TURISTAS EN UNA PLAZA DE SEVILLA (Poesía)

….

Como por sombreros

toda protegida

aparece una mujer al borde de la plaza

y la cruza con el llanto reprimido.

….

Enjuto, el viento, emite su veredicto.

Los ojos de los turistas no se despegan

de la fina arquitectura de la ciudad.

….

Clama entonces el patio

y el bedel inexistente a su paso.

En su estupefacción,

recogen la espuma los naranjos,

aceran su aliento aves lejanas.

….

El visitante dirige entonces sus

pasos

a un costado de la plaza

donde los mitos y los

dioses olvidados ríen en silencio y

beben al sol.

….

(Más allá, el

guía turístico repasa

por tercera vez la historia de la

ciudad de los 40.000 naranjos en una

sola mañana.)

….

En el vuelo de las palomas

parece residir todo el misterio de la

luz del día.

….

Arriba, en una vivienda vecina,

al llegar a su habitación,

la mujer

seguramente llora.

….

Debajo,

el vecino, que no abandona la

casa desde hace meses

por una enfermedad,

toma su

sopa diaria y así

todos los días.

Todos

los días, todos.

….

….

HjorgeV, Sevilla 30-01-2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s