ROSTROPÓVICH: PRELUDIO DE LA SUITE PARA VIOLONCHELO N°5 DE BACH

Considerado el máximo violonchelista de su generación, Mstislav Rostropóvich (Bakú, Azerbaiyán, 1907- Moscú, 2007) fue también todo un personaje.

Apoyó públicamente a Solzhenitsyn en una carta abierta al diario Pravda, por ejemplo, a pesar de haber recibido anteriormente los premios Stalin y Lenin, máximos galardones de su país, la Unión Soviética de ese entonces.

Privado de la posibilidad de dar conciertos y de trabajar en la URSS, Rostropóvich abandonó su país en 1974.

En EEUU dirigió la Orquesta Sinfónica Nacional en Washington durante 17 años. París se convirtió después en el lugar de su residencia oficial.


 

El 10 de noviembre de 1989, un amigo lo llama y le dice que vea la televisión.

Rostropóvich observa las imágenes y no lo puede creer: acaba de ‘caer’ el Muro de Berlín. Algo que creía vetado a los años de su vida.

Resuelve entonces espontáneamente viajar al lugar de los increíbles sucesos. Carga con su violonchelo y parte.

Al llegar se sube a un taxi y el chofer le pregunta: «¿Adónde?»

«Al muro», le responde él.

El taxista no le dice que su longitud es de 45 km y lo lleva al Checkpoint Charlie, el más famoso de los pasos fronterizos.

Ya allí, y en plena vía pública, Rostropóvich de pronto se da cuenta de que no tiene la silla habitual para poder sentarse a tocar las suites de Bach (que era para lo que había viajado hasta allí).

Mientras espera que el amigo que lo acompaña solucione ese detalle (finalmente le consiguió una silla plegable), se voltea y ve que detrás hay un grafito del Ratón Mickey sobre el histórico muro.

No podía saber que todo lo que simbolizaba ese Ratón también iría a estar a punto de caer unos veinte años después, momento que no llegó a vivir.

(Al terminar de tocar, un muchacho, tomándolo por un músico callejero o ambulante más, se le acerca y le da una moneda. “Para usted”, le dice en francés. ¿Decirle que ha implementado bibliotecas en las zonas rurales de su país, regalado becas y computadoras a numerosas escuelas, y edificado e implementado un hospital infantil con su propio dinero? Por supuesto que no. Toma la moneda de buena gana e improvisa en un alemán irregular algo así como: “Lo más grande que he recibido, porque viene del corazón”. No le sale del todo bien, pero el hombre -se le ve- tiene clase.)


 

De Rostropóvich se dice, a pesar de considerarse él mismo un humanista no político, que fue fotografiado portando una metralleta como símbolo de su apoyo al presidente Gorbachov ante las intentonas golpistas de agosto de 1991. (Dato de la Wikipedia en castellano que no me ha sido posible acertar. ¿No existe esa fotografía en la Red? ¿Sabe alguien dónde ubicarla?)

Fue rehabilitado después por el mismo Gorbachov en sus perdidos derechos ciudadanos, pero se negó a aceptar la nacionalidad soviética que le habían retirado en 1978.

Vivió los últimos treinta de sus 80 años sin ninguna nacionalidad, utilizando pasaportes de Mónaco y Suiza para viajar.

Por su parte, escritas probablemente cuando era maestro de capilla en la corte del príncipe Leopold, las seis suites para violonchelo solo de Bach cumplieron durante casi tres siglos una simple función didáctica.

Se debió a que después de su muerte fueron tachadas de ‘inejecutables’ por los chelistas de la época debido a sus altas exigencias técnicas, especialmente en las dos últimas.

De las suites no se conservan los manuscritos personales del compositor sino solo copias elaboradas por diferentes personas, entre ellas la de su esposa Anna Magdalena y la de su pupilo Johann Peter Kellner.

Aunque Robert Schumann les compuso un acompañamiento para piano y se esforzó por su difusión y revaloración, fue recién gracias al trabajo de difusión emprendido por Pau Casals a finales del siglo XIX que hoy son consideradas unánimemente las mayores obras escritas para este instrumento.

A comienzos del siglo pasado, fue el músico catalán el primero en ejecutarlas en concierto. Y solo años después se sintió seguro para una grabación.

Se dice que formaban parte de su rutina diaria de estudio.

De las suites -por antonomasia- ha dicho Misch Maisky, violonchelista israelí de origen letón:

«Si la música es mi religión, entonces las suites de Bach son mi biblia.»

Rostropóvich fue más contundente:

«Sin Bach, no hay vida para mí.»

Curiosa declaración y epigrama para alguien que consideraba la música -su profesión, su genio y su fama- como un pasatiempo.

.

.

HjorgeV 30-12-2010

Anuncios

2 comments

  1. Recuerdo haber visto la foto de Rostropovich con la metralleta en Selecciones, pero quizás sea un recuerdo impuesto.

    Rpta.: Hola, Luchín. La he buscado en la Red, sin suerte hasta ahora. Tienes razón y la expresión me parece adecuada: ‘recuerdo impuesto’. También podría tratarse de un ‘olvido’ colectivo. A los Horror Sapiens nos da también a veces por alterar la historia según nuestros gustos y conveniencias. Seguiré buscando. Saludos de Fin de Año desde las nieves alemanas. Gracias tu mensaje. HjV

  2. Hola Jorge, qué buen post! Recuerdo toda esa epoca como una nebulosa engarzada con el fusilamiento de Antonescu, desconocía la historia de Rostropovich, saludos desde el Sur!

    Rpta.: Hola, Eduardo. Si no me equivoco, lo de Antonescu fue casi medio siglo antes, en el 46. Salvo que te estés refiriendo a otro Antonescu. Gracias por tu comentario. Saludos cordiales desde estas nieves recalcitrantes. HjV
    http://oscarul.wordpress.com/2006/09/02/fusilamiento-de-ion-antonescu/

    Rpta. a la rpta.: ¡Hola Jorge! Me he confundido, quise decir el fusilamiento de Nicolae Ceaucescu y su esposa, tienes razon con lo de Antonescu, el aliado de Hitler y su Guardia de Hierro. Hace unos años lei “The Keep” traducido como “La Fortaleza”, un libro de ficción sobre la Wehrmacht en Rumania, incluso vi que hicieron una película basada en el libro, ahi es donde mencionan a Antonescu, por eso he debido confundirme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s