DISTOPÍAS NO IMAGINADAS POR ORWELL (II)

Una de las ventajas obvias de los destapes de Wikileaks es que ya no podremos ver el mundo de la misma manera.

Creo que Javier Aguirre, el director de El País de España, lo ha dicho en un artículo aparecido hoy de manera clara:

«El interés global concitado por los papeles de Wikileaks se explica principalmente por una razón muy simple, pero al mismo tiempo poderosa: porque revelan de forma exhaustiva, como seguramente no había sucedido jamás, hasta qué grado las clases políticas en las democracias avanzadas de Occidente han estado engañando a sus ciudadanos.»

Es decir, hasta qué grado los gobiernos de las llamadas democracias avanzadas de Occidente han hecho uso de la Doble Moral para permanecer en el poder y hacer creer a sus ciudadanos que obraban correctamente.

La Doble Moral, nos lo muestran los 250.000 despachos revelados por Wikileaks, no es pues solo una tentación y práctica de religiosos activistas católicos.

¿Qué tiene que ver esto de la Doble Moral con los Narco-Estados?

Porque es justamente la Doble Moral uno de los nutrientes que permiten la infiltración del Narcotráfico en los gobiernos nacionales: la práctica de hacer lo contrario de lo que se predica y hasta practicar lo que se dice combatir, en aras de un supuesto bien supremo común (que tampoco es alcanzado).

Veamos cinco ejemplos varios de cómo el Narcotráfico va ganando terreno en el planeta. Los primeros acaban de ser conocidos gracias a Wikileaks.

    a) AFGANISTÁN  

    Cito de El País, concretamente, de un artículo aparecido el 13-12-2010:

    «Por todo ello, la guerra en Afganistán está muy marcada por una perversa paradoja; la información que la CIA y la DEA han obtenido de los narcotraficantes ha servido para luchar contra los talibanes, pero al mismo tiempo ha ayudado a que Afganistán se convierta en un narco-Estado.»

    Afganistán, hoy, es una simple construcción mental para la opinión pública internacional, en la que -por ejemplo- las potencias occidentales involucradas ocultan y toleran que el vicepresidente afgano saque de su país millones de dólares (en maletines, y con origen en el narcotráfico se entiende) solo para preservar una falsa fachada de estabilidad.

    En la realidad, Afganistán ya es prácticamente un Narco-Estado. Y eso lo dice abiertamente un diario europeo.

    Es decir, un Estado infiltrado por los que tienen el control sobre la producción y el comercio del opio, en el país considerado el mayor proveedor (ilegal) del mundo.

    b) KOSOVO

    El primer ministro de Kosovo, Hashim Thaçi, ganador esta semana de una elecciones consideradas fraudulentas y protegido de EEUU y de la misma Unión Europea, acaba de ser acusado de ser, transcribo:

    «cabecilla de una siniestra red mafiosa especialmente activa durante la guerra con Serbia, hace una década. Thaçi, al frente de una partida de comandantes afines (el grupo de Drenica, facción dominante del Ejército de Liberación de Kosovo) habría dirigido matanzas y torturas, controlado el tráfico de drogas en la región y organizado a través de Albania el comercio de órganos de víctimas serbias de la guerrilla kosovar.»

    La investigación ha sido solicitada por nadie menos que Carla del Ponte, ex fiscal del tribunal para la antigua Yugoslavia, basándose en un informe del Consejo de Europa preparado por el investigador suizo Dick Marty.

    (Aquí la fuente.)

    c) PERÚ

    Uno de los despachos del Departamento de Estado informa «sobre los pagos que realiza el narcotráfico a mandos del Ejército Peruano para que la lucha contra el terrorismo no interfiera en sus actividades.»

    Esto no es otra cosa que una continuación y secuela del trabajo de Vladimiro Montesinos, el que fuera jefe de los Servicios de Inteligencia y caporal del ex presidente Fujimori (ambos en la cárcel).

    Montesinos seguía una línea doble y clara: cobraba por proteger a ciertos narcotraficantes mientras cooperaba con EEUU para combatir a otros. Doble negocio.

    Según los cables desvelados, los carteles del narcotráfico seguirían pagando a mandos y soldados del ejército peruano para mantener esa red de protección.

    En el caso del Perú, ya lo vemos, la infiltración del Narcotráfico en el Ejército es una realidad clamorosa.

    d) MÉXICO.

