EL MUNDO AL DESNUDO: UNA CIA GLOBAL

Como decía el difunto Leslie Nielsen: ¿solo es mi imaginación o el mundo entero se está volviendo loco?

Vivimos en una era de absolutas paradojas:

A pesar de la velocidad y la amplitud del flujo de información existente, priman la ignorancia y la indiferencia en el mundo.

El último destape de Wikileaks lo está demostrando.

No se trata de uno o algunos documentos comprometedores desvelados, sino de decenas de miles de ellos.

Sin embargo, apenas un ‘puñado’ de personas por todo el planeta ha reaccionado debidamente.

La familia de José Couso, por ejemplo, el reportero español asesinado por tropas de EEUU en la toma de Bagdad.

Ahora se sabe que EEUU maniobró para que la Audiencia Nacional española archivara el caso, saltándose forajidamente las más elementales reglas de un Estado de derecho.

Ha sido una de las pocas veces en las que la justicia común de un país europeo estuvo a punto de hacer rendir cuentas al ejército más poderoso del mundo por sus abusos y crímenes de guerra. Nadie lo hace.

Pero el juez instructor del caso, Santiago Pedraz, juez de la Audiencia Nacional española, sí decretó orden de detención internacional contra los tres soldados usamericanos responsables de lanzar un misil el 08-04-2003 al hotel Palestina donde se encontraba Couso.

En el Palestina se encontraban alojados la mayoría de los periodistas extranjeros en Bagdad durante la toma de dicha ciudad decidida por la coalición dirigida por EEUU, guerra considerada como invasión ilegal por no haber contado con el mandato expreso de la ONU.

En ese ataque al hotel de los periodistas extranjeros, murió también un reportero ucraniano de la agencia Reuters y otros dos más resultaron heridos.

Abrumado por las evidencias y los testimonios de varios testigos, el general Buford Blount, comandante de la 3ª División de Infantería, se vio entonces obligado a admitir que uno de sus tanques había disparado el misil, argumentando que había sido para defenderse de supuestos ataques de francotiradores desde ese hotel.

Sin embargo existía por lo menos un testigo presencial que afirmaba lo contrario (un periodista de Sky News, occidental, ojo, o sea ‘creíble’ internacionalmente: ya se sabe que ni la vida ni la palabra de los iraquíes valen algo desde la invasión).

Además, el misil había sido lanzado al decimoquinto piso, donde estaban las oficinas de la agencia Reuters, mientras que se había afirmado que los francotiradores se encontraban en la planta baja.

Una inconsistencia total.

Los recientes papeles de Wikileaks han reanimado casos olvidados como este.

(El periodista español Ramón Lobo ha escrito al respecto. Pueden verlo aquí.)

Y, ojo, que los suecos han sido -hasta ahora- de los pocos en reaccionar activamente. Pero en contra.

Porque sobre quien pende ahora una orden de detención de máxima prioridad cursada por la Interpol para ser extraditado a Suecia es, justamente, Julian Assange, el fundador de Wikileaks.

Con esto, lo más probable es que verdaderos criminales de guerra sigan paseándose libremente y actuando por el mundo, mientras que los denunciadores terminen en la cárcel.

Hay que matar al mensajero, parece ser la consigna.

Los llamados aliados de EEUU, con Alemania a la cabeza y en un ejercicio de cinismo supremo, simplemente se han tomado a la ligera los destapes de Wikileaks.

«Son cosas que ya se sabían», ha dicho el español Solana.

Los políticos alemanes han recomendado tener más cuidado a partir de ahora.

Curiosamente, aunque los gobiernos de los países que se consideran aliados de EEUU apenas se han sonrojado ante las revelaciones de Wikileaks, siendo Suecia el que ha ido más lejos, apenas hay respuesta de la opinión pública internacional.

Lo que hay es una inacción casi generalizada.

El sueño de muchos pensadores de la historia, según el cual cuando conociéramos la verdad de las cosas lograríamos cambiarlas y con ellas el mundo, no se ha cumplido.

Ni se cumplirá, seguramente.

La Gran Verdad, en vez de despertarnos y azuzarnos, cuando es muy grande parece atontarnos.

No importa, por ejemplo, que no haya sido Wikileaks quien se ha apropiado de los documentos revelados.

¿Cómo pudo tener acceso a todos esos documentos?

Es más o menos sencillo.

Son más de 3 millones de personas en EEUU las que tienen acceso a la información considerada como clasificada por su gobierno.

Y, sin embargo, se tiende a considerar sus revelaciones principalmente como un robo, que es la estrategia de EEUU para salvar la cara.

Hoy se sabe públicamente, algo que, efectivamente, ya se sabía: las embajadas y los embajadores usamericanos forman parte del cuerpo de espionaje de su país.

EEUU se ha arrogado el derecho de imponer una especie de CIA global en el mundo.

No es nuevo.

Pero ahora ha quedado demostrado.

¿NO SERÁ UN FASCISMO ‘DEMOCRÁTICO’?

Quitémosnos las caretas.

¿Qué muestran estos nuevos papeles de Wikileaks?

Ya nadie puede decir que EEUU busca la paz mundial ni el bienestar general planetario.

Durante décadas enteras se propagó la idea de que EEUU era el luchador de la ‘libertad’ y la ‘democracia’. Vamos, de la felicidad para todos.

