¿QUIÉN DIABLOS ES HERTA MÜLLER?

Estaba por sentarme a escribir unas líneas sobre el premio que entrega cada año el país de -acaso- los piratas más celebrados de la historia (a los actuales los combaten con ametralladoras, será porque porque ya no son rubios, me digo), cuando me vi obligado –de buena gana- a cederle por un rato la computadora a mi hijo de ocho años.

Como muchos, me había puesto a barruntar desde temprano sobre quién podría llevárselo este año.

¿Sería un arequipeño miraflorino -ahora con pasaporte español- o un kiotense?

Respondiendo a un comentario hecho desde Honduras en esta bitácora, había dicho que si por mí fuera se lo daría Philip Roth y que en mi lista le seguían al usamericano mi hemicompatriota Vargas y el japonés Haruki Murakami. (Me permito incluir a Auster.)

Sin embargo, habiendo leído también otros medios y varios alemanes en estos días pasados, me había topado con una candidata que desconocía en absoluto a pesar de compartir este territorio germano.

Me estoy refiriendo –ahora ya está claro- a la escritora alemana de origen rumano Herta Müller, quien acaba de ganar el Nobel de Literatura en este Año Internacional de la Reconciliación, del Gorila y de la Astronomía.

¿Quién es esta escritora  con el nombre de una de las marcas más conocidas de jamones cocidos alemanes y uno de los apellidos más vulgares (por común: Müller es ‘molinero’) de este país?

(No soy el único que se ha hecho esta pregunta aquí en Alemania, por si acaso.)

Para empezar, se trata de la duodécima mujer que obtiene el premio de la Academia Sueca.

Herta (sin ache) Müller (poner la boca como para pronunciar una u, pero emitir una i para pronunciar la vocal alemana ü) proviene de una famila suaba del Bánato, una región histórica del sudeste de Europa hoy compartida por tres países -Rumania, Serbia y Hungría- y delimitada hidrográficamente por tres ríos.

Justamente del Bánato rumano, la región más extensa de las tres, proviene la Nobel de Literatura de este año.

(El Bánato, Banato o Banat, es una llanura limitada por tres ríos, uno de los cuales es el Danubio, de allí que sus habitantes de origen alemán y cuya procedencia se remonta a movimientos migratorios desde territorios alemanes hacia el antiguo Reino de Hungría, reciban también el nombre de suabos banatos. Estos, a su vez, forman parte de un grupo mayor conocido bajo el nombre de suabos del Danubio.)

Es decir, Müller, nacida en Nitzkydorf en 1953, procede de una minoría étnica alemana de Rumanía.

Menciono todo esto, porque los medios alemanes, entre ellos Der Spiegel, por ejemplo, y como era de esperar, se han apresurado a celebrar la noticia pero dejando en un claro segundo plano y hasta obviando, prácticamente, su procedencia rumana.

No es moco de pavo esto, puesto que justamente la narrativa de Müller se nutre de sus experiencias en la Rumanía de Nicolae Ceauşescu y su Departamentul Securităţii Statului, el Departamento de Seguridad del Estado, la temible Securitate, la policía secreta del antiguo régimen comunista rumano.

En 1987, a la edad de 34 ó 35 años, cansada de las represalias del régimen mencionado, abandonó su país y se instaló en Berlín.

Casada con el escritor alemán (también de origen rumano) Richard Wagner, Müller ha ganado desde entonces, con una narrativa que suele tildarse de minimalista, una larga e impresionante lista de premios y galardones. También es conocida como poeta.

Desconozco –y en esto debo formar parte de una de las más grandes cofradías universales- cuáles son los criterios en los que se basa la Academia Sueca (y si estos varían cada año o no) para entregar el premio que lleva el nombre del químico e inventor Alfred Nobel, el estocolmino (¿o holmiense?) que llegó a patentar 355 inventos y a quien se le atribuye el de la dinamita.

(Como Einstein, Nobel detestaba la guerra, y también estaba convencido como el judío alemán de que un arma verdaderamente potente podría servir como argumento verdaderamente disuasor. Hoy sabemos que los dos estaban equivocados y que sus inventos solo han contribuido a la cadavez más peligrosa proliferación armamentista mundial.)

Lo que puede haber jugado un papel como criterio o argumento, debo sospechar, es su aún no concluida lucha contra los residuos de la Securitate. (En julio de este año publicó un artículo en Die ZeitLa Securitate sigue funcionando-, en el que describía las  mañas, trucos y maniobras de los remanentes de ese ente, los mismos que habían llegado a propalar que Müller perteneció a sus filas como agente.)

