LA RUTA DE MAQUIAVELO A FALKNER (Chanza)

Un lector de esta bitácora, pregunta desde Honduras si la siguiente cita atribuida a Faulkner no es de Maquiavelo:

«El novelista ha de estar dispuesto a mentir, robar, falsear e incluso a vender a su madre con tal de conseguir crear la Obra.»

Es exacta la suposición.

De Nicolás Maquiavelo (Florencia, 1469-1527) pasó a Pedro de Médicis y de este a Alejandro de Médicis, primer duque de Florencia, allá por enero de 1537.

Su hermano Octaviano, el papa León XI, se la comunicó a Felipe III como parte de los acuerdos para restablecer la paz en el reino.

El rey español, a su vez, se la habría hecho saber secretamente a Cervantes, a Lope de Vega y Góngora, y uno de estos tres la habría pasado a Shake-speare o Shaksper, aunque aún se está investigando cómo y dónde.

(Se cree que cifrada en una obra de teatro, al más puro estilo del espionaje moderno.)

En una borrachera, antes de morir, Shakspeare (recordar que la grafía inglesa en tiempos isabelinos no era fija ni absoluta) se la habría pasado a Ben Jonson y aquí temporalmente se pierde la huella documental de la cita.

Se estima que Richard Lovelace (Woolwich, Kent o Holland, 1618-1657 ó 1658), después de una alteración de uno o dos sustantivos, la habría recibido de su maestro en una noche de luna y año nuevos y que, luego, tras venderla para pagar deudas de juego y bebida, y como parte de una herencia familiar dictada por su padre Sir William Lovelace del cual era su hijo, habría llegado finalmente a través de uno de los tripulantes del Mayflower al nuevo continente.

Falkner (su apellido original), el gran Willy o Billy y gran amigo de las botellas, habría encontrado la cita perfectamente cifrada en un pergamino dentro de una (botella) que había supuesto llena en una inundación de su sótano.

Todo es un poco confuso -la oscuridad del sótano, cómo diablos había llegado una botella lanzada al río Misisipi hasta él y para qué carajo querría beber alguien papel- pero es probable que al referirse a la Obra, Faulkner se haya querido referir al Alcohol, como bien saben muchos de sus biógrafos beodos.

Otros biógrafos más sobrios del gran modernista estadounidense han apuntado a que el título de su primera novela La paga de los soldados bien podría ser una alusión encubierta al Alcohol (otra vez), pero lo más probable es que este hecho no haya tenido nada que ver con ese otro hecho insólito de adjudicarle el Nobel de Literatura de 1949 ¡en 1950!

(Aunque quién sabe, dicen otros, que creen ver en el alto índice de alcoholismo de la población sueca actual a uno de los culpables de esta confusión retrasada o tardía.)

(Otros autores han visto en el título de su novela Desciende, Moisés, otra alusión a ese sótano. Otros más atrevidos aún, afirman que el nombre del condado de Yoknapatawpha proviene de un intento forzoso por pronunciar en plena borrachera un poema de Yorch Bush titulado Yok Napa Tawpha, burdo plagio del idioma quechua como sabe todo buen limeño.)

(Faulkner llegó a afirmar que significaba «agua corriendo por las praderas», pero los que lo conocían bien saben que -por las dudas- él nunca dejaba desperdiciar ningún tipo de aguas, especialmente de las más concentraditas.)

(También está la anécdota que refiere la página en alemán de la Wikipedia sobre Faulkner, según la cual, y en una premonición de la confusa entrega del Nobel de Literatura de ese año o dos años, el sobrino que lo acompañaba trató de mantenerlo sobrio mientras esperaban la partida hacia Estocolmo para recibir el premio sueco. Empero, acaso porque el familiar tenía más de sobrino que sobrio él mismo, se equivocó al referirle la fecha de un partido de football, dándose Faulkner cuenta del chanchullo y pasando a vengarse dilatadamente de ese burdo intento de atentar contra su naturaleza en el bar del avión o barco, a esas alturas ya igual le debía dar, y a recuperar el líquido tiempo perdido.)

En todo caso, vaya dios a saber cómo diablos pasó después este bien resguardado secreto familiar a Catracholandia (vulgo para Honduras), gran país de eternos abstemios en el que nadie cambiaría a su suegra ni por un buen trago de ron.

…Qué

...HjorgeV 2010

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s