el gran premio secundario que les depara el llamado éxito profesional.

(Y que se les nota desde lejos en los salvavidas incorporados que llevan como si estuvieran permanentemente a punto de naufragar.)

Emanuel (‘dios está con nosotros’ en hebreo) es el apellido adoptado por la familia Auerbach en los años 30 del siglo pasado, en honor a Emanuel Auerbach, hermano del padre de Rahm, muerto en Jerusalén en un enfrentamiento armado contra fuerzas árabes.

(Auerbach, un topónimo con raíces del llamado antiguo alto alemán, es el nombre de varias localidades alemanas y austriacas. Es también un apellido común alemán, así como judío-alemán.)

Según la misma fuente, la Wikipedia en inglés:

“Emanuel is (…) a prominent proponent of economic liberalization. He is noted for his combative style and his political fundraising abilities.”

Estas dos líneas son interesantísimas.

Primero, porque justamente el mundo acaba de comprobar la gran farsa del mercado libre y lo pernicioso de la liberización de la economía, permitiéndose el nuevo presidente de EEUU, sin embargo, elegir como su mano derecha a un partidario de algo que ya solo se puede buscar superar.

Segundo, porque lo de combativo no es una metáfora.

Rahm Israel Emanuel habría recibido el apelativo de Rahm-Bo por ello, incluso.

Y no por parecerse físicamente a Stallone.

El apodo se debería a su “actitud de no tomar prisioneros”, para empezar.

Una anécdota cuenta que una vez le envió un pez muerto por correo a un ex compañero de trabajo con el cual había tenido una disputa.

Otra, más picante, cuenta que en la noche posterior a las elecciones de 1996, se levantó en plena cena de gala, rodeado de colegas, con una lista de los que consideraba traidores y enemigos del presidente (Clinton entonces) en la mano.

Tras leer cada uno de los nombres de la lista, habría gritado “¡Muerto!”, a la vez que clavaba con rabia su cuchillo churrasquero en la mesa.

¿Cómo habría quedado la pobre mesa?, se podría preguntar alguno.

La respuesta la ha dado ya Joshua Green, periodista y politólogo usamericano, en su artículo ‘El ejecutor’ (The enforcer) aparecido en octubre del 2005 en la revista Rolling Stone:

«And there’s the story of how, the night after Clinton was elected, Emanuel was so angry at the president’s enemies that he stood up at a celebratory dinner with colleagues from the campaign, grabbed a steak knife and began rattling off a list of betrayers, shouting “Dead! . . . Dead! . . . Dead!” and plunging the knife into the table after every name. “When he was done, the table looked like a lunar landscape,” one campaign veteran recalls.»

Como un paisaje lunar, nada menos.

Otra historia sobre él, cuenta cómo perdió el dedo medio de su mano derecha por el disparo de un tanque sirio.

Esta sí un claro mito, puesto que lo perdió de adolescente en una máquina para cortar carne.

Emanuel es, entonces, lo que se llama un hombre de armas tomar.

Clinton lo habría apreciado, refiere el mismo Green, por ser “capaz de mover cielo y tierra –no necesariamente en ese orden-” para alcanzar una meta propuesta.

Lo que otros traducirían como que no reconoce moral, ética, reglas ni principios cuando se trata de alcanzar un objetivo.

Alguien que juega a ganar y no toma prisioneros (es decir, los mata).

Un Rahm-bo en la Casa Blanca.

Que “no ha venido a limpiar pisos y que influirá para que Obama se decante por el país” de su religión ortodoxa, Israel, como ya ha dicho su propio padre.

Si el mundo acaba de tener hace un momento su Gaza, y antes su Guernica (Gernika en euskera o vascuence), me digo:

¿Qué diablos nos espera ahora?

….…»

HjorgeV 22-01-2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s