Como el mundo es un pobre poema (me hizo recordar hace poco un amigo escritor, haciéndome recordar de paso que tengo una página escrita justamente sobre el autor de ese verso), acabo de encontrarme con un portal de la Red en el que es posible escuchar la voz de la autora de El hombre es un gran  faisán en el mundo leyendo sus propios poemas.

He escogido el siguiente, enterándome, de paso, de que la madre de la escritora (quien pasó cinco años en un campo de concentración soviético, la madre, no la nobelada) ha declarado que su hija siempre ha alcanzado lo que se ha propuesto y que hubiera preferido que fuera maestra de escuela.

¿La razón?

Como escritora tiene que verse obligada a dormir en camas foráneas cada vez que sale de gira lectora.  (¿O es gira ‘lectoral’, como ‘musical’?)

Qué preocupaciones de madre, y octogenaria, además, me digo.

Aquí el poema (con cuyo contenido me he quedado pasmado y no comento, aunque calza muy bien con este asunto del Nobel) acompañada de mi traducción improvisada, esperando haber escogido la(s) connotación(es) más apropiada(s) de entre las varias que fomenta el texto.

Der Platz war für den Kopf zu schwer / El lugar no era el más apropiado para la cabeza*

War jetzt gegen drei Uhr leer / Ahora a las tres se encontraba vacío

Na, da kam –ein Solitaire / En eso apareció un solitario

Ich gab ihm eine Kappe / Le di una gorra

Da sagte er: was soll ich denn mit der? / A lo que él dijo: ¿Y qué me hago yo con ella?

Ich sagte als er daran roch: Mensch, nimm sie doch. / Al ver que empezaba a olerla dije: Hombre, acéptala sin preguntar.

He sufrido para digerir este poema con claras reminiscencias del arte sinsentido.

En la próxima entrada de esta bitácora les ofreceré la traducción de un texto de Herta Müller.

..

$…..

HjorgeV 08-10-2009

*Traducido literalmente: El lugar era demasiado pesado/difícil para la cabeza (¿mente?)

Fuentes:

http://autoren-preise-wettbewerbe.suite101.de/article.cfm/literaturnobelpreis_2009_fuer_herta_mueller

http://www.elpais.com/articulo/cultura/escritora/alemana/Herta/Muller/logra/Nobel/Literatura/2009/elpepucul/20091008elpepucul_1/Tes

http://www.stern.de/kultur/buecher/literatur-nobelpreis-ist-okay-sagt-herta-mueller-1513578.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Herta_M%C3%BCller

Anuncios

One comment

  1. Hola libreta.
    Nuevamente me he quedado con las ganas de escuchar el nombre de un latinoamericano pronunciado con ese confuso acento ¿Sueco?. Por cierto ¿ya no es Secretario permanente de la Academia Sueca Horace Enghdal?.
    Lo que se creo que es un parametro determinante para otorgar el Nobel es haber sido, de alguna forma, una especie de perseguido político, es decir, haber sufrido la represión de cualquier tipo de regimen, de derechas o de izquierdas o haber sufrido calamidades humanas como la esclavitud o el apartheid.
    Por lo dicho, el miraflorino creo que no califica, pues la quema de su libro La Ciudad y Los perros no creo que ajuste para calificarlo de reprimido.
    Lo anterior creo que tiene que ver con esa concepcion de que el escritor es en escencia un escapista, un perpetuo inconforme.
    Bah! me tomo tiempo llegar a esta conclusion, me voy a tomar el Dom, de un solo golpe.
    Salud, cuaderno y ha leer a Herta se ha dicho.

    Rpta.: El acento de los integrantes de la Academia Sueca, por razones políticas, es el chino. (Aunque a veces también hablan como catrachos.) De ser cierto eso de que el criterio es ser un perseguido político, entonces Vargas podría estar pronto en la lista de los galardonados. Por sus posiciones ultraliberales hay muchos que quisieran perseguirlo. Eso sí, los suecos -entre ellos Engdahl- lo han conseguido una vez más. Ahora deben estar desternillándose de risa con su copa de aguardiente en la mano. (No olvidar lo que dijo Horace Engdahl el año pasado acerca de EEUU: “too insular and ignorant to challenge Europe as the center of the literary world”.) Saludos. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s