LOCUS ERRONEOUS (Engendro)

Has vuelto al mundo

al Teatro del Mundo

por la

puerta grande (la única

en tu caso)

Has vuelto a la página inconclusa

de tu vida dispuesto

a continuar escribiéndola

con tus pasos

Uno por uno

Con el cuidado de un orfebre

demente

Es decir: has abierto por fin la

puerta

Has salido a la calle

a devolver un libro

A decirle al librero que

se había equivocado con

sus consejos

(Te tomará por loco porque han

pasado cinco años desde

esa compra

Pero, ¿qué te importa ahora que

estás volviendo a la luna de noviembre,

vibrante

como un jovencito a punto

de salir a su

primera fiesta?)

Ahora observas la avenida

y a tus espaldas queda

la puerta de siempre

En la esquina divisas la iglesia

con sus mendigos de siempre

Te animas porque estás regresando

al decorado De Siempre

Quisieras transportarte ahora al Momento

Primigenio

revivir ese instante en

que te cruzaste con ella

y su mirada

empezó a destrozar

todos los

argumentos de tus cuadernos

acumulados a lo ancho

de tantos años

Ahora la has olvidado ya y su

nombre te suena como a guía

telefónica:

A lista de espera, quieres decir

Porque cualquier lista de teléfonos

corta o larga

tarde o temprano

mal que bien

siempre

termina convirtiéndose

en un

obituario más: ya lo has

aprendido en tus propias páginas

Estás en la puerta

te espera la avenida, pero entonces

alguien te mira

y

Quisieras retroceder ahora aún más

Regresar hasta el momento en que saliste

de tu cuarto de estudiante

diez o veinte años atrás:

ese instante que unió escalera y

puerta

para dar un simple saludo a la calle

(venías entonces de un encierro de

varios días)

Y La Viste

uéué

Vamos,

Quisieras retroceder mucho

más aún

ahora que la ciudad

te intimida y el paso de la gente

deviene en simple vanidad ambulante:

retroceder

hasta el momento

en que recién estabas empezando a

ponerle un título a la novela de

tu vida y las

páginas en blanco

eran

tímida garantía del

futuro

Ufffffffff,

no, no,

Te asustas:

Has dejado el mundo durante

tanto tiempo

y ahora una simple mirada

femenina te ha

estropeado

tu vuelta al escenario real

de

los

mortales, ¿no?

Pero has vuelto

mira, pues,

y eso es lo que cuenta:

Este es el lugar donde

todo falla

Este, el Locus Erroneous por excelencia

Esta es la vida pura y dura, pibe

Este,

el lugar

donde las almas corren

por sus sueldos

a la velocidad correcta

(porque cualquier velocidad

-ya has aprendido también-

es arbitraria)

«Alegrate, pibe»,

te dice

el mendigo de la esquina

despertándote de tu ensueño

al tocarte por un hombro:

«Ya no estás en tus duras

páginas,

solo que ahora sí tienes que empezar

a correr»

...HjorgeV 13-11-2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s