Cuando en realidad, por una parte, esa ‘felicidad’ no consistía en otra cosa que en abrir nuevos mercados para los productos de su industria desbordante.

Y, por otra, esa felicidad consistía en un simple consumismo ciego, en un burdo atiborramiento de productos superfluos e innecesarios a la larga.

Es decir, tras la gran retórica, se escondía un simple Luchador del Consumo en beneficio propio.

La ‘mala suerte’ de EEUU a finales del siglo pasado, una vez caídos los fantasmas socialistas y ‘comunistas’, fue que otros países y otras regiones del mundo aprendieron con rapidez a manufacturar los mismos o mejores productos. Y a venderlos.

De las más de dos décadas que llevo acá en Alemania, por ejemplo, no recuerdo haber tenido en mis manos ningún producto Made in USA.

Sí, en cambio, de otras regiones -llamadas ahora emergentes- del planeta.

Habiendo entendido que el negocio mundial ya no podía ser principalmente el de vender productos manufacturados, EEUU se tuvo que abocar a otras actividades que conocía y conoce bien: básicamente, el empleo de la intimidación y la fuerza bruta como negocio.

Lo de que ‘sabe’ hacerlo es un decir:

EEUU no solo es -de lejos- el país con mayor gasto militar en el mundo (casi 8 veces mayor que el de China, segunda en la tabla), también ocupa casi el 50% de su presupuesto total en guerras y armamentismo.

No es casual, pues que se haya invadido Afganistán e Iraq.

Es consecuencia del negocio expansivo de las armas.

¿No será acaso entonces EEUU una especie de fascismo ‘democrático’?

Acabo de leer un artículo del escritor español Antonio Muñoz Molina, en el que se refiere a un asunto diferente, pero en el que define el fascismo nítidamente:

«En pocos sitios se ve con más claridad la mezcla de necrofilia y grosero delirio de grandeza que está en la raíz del fascismo: el culto de la fuerza bruta y de la muerte.»

Muñoz hablaba de su país y de su pasado franquista, pero lo dicho bien podría aplicarse a Irak o Afganistán hoy.

Lean nuevamente la frase citada, por favor.

¿No es posible aplicarla perfectamente a esos dos países invadidos?

La corrupción fundamental de un sistema manejado por matones diplomáticos es ahora mantenida también con frases misteriosas como la de Hillary Clinton refiriéndose a Wikileaks:

«Esta revelación es un ataque a la comunidad internacional.»

Para empezar, su frase es un ataque al más elemental raciocinio.

Pero en la lógica del matón, en la lógica tan cara a Al Capone, el que destapa los crímenes de la mafia se convierte automáticamente en un enemigo de ella.

De allí que Bradley Manning, el soldado estadounidense que destapó un crimen de guerra de las tropas de su país enviando un vídeo escalofriante a Wikileaks, ya lleve seis meses en la cárcel.

Lo que Clinton pretendía expresar es más de lo mismo: hay que enfrentar a los responsables de estas revelaciones con la comunidad internacional.

Más matonería, o sea.

Lean lo que dijo luego Clinton:

«Quiero que nuestros aliados sepan que vamos a tomar medidas concretas contra quienes han hecho posible esta filtración.»

«Los informantes diplomáticos trabajan para evitar peligros y conflictos, para ayudar a los líderes por los derechos civiles… es el rol de América en el mundo, y el rol de nuestros diplomáticos para defendernos.»

Esquizofrenia paranoica en grado supremo.

No, el problema no es que EEUU sea como es.

El problema también son los chistes que se sigue permitiendo.

Allí tenemos el del embajador de EEUU en España en una nota de prensa reciente, reaccionando ante las revelaciones de Wikileaks.

(Ver la traducción automática de Google pulsando aquí.)

Un solo ejemplo extraído de ese documento:

«Nuestras prioridades comunes en política exterior se centran en la solución de los desafíos más complejos de nuestro tiempo, de fijación de la economía mundial, para frustrar el terrorismo internacional, detener la propagación de las armas nucleares, para promover los derechos humanos y valores universales.»

Es para restregarse los ojos.

¿Fijación de la economía mundial, en el país que ha incubado los mayores desastres financieros de la historia, incluido el último de la burbuja inmobiliaria?

¿Frustrar el terrorismo internacional con más terrrorismo, invadiendo ilegalmente (es una redundancia, lo sé) países y torturando?

¿Detener la propagación de armas nucleares? ¿Lo dice el país con el mayor arsenal nuclear del mundo?

¿Se habrá referido a los derechos humanos de Abu Gharib y Guantánamo, dos de las guindas de ese gran pastel llamado El Imperio de la Impunidad?

¿Qué valores universales?

¿Los que acaba de destapar Wikileaks?

Un interno de un manicomio cualquiera lo habría hecho mejor. ¿Por qué no incluyó la lucha contra la invasión de los marcianos de una vez?

Cada vez más, uno tiene la impresión de haber caído en una escena de una película del fallecido actor canadiense Leslie Nielson.

Que duerman bien.

Lo mismo no podrá decirse de Julian Assange donde esté.

Aunque por más que pataleen y lancen bombas de humo sus perseguidores: un crimen sigue siendo un crimen y no el darlo a conocer.

De hecho, la única forma de que no quede impune un crimen, es conociéndolo.

.

HjorgeV 08-11-2010

………. HjorgeV 08-11-2010

.

………. HjorgeV 02-12-2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s