ALEMANIA MESTIZA: AUSTRALIA CÁNDIDA

Acababa de ganar Ghana y un comentarista alemán destacado en ese país, dijo en la televisión:

A juzgar por el ambiente aquí, Ghana ya es campeón mundial”.

Los alemanes sonrieron con suficiencia con el comentario solapadamente burlón.

En un par de horas debutaba su propia selección.

Pues, bien, ahora que ha terminado el partido, lo mismo se podría decir de Alemania en este momento: a juzgar por el ambiente que se ha creado en las calles de este país tras el 4:0 frente a Australia, los alemanes ya se sienten campeones del mundo.

Mas una cosa es jugar por segunda vez un Mundial -el caso de Ghana- y otra, ser tricampeón mundial y siete veces finalista, y lucirse con un equipo de tercera.

Pero de tercera división de un país aún no descubierto.

Acaso salvo el primer gol, los otros tres alemanes fueron una clase magistral de candor futbolístico por parte de los australianos.

(El gol de cabeza de Klose, por ejemplo, me hizo recordar a esos “magos” especializados en hacer trucos para niños menores de cinco años y que terminan repitiendo su truco cinco veces sin garantía de que haya sido entendido por la infantil audiencia.)

Otra cosa será cuando Alemania se tenga que enfrentar a la misma Ghana o a Serbia, tipos más duros, más técnicos y no tan cándidos.

Y otra más diferente aún, cuando se las tenga que ver con Argentina, Brasil, España o cualquier otro país con verdadera tradición futbolística.

Hay que reconocerlo: Alemania ha mejorado notablemente su fútbol y hoy apenas se sintió la ausencia de Ballack.

Pero, ojo: la selección alemana es más multikulti (expresión que es diminutivo de ‘multicultural’ en alemán y que se usa para referirse a las olas migratorias en la Alemania de los últimos años), es decir, más mestiza que la sociedad misma a la que representa.

El actual equipo de Löw tiene a un germano-nigeriano (Aogo, de padre nigeriano y madre alemana, nacido en Karlsruhe), dos turcos (Özil y Taşçı, ambos hijos de turcos y nacidos en Alemania), un germano-tunesino (Khedira, de padre tunesino y madre alemana, nacido en Stuttgart), un brasileño (Cacau, nacido en Santo André, Brasil, nacionalizado recientemente alemán), un germano-español (Gómez, hijo de un español de Granada y una alemana, nacido en Riedlingen), un germano-ghanés (Boateng, de padre ghanés y madre alemana, nacido en Berlín) y tres jugadores de origen polaco (Podolski, Trochowski y Klose, los tres nacidos en Polonia).

De los diez, solo cuatro -Cacau y los tres polacos- nacieron fuera de Alemania.

Si actualmente se dice que cada quinto habitante de Alemania tiene raíces extranjeras (recientes, se entiende), en la selección alemana ese 20% pasa a ser el 45%, casi la mitad.

(Algo de lo que se enorgullecen los alemanes, por si acaso.)

Lejos han quedado el juego de cañoneos bélicos por las alas, el ataque con tanques blindados por el centro y los pelotazos más o menos a ciegas al centro del área rival esperando activar alguna granada hacia el arco rival.

Vamos, a la selección alemana le ha caído más que bien el mestizaje, el aporte de sus inmigrantes.

Y también el nuevo balón mundialista, Jabulani, más ligero y elástico, es decir, más fácil de impulsar, disparar y dominar, aunque con las inconveniencias (preguntarle al portero Green inglés y al argelino Chaouchi) de sus nuevas características.

Ahora solo falta ver a esta nueva Alemania Mestiza frente a selecciones serias y de peso para cuantificar su verdadera valía.

Lo de Australia solo ha sido un paseo, una pichanguita.

El examen sin nota de jóvenes que pueden cambiar la historia del fútbol alemán.

.

.

HjorgeV 14-06-2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s