BERLUSCONIADAS (I)

.

EL OTRO MODO DE HACER POLÍTICA DE PIERO MARRAZZO

La página web de Piero Marrazzo saluda al visitante con una frase:

Un altro modo.

Como Marrazzo es (mejor dicho, era) un político, esas palabras hay que entenderlas como ‘otro modo’ de hacer política.

Esa frase sigue allí, junto con el sello Marrazzo Presidente de la Región Lazio, aunque Piero ya renunció el 24 de octubre pasado a su cargo.

Hay otra frase al inicio de ese portal:

il sito è in fase di aggiornamento.

El sitio está siendo actualizado.

Bastante tiempo les está tomando.

Y es que hay más de una historia detrás.

.

Nº 96 DE LA VIA GRADOLI: JULIO DEL 2009

Es el 3 de julio del 2009, de este año que se va.

La puerta del número 96 de la Via Gradoli se abre violentamente e ingresan cuatro carabineros (miembros de la policía italiana, conocidos como carabinieri).

Los acompaña un hombretón de más de 200 kilos (esta cifra varía según las versiones).

Un camello o traficante de poca monta relacionado con la Camorra, que hace también de caficho -chulo, proxeneta- y que responde al nombre de Gianguarino Cafasso.

Gianguarino Cafasso. (Hay que recordar este nombre.)

La vivienda es utilizada para prostituirse por un brasileño  transexual conocido como Natalí.

Se trata de una especie de condominio, en realidad, compartido por transexuales extracomunitarios (es decir, no europeos y sin papeles en regla la mayoría) que se ganan la vida vendiendo su cuerpo alterado quirúrgicamente y paquetitos con unos polvos de los Andes.

Este número 96 de la Via Gradoli, en el barrio de la Cassia al norte de Roma, tiene su propia historia particular y muy peculiar.

Por ahora, baste decir que acoge una especie de condominio laboral y que cuatro carabineros han ingresado con una cámara de teléfono móvil en la mano pescando a un cliente con los pantalones bajados y las manos y la nariz en la masa.

.

LA ESCENA

Como muchos prostitutos y prostitutas, Natalí no solo vende sexo, vende también la receta para incrementarlo: un potente y casi instantáneo afrodisiaco que además de extender la duración de las erecciones es euforizante, quita el sueño y el cansancio y anula los efectos negativos del alcohol.

La receta tal suele ser un paquetito hecho de papel simple que guarda en su interior una sustancia proveniente de los Andes y martirizada hasta la desfiguración en Europa.

Sobre una mesa de la vivienda hay mucho dinero y una cantidad indeterminada pero considerable de esa droga también conocida con el nombre de cocaína.

Junto a la mesa están Natalí y su cliente de ese momento.

Cuando los carabineros ingresan, sorprenden al cliente con los pantalones bajados.

Otras versiones dicen que los tenía subidos y que los cuatro sujetos lo forzaron a bajárselos.

Para completar el cuadro hay que añadir que los policías llevan una cámara de teléfono móvil.

El cliente les ruega no arruinarle la vida y les firma tres cheques por valor de 20.000 euros que los agentes del orden no cobrarán.

El cliente es, obviamente, nuestro personaje inicial, Piero Marrazzo.

El de Un altro modo.

Presidente de la Región Lazio, ex periodista e hijo de  otro periodista, Giuseppe Marrazzo, famoso por sus reportajes y libros sobre la Camorra italiana.

Marrazzo, Piero, niega inicialmente todo y espera que pase la tormenta.

Su vehículo oficial ha sido encontrado a un par de manzanas del lugar.

Natalí testifica que lo conoce desde hace siete años y que es su cliente habitual, de confianza.

Hay también otro testigo, Brenda, transexual compatriota y amig@ de Natalí.

Brenda. (Hay que recordar este nombre.)

Marrazzo, quien había llegado al gobierno de la Región en el 2004 gracias a una coalición de centro-izquierda, recibe entonces una llamada y se rectifica.

Ahora, meses después de lo sucedido, afirma que se trató de un encuentro ocasional “frutto di una mia debolezza della vita privata”.

En italiano, debolezza es ‘debilidad’. Me eximo de traducir la frase.

Su confesión la acompaña de la renuncia -inconstitucional- a su puesto de gobernador de Lazio.

