EL CANÍBAL Y EL MAFIOSO

Y se volvió a la normalidad en este país.

La verdad, estaba harto de que endiosaran a unos jugadores alemanes que, si bien se habían paseado con los ingleses y los argentinos (básicamente gracias a su miedo escénico), en la Bundesliga juegan como se vio ayer contra España.

Lo llevo viendo a lo largo de muchos años.

Por supuesto, no jugó Müller. Y otra podría haber sido la historia si hubiera jugado contra España.

En todo caso, eso solo demuestra que en el fútbol, juego posicional por excelencia, solo hay maravilla si hay atrevimiento e ideas. Y Müller con su juventud y su audacia se podía permitir tener ideas y atreverse a realizarlas.

El partido empezó con España diciendo estas son las nuevas reglas de juego y este es mi balón, y con una Alemania timorata, recelosa de lo que se le podía venir encima.

Para su suerte, dentro de las grandes cualidades de este equipo español que se ha puesto con este triunfo a un paso de su primera Copa Mundial, no está el exceso de gol.

España ya juega casi como el Barça.

Pero le falta su Messi. Y sus goles.

Si el error de Maradona fue no preocuparse por el mediocampo en el partido contra Alemania, confiado en que Messi & Co. se encargarían de ganar el partido solos, la virtud de España está precisamente en su región central: con futbolistas que no solo dominan su oficio correlón, sino que además la bola les obedece y tienen visión panorámica, además de ideas y atrevimiento.

De todo esto último adolece la selección alemana.

(¿Notaron que esta vez la Jabulani tenía el punto exacto de aire y que, por lo tanto, no estaba rebotona ni hacía extraños? Fue lo que permitió el gol de Puyol y las magníficas combinaciones de Xavi y compañía, aunque también los peligrosos remates alemanes a gol.)

Lo de Inglaterra y Argentina fue, por lo tanto, un engaño alemán.

O dos grandes golpes de suerte.

¿Por qué habrían de jugar los seleccionados alemanes tan diferente a como lo hacen en la Bundesliga?, era la pregunta que ya me había hecho antes de empezar el Mundial, para luego, tras las goleadas contra los ingleses y argentinos, preguntarme, tirándome de los cabellos: ¿Cómo es posible que jueguen tan diferente?

Golpes de suerte.

Un gol no reconocido y otro tempranero, además.

El otro gran error de Maradona de no reconocer que por el lado de Otamendi se había roto el dique argentino desde los primeros minutos.

Muy bien.

Los alemanes resistieron lo suyo y España, con todo su poderío y superioridad, solo ganó por un gol y en los minutos finales. Un triunfo trabajoso, arduo. Además de las grandes dosis de paciencia implicadas.

¿Conclusión?

Para ser el mejor no basta dominar un partido, ser dueño del balón y de las mejores jugadas.

Hay que tener gol.

Y eso es algo que ahora España tiene que demostrar frente a Holanda, una selección más dura de roer. Más astuta y ruin, también.

Con dos jugadores mañosísimos, Khalid Boulahrouz y Mark van Bommel, capaces de extirparte el colon o un pulmón sin costuras. Y conocidos por ahorrar en anestesia.

El primero juega en el Stuttgart alemán y tiene un apodo que es programa:

Khalid, El Caníbal.

Su especialidad es el corte defensivo.

Entiéndanlo como deseen, pero si recuerdan el juego del uruguayo Diego Pérez, sabrán de qué estoy hablando. Solo que el charrúa no lleva cuchillo ni una cachiporra debajo del cinturón.

El segundo es conocido por su juego sucio encubierto y el cinismo y caradurez con que reclama al árbitro con gesto de ángel (o de matón, según sea necesario, pero siempre de forma intimidante) las decisiones más importantes y gravitantes de un partido.

Van Bommel es de los que saben provocar subrepticiamente a un rival hasta hacerlo explotar, o machacarlo hasta su claudicación o su invalidez temporal maquillando la escena del crimen.

Sutil y rencoroso, es el que se encarga del trabajo sucio y clandestino, especialmente cuando las cosas no van bien. O, simplemente, para que salgan “bien”.

