MISCELÁNEA DE AGOSTO

LA MANÍA DE ESCRIBIR

Repasando mis apuntes hechos durante las vacaciones, me he sorprendido una vez más por esa manía de querer anotarlo todo, de intentar documentarlo, retratarlo con palabras.

¿Para qué?

Lo ignoro.

Por lo menos esta vez tuve el cuidado de escribir con más pulcritud.

¡Cuántas veces me ha sucedido haber escrito algo con gran fruición y luego no poder descifrarlo del todo al revisarlo algún tiempo después!

Como no tenía ninguna intención específica, salvo pasar unos días agradables con mi familia, tuve la suerte de empollar espontáneamente una nueva historia y empezar a escribirla a mano.

Al regresar a Alemania, mientras pasaba lo escrito en limpio, me propuse un experimento y reto: avanzarla a un ritmo de cinco páginas por día.

Y en esas estoy, empeñándome a diario en cumplir mi tarea. Van veinte días.

No es fácil.

Pero sigo la enseñanza de Picasso: que la inspiración -si llega- me pesque trabajando.

ESTADIO NACIONAL DE PRISIONEROS

En una entrevista reciente para la Revista Ñ de Argentina, Carmen Luz Parot cuenta detalles sobre su trabajo y obra como documentalista de la memoria.

Estadio nacional (2001, 90 min.) ha permitido a muchos chilenos enterarse de que el mismo lugar que ahora sirve para grandes conciertos y encuentros deportivos, fue un gran campo de concentración; y de que existen más de 3.000 sitios reconocidos como tales en Chile.

Los años que llevo en Alemania me han convencido de la necesidad de documentar la memoria histórica de un país, aunque sea doloroso y vergonzante.

Carmen Luz Parot también es autora de los documentales Víctor Jara: El derecho de vivir en paz (1999, 100 min.) y de otro dedicado a una banda musical de su país, Los Prisioneros: Lo estamos pasando bien (2002, 220 min.), que contiene 27 canciones de sus recitales del año 2001 (también en el Estadio Nacional chileno) y un ensayo en privado.

“EL PAÍS: ¿CÓMO ESCONDO EL GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS?”

Este es el título del interesantísimo artículo que encontré buscando información sobre Honduras y que le da duro a El País.

Aunque es el diario que más leo por su seriedad y porque admiro su suplemento Babelia (últimamente me ha decepcionado más de una vez debido a su creciente carácter comercial), es claro, también, que como cualquier expresión humana –individual o grupal- defiende los intereses de su emisor.

En esta misma bitácora expresé en su momento mi asombro de la siguiente manera:

Cuando un diario como El País presenta el golpe de estado en Honduras como una expulsión es que las cosas van muy mal.

“El ejército expulsa al presidente Zelaya” fue el titular (…)

Es decir, cuando el lenguaje periodístico trata de ocultar la gravedad de una situación es que hay otros intereses en juego.

¿Qué intereses defiende El País, realmente?

¿Por qué sataniza constantemente a Chávez y no hizo lo mismo con Bush (por ejemplo) que era un payaso mucho más peligroso aún?

Son dos preguntas más que interesantes y que el artículo mencionado -legible aquí– responde parcialmente.

REPÚBLICA BANANERA ALEMANA

Leí la noticia –todo un escándalo en este país- mientras me encontraba en España.

Una ministra del partido socialdemócrata alemán, el SPD, la centro-izquierda nominal, se había tomado la libertad de llevarse su automóvil oficial (una limusina Mercedes-Benz S 420 CDI, modelo blindado), con chofer incluido… ¡a las vacaciones!

El chanchullo se descubrió más o menos de casualidad, al ser robado el automóvil por cacos españoles. (Sin chofer, se entiende.)

La noticia dio tantas vueltas que los mismos ladrones desistieron de su adquisición y dejaron el tanque de tres toneladas y media de peso abandonado por ahí.

Claro, es uno de esos acorazados que no pueden pasar desapercibidos ni en un concesionario de la misma firma porque es acaso el de mayor tamaño de toda la gama mercedaria.

La señora en cuestión necesitaba el vehículo, según sus propias declaraciones, para asistir a un par de encuentros con algunos compatriotas jubilados residentes en España. (¿No habría ido a hacer trabajo meramente partidario?)

Según ella misma, su intención era ahorrarle gastos a los contribuyentes.

La historia no se la creyó nadie, por supuesto.

¿Por qué diablos no viajó en avión y alquiló un automóvil o tomó un taxi para asistir a ese par de encuentros oficiales?

Ahora se sabe por qué dio una respuesta tan política: esta práctica tan ahorrativa no es una excepción entre los políticos alemanes, independientemente de su afiliación partidaria.

Es decir, no tenía mucho que temer.

Así están las cosas por acanga.

Este uno de los varios ejemplos que seguiré presentando aquí para demostrar que Alemania está acumulando velozmente méritos para aceptar un cambio de nombre: de RFA y RDA a RBA.

República Bananera Alemana.

Que tengan un buen domingo.

$…..

HjorgeV 15-08-2009

Anuncios

Un comentario sobre “MISCELÁNEA DE AGOSTO

  1. Hay gente a quien puede no sentar tan bien eso de “bananera”.
    Salud.

    Rpta.: ¿Te refieres a la verdadera república bananera, es decir, EEUU? Saludos cordiales. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s