CASI UNA VEINTENA DE LIBROS

Nuevamente, he aprovechado nuestras vacaciones en España para traerme casi una veintena de libros.

Para elegir la mayoría de ellos seguí un procedimiento trabajoso pero satisfactorio para mí: me tomé el trabajo de revisar, hojear y ojear, y, en muchos casos, leer con absoluta concentración y detenimiento durante horas, todos los libros que pude en el fnac de la Plaza Cataluña de Barcelona.

Me tomé tres días para hacerlo. Viajé expresamente hasta allí desde Vilafranca solo con ese fin.

Para el que no ha estado allí, vale la pena decir que el nombre oficial de la plaza es Plaça Catalunya y que el fnac es una tienda multimedia francesa.

En varios pisos se ofrecen artículos electrónicos y fotográficos, computadoras (ordenadores), videos y videojuegos, música y libros.

En la entrada del edificio hay diarios y revistas para comprar. Al costado una cafetería bastante atractiva y, detrás, un pequeño auditorio para eventos culturales.

Cuando voy allí, solamente visito el piso de los libros.

La ventaja del fnac frente a otras librerías es que hay asientos para el que desee hacer uso de ellos (salvo una o dos veces, siempre encontré uno libre) y no existe absolutamente ningún empleado que te pueda mirar mal por dedicarte solo a ‘escarbar’ libros durante horas.

(Algunas contadísimas personas deben leer libros completos allí, a juzgar por el tiempo que algunos pasaban allí sin cambiar de lugar ni libro.)

La siguiente selección, presentada sin ningún orden (los libros están aquí sobre mi escritorio y los iré tomando al azar), la hice guiándome por varios factores o criterios, entre los que el económico no era uno de los menos importantes sino al contrario.

Un criterio, que fue y es también siempre el principal y que decide si me quedo con un libro, consistía en abrir uno cualquiera y comenzar a leer con la mayor concentración las primeras líneas.

Si la historia o narración resistía esa primera lectura, entonces anotaba el nombre del libro y lo incluía en mi lista de posibles candidatos.

También llevé una lista de opciones hecha en base a recensiones leídas, como segundo criterio de selección, y que había confeccionado antes de viajar.

El tercer criterio estaba determinado por la oferta de novedades presentadas en las correspondientes mesas, estantes y anaqueles puestos para ese fin.

Obviamente, estos libros fueron los que más revisé por un simple efecto de mercadotecnia y facilidad de panorama.

El siguiente criterio consistía en elegir las nuevas obras de autores ya conocidos.

Un último criterio fue el de buscar clásicos de la literatura en formatos agradables de leer. Sabido es que muchas obras de la literatura mundial suelen ser ofrecidas continuamente y a precios muy asequibles (no hay que pagar derechos de autor muchas veces), pero en formatos nada favorecedores, por el contrario, muchas veces francamente enemigos, entorpecedores de la lectura.

Aquí la lista, por ahora incompleta (¿qué se han hecho los demás libros?):

  1. DAVID BALDACCI, Los coleccionistas

  2. VIKAS SWARUP, Seis sospechosos

  3. NELLE HARPER LEE, Matar un ruiseñor

  4. ALFREDO BRYCE ECHENIQUE, La esposa del Rey de las Curvas

  5. HERNÁN RIVERA LETELIER, El arte de la resurrección

  6. LEV TOLSTÓI, Guerra y paz

  7. HERMAN MELVILLE, Moby Dick

  8. GUSTAVE FLAUBERT, Madame Bovary

  9. MICHAEL CONNELLY, Más oscuro que la noche

  10. ARNE DAHL, Misterioso

  11. CORMAC McCARTHY, La carretera

  12. JOHN GRISHAM, Causa justa

  13. MARI JUNGSTEDT, Nadie lo conoce

  14. PETROS MÁRKARIS, Defensa cerrada

  15. JOHN GRISHAM, El Informe Pelícano

  16. WILLIAM SHAKESPEARE, Macbeth

  17. RAYMOND CHANDLER, Adiós, muñeca

  18. HARUKI MURAKAMI, De qué hablo cuando hablo de correr

La idea es ir presentando en esta bitácora inútil mis impresiones sobre los libros leídos.

Que estén bien.

Un buen inicio de semana.

...HjorgeV 29-08-2010

Anuncios

One comment

  1. Lástima que no te tropezaras con una novela excepcional de Grisham llamada La Granja o A Painted House.
    De Baldacci, La Ganadora es una gran historia, The Winner.
    ¿Y Roht, Murakami y Oates? ¿Qué pasa Libreta, has perdido el gusto?

    Rpta.: La granja la revisé varias veces. El comienzo no me convenció. Es todo lo que puedo decir sobre ella. No he leído el resto. No conozco ni encontré la de Baldacci que mencionas. Será para la próxima. Por lo demás, ¿gusto, dices? Eso es algo que nunca he dicho tener. En todo caso, es volátil (es algo que se persigue sin fin, más bien) y no creo que una veintena de lo que sea alcance para caracterizarlo. Saludos, Catracho, desde los arrabales de Colonia. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s