UNA ANÉCDOTA DE SANTIAGO RONCAGLIOLO

En una entrevista que le hace Jaime Bayly, el escritor Santiago Roncagliolo cuenta una anécdota que me ha hecho reír un largo rato.

Bayly es un personaje singular, una especie de bufo culto y desvergonzado.

Además, novelista y divertido entrevistador.

Alguien especialmente sincero con sus debilidades y su pasado drogadicto aunque dado a lo procaz, a propagandizar su bisexualidad (algunos dicen que es más mercadotecnia que nada) y a dárselas de politiquero.

Anticastrista y antichavista profesional, se podría decir, ha cometido una serie de barrabasadas y claras burradas en su afán de satisfacer a su teleaudiencia cubana. (De Miami, se entiende.)

En el colmo de su papel superficial televisivo, últimamente anda diciendo que se presentará a las próximas elecciones de nuestro país.

Ya hay quien lo ha propuesto como Ministro de Ambiente.

(Discotecas o lugares de ambiente, tengo entendido, es el eufemismo utilizado para designar a los discretos puntos de encuentro de los homosexuales limeños.)

La anécdota es la siguiente.

Roncagliolo se encontraba firmando ejemplares de su novela Abril rojo (2006) para sus admiradores, cuando una señora se le acercó.

-Te escuché en la radio. Me encantan tus libros –le dijo ella.

-Ay, señora, pero muchísimas gracias –le respondió Roncagliolo, encaramelado.

-Llevo años siguiendo tu carrera -continuó ella, asombrando al joven escritor con lo de ‘años’ y haciéndole pensar que lo estaba confundiendo con otro escritor-. Pero no quiero que me firmes este libro, quiero que me firmes este que se llama La noche es virgen -agregó la señora.

-Oh, no, ¡por dios! –exclama Bayly en la entrevista al oír lo anterior, puesto que se trata precisamente de una novela suya (del mismo Jaime Bayly) publicada en 1997.

-Y se lo firmé –espeta Roncagliolo-. Se lo firmé.

-¡¿Se lo firmaste?!

-Es que estaba tan emocionada de conocer a Jaime Bayly. Le puse: “Para Noelia, de su Jaime de siempre”.

La entrevista se puede ver aquí (ver a partir del minuto 8 del video), y en ella el ganador del Premio Alfaguara del 2006 también cuenta algunos detalles de su vida como inmigrante en España y cómo conoció a su esposa catalana.

Bueno.

Con esta anécdota me despido por un par de semanas.

Parto con mi familia -precisamente- a España y estaré refrescando nuevamente esta bitácora el primer día del mes siguiente, agosto.

Ya les contaré.

Pórtense bien.

Si se portan mal, ya saben: inviten.

Que estén bien.

$ …..

HjorgeV 10-07-2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s