Van Bommel es la Mafia Naranja. (Y la del Bayern de Múnich, por supuesto, su club. Por algo lo digo. Al final del partido contra Uruguay, por ejemplo, fue perseguido por un indignado Martín Cáceres; pero el holandés consiguió escurrirse del pretendido ajuste de cuentas del uruguayo corriendo al otro extremo del campo.)

Con un Van Bommel inspirado, es posible que la ‘táctica’ holandesa para la final consista en deteriorar sutilmente el mediocampo español:

Con un Xavi o un Iniesta tempranamente lesionados o convenientemente amedrentados, se podría descomponer el esquema de Del Bosque y conseguir más libertades para los talentosos Wesley Sneijder y Arjen Robben, o para un posible Rafael van der Vaart.

La final de este Mundial, opino por lo tanto, se definirá por dos aspectos claves:

La calidad del arbitraje y la capacidad española para encontrar el gol.

Qué

.

HjorgeV 08-07-2010

Anuncios

3 comentarios sobre “EL CANÍBAL Y EL MAFIOSO

  1. ¿Miedo escénico argentino?.
    Miedo escénico de jugadores como Messi, Macherano, Pipita, etc. Un rotundo Ja.
    El equipo argentino jugo a lo que sabe, es decir le pregunto, ¿como cree usted que jugaría Alemania con varios Schbanstaiger y varios Muller?. Cada técnico dirige según él percibe el futbol (directa relacion con su estilo de juego), y quedó comprobado que el del Diego no gana Mundiales. La razón es sencilla, desde el inicio del juego Alemania-Argentina hasta yo fui capaz de detectar que el equipo argentino estaba partido. Argentina tenia una linea atrás de 4 bien definida y tres jugadores con vocación de gol temible: Messi, Tevez y Pipita. ¿Pero que paso con el medio campo? Quién recuperaba la pelota en este equipo argentino. Rpsta: Solo Mascherano, pobre Mascherano, porque ni Di Maria ni Maxi Rodriguez tiene vocación de recuperación, no es su característica o mande usted a Ronaldinho a marcar en el medio campo del Milan a ver como le va.
    Maradona confió en la explosión y efectividad de estos jugadores en el ataque y falló. Solo era cuestión de tiempo libreta.

    Rpta.: Hola, Catracho: Lo que dices es correcto. Lo menciono cuando digo: “Si el error de Maradona fue no preocuparse por el mediocampo en el partido contra Alemania, confiado en que Messi & Co. se encargarían de ganar el partido solos, la virtud de España está precisamente en su región central”.
    Con todo, esto no alcanza para explicar la derrota frente a Alemania. Opino que el gol tempranero destempló de tal manera a los argentinos que los desubicó por completo. Luego el error (que también menciono) de Maradona de no reconocer la debilidad del lado derecho de la zaga. Con o sin mediocampo, Argentina tendría que haberse paseado con esta Alemania, a la que le tuvo demasiado respeto y temor escénico. Saludos. HjV

  2. Usted habla en alemán y yo en hondureño sobre fútbol.
    Quizá con esto nos entendamos. http://www.elheraldo.hn/Zona%20Deportiva/Ediciones/2010/07/09/Noticias/La-novia-de-infarto

    Rpta.: Estimado Catracho: lo que tú quieres que yo diga es que Maradona no sirve como entrenador. Ese es otro asunto. Las deficiencias de Argentina en su partido contra Alemania fueron tan claras que no merecen mencionarse. Por lo demás, los catrachos decepcionaron en todos los idiomas en este Mundial. Saludos. HjV

  3. Hola libreta.
    Yo no pretendo forzarlo a decir algo que usted no piensa, es más, lo digo Yo: La forma en que Maradona percibe el futbol como entrenador y su manera de traducirlo en instrucciones a 11 jugadores dentro de un campo de juego no gana campeonatos.
    Coincido con usted en su ultima linea antes del saludo y firma.
    Psst…pssst: No sea usted descortés y dedíquele algún comentario a Larissa, mire que se lo merece, aunque claro, para muchos (as) también éste es un tema bastante subjetivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s