    Aunque México es un capítulo aparte en este tema y ya nadie duda de la infiltración del Narcotráfico en casi todos los estratos de la sociedad y del gobierno mexicanos, baste el reciente caso de un diputado de Michoacán, al que se la ha quitado la inmunidad parlamentaria en la Cámara Baja por sus supuestos vínculos con el narcotráfico, para mostrar cómo el narcotráfico mexicano no desprecia las vías legales para cundir, además de la intimidación y los sobornos.

    e) MICHAEL LEVINE

    Este es un caso especial, pero representativo y muy ilustrador de cómo se maneja el tema en el gran país del norte.

    Levine fue portavoz y una especie de representante de Michael Jackson durante un tiempo.

    Esa era una de sus múltiples actividades de quien figura en la Wikipedia como simple «publicista».

    También fue agente de la DEA en Buenos Aires en los años ochenta, encargado de infiltrarse en la cúpula del narcotráfico rioplatense.

    Lo siguiente es lo que muestra la Wikipedia sobre su persona:

    Michael Levine (nacido el 17 de abril de 1954 en Nueva York, Estados Unidos) es un publicista estadounidense, autor de libros de éxito, y conferenciante. También es fundador y presidente de Levine Communication Office (LCO), una empresa de relaciones públicas con sede central en Los Ángeles.

    Aunque no lo parezca, se trata de la misma persona.

    La Wikipedia da más detalles.

    Como fundador y presidente de una de las más importantes firmas de relaciones públicas del país, dedicada al sector del ocio, LCO-Levine Communications Office, Michael Levine ha sido llamado por el diario U.S.A Today, “uno de los más brillantes y respetados ejecutivos de Hollywood.” Levine fundó LCO en 1983 y ocupa la posición de Presidente desde entonces.[2] Ha representado entres otros a Michael Jackson o Bill Clinton.

    Más adelante, se puede leer que ha escrito 21 libros de temática diversa: de relaciones públicas y de autoayuda.

    Curiosamente, entre esa lista de libros de la Wikipedia no aparecen Deep cover ni The big white lie

    Son libros que tratan sobre la relación de la CIA y la DEA, y que pueden encontrarse en Amazon:

    Deep Cover: The Inside Story of How DEA Infighting, Incompetence and Subterfuge Lost Us the Biggest Battle of the Drug War

    The Big White Lie: The Deep Cover Operation That Exposed the CIA Sabotage of the Drug War : An Undercover Odyssey

    Y su autor es el mismo Michael Levine, en su otro rol, se entiende, como agente de la DEA.

    Es decir, es más o menos público que la CIA es capaz de sabotear operaciones de la DEA y esta a sí misma (a sus propias operaciones) a conveniencia del gobierno de turno en la Casa Blanca.

    Lo que equivale a decir que el cacareado puritanismo norteamericano respecto a las drogas y al narcotráfico es también una variable dependiente de su valor electoral, político, económico, diplomático o bélico. Según convenga.

    Algo que acaban de demostrar los papeles de Wikileaks en el caso de Afganistán y Kosovo, precisamente.

    La gran pregunta es:

    ¿Hasta qué punto un ente que aplica la Doble Moral a su antojo en otros países -la DEA-, tiene influencia en el gobierno de su país?

En todo caso, todos estos ejemplos muestran claramente que la infiltración del Narcotráfico en todas las esferas de una sociedad (en el gobierno, en uno de sus poderes o en el ejército mismo) es un proceso que empieza a expandirse y -esa es su naturaleza- a contagiar los tejidos de otros países.

.

Continúa…

HjorgeV 19-12-2010

Anuncios

Un comentario sobre “DISTOPÍAS NO IMAGINADAS POR ORWELL (II)

  1. Siempre existe la idea latente que los gobiernos podrían eliminar el narcotráfico ya sea legalizándolo y eliminándolo con la ley de leyes: la ley del mercado. O con educación en valores. Pero existe una corte siniestra detrás de todo esto que maneja el mundo y no permite ni la paz (por el gran negocio de las guerras) ni la eliminación del narcotráfico.

    Rpta.: Hola, Jorge. Hay un estudioso que afirma que si se eliminara de la noche a la mañana el tráfico de cocaína, la economía mundial se vendría abajo. No dice por cuánto tiempo, claro. Pero algo de razón le doy. Por lo demás, me inclino por un consumo adulto responsable e informado de cualquier droga, empezando por el alcohol, claro. Saludos desde las altas nieves alemanas. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s