Es el 19 de octubre, vísperas de las elecciones de su partido.

La llamada la ha hecho Silvio Berlusconi, primer ministro de Italia.

Marrazzo, padre de tres hijas habidas en dos matrimonios, anuncia su alejamiento de la política y su internamiento voluntario en un monasterio.

.

EL VIDEO

La ruta del video (que tendría que haber servido a los cuatro carabineros para chantajear a Marrazzo in situ, o sea, en el lugar de los pantalones bajados, pero que continuó un extraño periplo) es más o menos la siguiente.

Luego de ser grabado en el número 96 de la Via Gradoli, va a parar primero a Libero, diario defensor de Berlusconi y que dirige en ese momento Vittorio Feltri.

(Feltri renuncia un par de semanas después y pasa a ocupar el cargo mayor de Il Giornale, diario de la familia Berlusconi.)

De Libero pasa a la agencia Photo Masi, (también Photomasi y photomasi). Carmen Masi, la propietaria, se lo ofrece a su vez a la revista Oggi.

La filmación tiene ahora un precio de unos 200.000 euros, pero nadie parece quererla.

Mientras tanto, Piero Marrazzo confía en que pase el temporal.

El video retorna nuevamente a Libero y, por fin, a la revista Chi, del grupo Mondadori.

Su director, Alfonso Signorini, afirma que se lo entrega  a la presidenta del grupo el 5 de octubre.

La presidenta de Mondadori es -grandes casualidades de la vida- Marina Berlusconi, del primer ministro italiano.

(Esto no es un carrusel o tiovivo, en el que todo da vueltas alrededor de un eje. Esta es una historia real.)

Han transcurrido tres meses desde que los cuatro carabineros grabaran a Marrazzo con los pantalones bajados en compañía de Natalí y echaran a andar al video.

Como buena hija, Marina le pasa el video a su padre, seguramente porque le quema en las manos. El padre, más fornido, soporta mejor la tenencia manual.

No sucede nada durante dos largas semanas.

.

BERLUSCONI

El 19 de octubre, presa seguramente de la presión de su conciencia,  (presión que coincide, oh destino, con las vísperas de las elecciones primarias del Partido Democrático, al cual pertenece Marrazzo), Silvio no puede más y se decide a llamar a Piero.

Intentaré reconstruir la conversación telefónica.

-Piero –le tiene que haber dicho el Velino Mayor-, caro mio, hermano.  Tengo un material que tendría que publicar, pero no puedo hacerlo. No podría hacerlo, no, Piero. Mi conciencia me lo impide. Se te ve con los pantalones bajados y en mala compañía. Malísima.

(¿Alusión a sus velinas?)

-¿Tienes tú ahora el video?

-¿Yo, tenerlo? ¿Crees que me ensuciaría las manos con algo así? Terrible, terrible, terrible. ¿Qué hago, Piero, dime? ¿Cómo actúo ahora? No lo puedo publicar, no puedo dejar que lo publiquen. Soy un hombre de principios, Piero.

-OK, no lo tienes. Pero dime, ¿qué debo hacer? ¿Qué me recomiendas, Silvio?

-¿Cómo lo puedo saber, Piero? Pero te voy a hacer un gran favor. Te voy a dar un número de teléfono. Ponte en contacto con la agencia Photo Masi, allí llegó primero el video antes de pasar a Chi. Habla con ellos, pregunta por Carmen, pero no me metas a mí en esta porquería.

Chi es una revista que pertenece al imperio mediático de Berlusconi.

Grazie, grazie, caro Silvio –tiene que haber dicho Marrazzo.

¿Qué le quedaba?

¿Qué podía hacer?

¿Preguntarle quién había organizado el chantaje?

.

.

Continúa…

HjorgeV 01.12.2009

.

Fuentes:

http://it.wikipedia.org/wiki/Piero_Marrazzo

http://de.wikipedia.org/wiki/Vittorio_Feltri

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Cocaina/transexuales/chantajes/videos/Italia/Berlusconi/elpepuint/20091031elpepuint_14/Tes

http://es.wikipedia.org/wiki/Aldo_Moro

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Hallada/muerta/transexual/relacionada/gobernador/Lazio/elpepuint/20091120elpepuint_9/Tes

http://it.wikipedia.org/wiki/Giuseppe_Marrazzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s