OPERACIÓN COLOMBO: MALOS MAGOS MALOS

¿A quién no le gusta la magia?

Uno de los mejores magos que he visto en mi vida lo viví en esta ciudad,  junto al Rin.

Era un mago callejero que se apostaba en plena alameda y mostraba sus trucos al aire libre a los pasantes. Los espectadores podían moverse y seguir sus movimientos a voluntad.

Esta última mención tiene su sentido, porque la mayoría de los trucos ‘profesionales’ no son otra cosa que engaños ensayados y realizados con ayuda de cierta parafernelia convenientemente preparada y perfeccionada con anterioridad.

El público se encuentra delante del mago, generalmente en un lugar fijo y solo puede ver lo que le permite su posición.

El mago ambulante que refiero, se dejaba ver la caja, el sombrero, por así decir.

Era un excelente prestidigitador.

No sé si conocen el truco de la Metamorfosis (disculpen la mayúscula).

En él, el mago encierra a su ayudante en un baúl bajo llave y luego se sube al mueble portando una cortina. Luego esta es levantada por encima de su cabeza y cuando es bajada quien está encima del baúl es el ayudante.

Para potenciar la impresión, el ayudante toma la llave y abre el baúl, del que sale el mago en cuestión.

Es un truco relativamente simple.

La magia está en la presentación y, por supuesto, en la preparación del baúl.

El aficionado de hoy tiene a su disposición una serie de videos al respecto que puede encontrar y ver gratuitamente en Youtube (la magia de la Red).

Hay una pareja de magos, Rick Smith Jr. y Michael Mage, por ejemplo, que hace este truco pero doble.

A lo que iba.

Al preguntárseles cuánto tiempo necesitaron para tener listo el truco, respondieron: “Dos años”.

Es decir, los ‘verdaderos’ trucos de magia son producto de un largo ejercicio disciplinado e intenso.

LA OPERACIÓN COLOMBO

En todo esto pensaba a propósito de la Operación Colombo. (Una forma bastante infantil de evasión.)

Son dos temas que aparentemente no tienen nada que ver.

Por un lado la magia, que puede ser vista como un entretenimiento trivial y vano; por otro lado la operación militar conocida bajo ese nombre realizada por la Gestapo de Pinochet, la DINA, y que consistió en el desaparecimiento de 119 personas.

100 hombres y 19 mujeres.

¿Por qué la comparación?

En el mes de julio de 1975, la prensa chilena reprodujo dos informaciones que ‘aclaraban’ qué había sucedido con 119 personas de las cuales se suponía que habían sido desaparecidas por la dictadura.

Diarios como El Mercurio, La Segunda y La Tercera reprodujeron una información del diario Lea de Argentina según la cual se esclarecía el destino de 60 desaparecidos y otra información del diario brasileño Novo O’Día en la que se esclarecía el paradero de los otros 59.

La ciudadanía chilena podía respirar más tranquilamente.

El asunto de las desapariciones era un cuento de la izquierda perversa y estas dos noticias lo demostraban.

El titular de La Segunda fue el siguiente:

Exterminados como ratas

El de La Tercera del 23 de julio de 1975:

El MIR ha asesinado a 60 de sus hombres

Paf. Asunto acabado.

Las mentiras de los comunistas enemigos de la democracia habían quedado desveladas. Los miristas se habían matado entre ellos mismos.

No había desaparecidos.

La gente se iba del país a matarse entre sí en el extranjero. Ese era el mensaje.

(En la lista había artesanos, vendedores ambulantes, estudiantes, secretarias, obreros, médicos veterinarios, un peluquero, un jardinero, dos ciclistas y una cineasta, entre los 119.)

Pero todo había sido un perverso, maquiavélico y mal ejecutado acto de magia, enmarcado dentro de la llamada Operación Cóndor, un plan de coordinación entre los servicios de inteligencia de las dictaduras sudamericanas de ese entonces (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguaya y Uruguay) y la CIA.

¿Qué había sucedido realmente?

Para empezar, las publicaciones mencionadas –la argentina Lea y la brasileña Novo O’Día–  desaparecieron ellas mismas poco después, tras una existencia efimerísima.

Habían sido flores de un solo día, publicaciones de una sola noticia de increíble maldad y encono.

Lea había sido una publicación de Codex Editorial, empresa al mando del ministro José López Rega (sujétense: de Bienestar Social), asesor de Isabel Perón y miembro fundador de la Triple A.

106 de las víctimas habían sido vistas en centros de detención y tortura (existían más de 3.000 en ese entonces) por otras víctimas que habían podido salir con vida de ellos.

(Llegó a afirmarse que habrían huido clandestinamente cruzando la cordillera, pero por testimonios de ex prisioneros se llegó a saber que aunque hubiesen sido liberados no habrían podido huir debido a las torturas sufridas. Una de estas consistía en hacer pasar una camioneta por las piernas de las víctimas.)

Sergio Diez Ursúa, el embajador chileno ante la ONU, presionado por denuncias como la hecha por el Comité Pro Paz en agosto de ese año, declaró ante la asamblea general de las Naciones Unidas que se trataba de denuncias parcialmente falsas, de casos de confusión de identidad y de exiliados o ya fallecidos.

En el más puro estilo pilatiano, Diez Ursúa, hoy miembro del centroderechista Renovación Nacional, declaró en marzo del 2004, cuando ya faltaba poco para que se iniciara el proceso a los responsables:

Todas las intervenciones que yo hice en Naciones Unidas fueron informaciones que proporcionó el gobierno. Evidentemente, yo no tenía ninguna forma de imponerme. En muchos casos fui yo engañado, fueron los tribunales, fue la opinión pública engañada y es bueno que se investigue.”

Vale decir, la inocencia personificada.

Aunque la causa aún no ha concluido, en mayo del año pasado se inició el procesamiento de cerca de 100 agentes de la DINA.

El degeneral Augusto Pinochet, por su parte, se salvó de ser procesado usando su capa para huir volando de esta Tierra.

Su último truco.

$…..

HjorgeV 27-08-2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s