APUNTES SOBRE LA DÉCADA QUE COMIENZA

Pronósticos, perspectivas, augurios.

Cada nuevo año o época que empieza, es una oportunidad para presagiar, para anticiparse a los acontecimientos, para estimar el futuro.

Puesto un vaso con agua hasta la mitad de su contenido, siempre habrá quienes lo verán medio lleno, mientras que otros se referirán a él como medio vacío.

En la tecnología el vaso da la impresión de estar por llenarse cada día. (¿Alguna vez cesará ese desarrollo? ¿Después de una catástrofe nuclear, por ejemplo, cuando tengamos que regresar a nuestras raíces porque todo lo demás no funciona?)

Aunque sería bueno que empezáramos a considerar la otra posibilidad.

Porque una mejor tecnología no es sinónimo de necesidades y problemas resueltos.

La tecnología puede contribuir a envenenar el planeta, por ejemplo.

No tiene mucho sentido, por ejemplo, haber llegado adonde estamos, para regresar a la época de las cavernas en las comunicaciones y endiosar a Twitter, como si toda la historia reciente del desarrollo científico y tecnológico no nos hubiera servido sino para comunicarnos con algo muy similar al… telégrafo.

(Por lo demás, una cosa es crear y utilizar un lenguaje innovador, comprimido, abreviado,  codificado y efectivo, y otra es desconocer las reglas de ortografía de nuestro idioma.)

Aquí mis personales apuntes sobre la década que empieza.

1. LA ERA DE LA CONFORMIDAD Y DEL SILENCIO (FORZADO)

Aunque habrá ciertas capas sociales de algunos países (Grecia, Francia) que seguirán llamando la atención por su combatividad al protestar, la grandes masas del planeta soportarán estoica y silenciosamente los nuevos tiempos.

Los Estados se defenderán de los críticos y disidentes con nuevas tretas y mañas, además de usar los viejos recursos, la violencia incluida.

Eso sucederá incluso en los países llamados desarrollados, democráticos y libres.

José Vidal-Beneyto lo refiere de forma brillante en su artículo El macabro vodevil de Copenhague.

Me permito citarlo:

“Por no hablar del ignominioso tratamiento que Copenhague reservó a la sociedad civil mundial, al acreditar en un primer momento a 46.000 personas, que se redujeron después a 21.000, de las cuales sólo se permitió que apenas 300 entrasen en la Conferencia. Ni los entusiastas militantes de base, ni siquiera los líderes de las grandes organizaciones ecologistas -Greenpeace, WWF International, Amigos de la Tierra, Intermón Oxfam, etc.- pudieron acceder al Bella Center. (…) Juan López de Uralde, presidente de Greenpeace-España, (…) sigue encerrado en su prisión de Copenhague, desde el inicio del conclave.”

Juan López de Uralde sigue en prisión preventiva desde el 17 de diciembre y la policía danesa no le permite comunicarse con su familia. (A propósito de tretas, mañas y escarmientos.)

2. LA ERA DEL ESPIONAJE (CASERO) EN LA POLÍTICA

Los políticos se espiarán cada vez más unos a otros.

No solo han descubierto el espionaje como arma política y electoral, también han descubierto que pueden usar el dinero público impunemente y sin que las galerías giman (al contrario, piden más circo).

La nueva relación de fuerzas entre grupos políticos no se definirá por los programas que presenten los partidos, sino por la cantidad de trapos sucios que los unos sepan de los otros.

Las nuevas tecnologías favorecerán el espionaje y la falta de fiscalización en la actividad política hará posible desviar partidas presupuestarias para espiar a la oposición y a la posible futura oposición.

(Poco antes de terminar el El mes pasado se conoció aquí en Alemania que el líder de la izquierda Oskar Lafontaine había sido espiado y vigilado durante meses, sin que se haya podido descubrir quién pagó los ingentes gastos. Durante meses. Qué cuentita. O verdadera dolorosa.)

3. LA ERA DE LOS GRANDES NEGOCIOS SUCIOS Y LA NEOCRIMINALIDAD FINANCIERA

La Red, las nuevas tecnologías, la creciente liberalización de la economía (a pesar de la crisis mundial desatada por la especulación descontrolada y la neocriminalidad financiera) y la facildad con que es posible esconder cuentas, números y dinero en esta era (ver el caso Blair, por ejemplo), propiciarán el incremento de cada vez más grandes y más sucios negocios por todo el planeta.

En el futuro no existirá empresa sin una sección de criminalidad financiera: cómo hacer para eludir el pago de impuestos, para maquillar la contabilidad (contabilidad creativa), para hundir una empresa pero quedarse con una gran parte del pastel.

O para hacer una fusión con otra empresa, despedir personal, oscurecer las cuentas y pasar las deudas a otros.

Crecerán todo tipo de mafias.

La de las apuestas es la pesadilla más reciente para el público alemán: este país sería el centro de las apuestas ilegales en el fútbol europeo.

(Y eso que la mayoría de alemanes ignora que varios asesinatos no esclarecidos y ocurridos en la última década en Alemania, tendrían un vínculo con las apuestas manipuladas.)

4. LA ERA DE LAS DESPROPORCIONES

Los multimillonarios que no puedan aumentar su riqueza como antes se sentirán estafados e infelices, mientras que el hambre azotará al mundo con más fuerza debido al calentamiento global, los desastres ecológicos y los vaivenes desquiciados de la economía ultraliberal.

Habrá cada vez más gente con aspecto de no pasar apuros, pero que en realidad tiene a toda la familia en el paro, por ejemplo.

A pesar de la crisis energética y del continuo incremento de los precios de la gasolina, la industria automovilística apenas se interesará por los automóviles de bajo consumo. Las compañías invertirán increíbles sumas para desarrollar autos cada vez más veloces, más grandes y más llamativos.

El efecto de las guerras tendrán cada vez menos proporción con la aparente razón que llevó a iniciarlas: las represalias, guerras preventivas y venganzas se multiplicarán bajo el aplauso de la industria armamentística.

Se repetirán casos como la Masacre de Gaza (13 israelíes muertos  por 1.300 muertos palestinos, entre ellos unos 400 niños en apenas un par de semanas).

Nunca ha tenido la humanidad tantas riquezas acumuladas como ahora, pero disminuirá aún más el interés por detener el hambre y la miseria en el mundo.

5. LA COCAÍNA GOBERNARÁ EL MUNDO

El poder de la cocaína no ha hecho sino empezar.

De ser una droga limitada inicialmente a cierta élite (Freud, Conan Doyle y algunos Papas la consumían), pasó a convertirse en la droga de los bohemios a comienzos del siglo pasado, para luego invadir otros terrenos como el comercio sexual, la noche (discotecas, bares) e instalarse como la favorita de los políticos.

No era una casualidad, puesto que el narcotráfico necesitaba engancharlos por dos razones: ganárselos como aliados e invertir en una causa razonable y productiva a largo plazo.

Por ahora, la cocaína, en casos como el de Berlusconi, tiene una función mayormente viágrica y orgiástica.

Pronto empezará a notarse que los que la controlan, controlarán también a sus usuarios y a todos aquellos que aceptaron y aceptan sus dineros (llámense inversiones, ayudas, préstamos u óbolos).

6. EL CIRCO DE LOS INVENTOS INÚTILES

¿Qué pensar de un automóvil con tecnología punta que solo dura un par de años?

¿De un celular o móvil que está pensado y concebido para que sea anticuado y hasta obsoleto en uno o dos años?

.

.

Continuará…

HjorgeV 02-01-2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s