LA MADERA RUMIA (Engendro)

.

La madera rumia.

El agua al garete.

¿A la inconsistencia de todos tus días quién le pide cuentas?

Terca la calavera. Terca la celulosa.

Su espera es el desguace

de una nave tonta.

.

Oyes relatos, voces que parecen venir del tiempo.

Te sobresaltas y giras

asustado.

La noche detrás de ti espera y

te nombra.

Arriba duermen tus hijos.

.

No tienes certezas para ofrecerles y

eso te abochorna.

Visto con telescopio, perteneces a la misma estirpe

de seres desesperados por encontrar verdades

que ya inundaron tu mundo hace miles de años.

.

Miras a izquierda y derecha.

Te sujetas al escritorio. Garabateas el papel.

Te impacientas porque no puedes llegar a dominar sus

líneas ni las de

ninguno de tus actos.

A diversas distancias de tu cuerpo miles de seres cierran sus ojos

cada día para siempre sin haber presentado ninguna solicitud.

¡Niños!, gritas a la noche.

¡Si están durmiendo bien no me respondan nada!

.

.

HjorgeV 11-04-2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s