EMPEZANDO EL AÑO EN JAPO-DEUTSCH

*

Arbaito significa ‘trabajo parcial’ en japonés.

Arbeit (pronunciado ‘arbait’) es ‘trabajo’ en alemán. Tal vez se trate de un préstamo, una palabra de un posible japodeutsch.

Me he pasado todo el día arbaiteando: tratando de trabajar en mi novela, consiguiéndolo parcialmente.

He leído, dormido y comido en las pausas.

No hay trabajo total. Hasta el trabajo más largo y consecuente termina con el deceso del trabajador.

Yo arbaito, tú arbaitas, ella y él arbaitan.

¿Sabe cada uno para qué?

*

*

Casi 14ºC ambientales.

Abro la ventana y no me lo puedo creer. La temperatura exterior bien podría ser la de un día de verano (alemán).

Estamos en el primer día del 2012. En pleno invierno en Alemania.

Hace exactamente un año, las calles, los campos y las carreteras estaban to-tal-men-te cubiertos de nieve.

Las temperaturas oscilaban alrededor de los 5 grados bajo cero.

Veinte grados de diferencia por estas mismas fechas.

Sería como pasar la Navidad y el Año Nuevo en Lima a 45ºC.

El clima haciendo trabajo total, más horas extras.

*

Acabo de terminar Kein böser Traum (Solo una mirada en nuestra lengua, Just one look en el original del 2004) de Harlan Coben.

La he leído en alemán, como acaso sospechará algún improbable lector distraído (sino no hubiera llegado a parar a este sitio).

Curiosamente, cinco novelas de Coben llevan títulos en alemán que empiezan con Kein (‘ninguno’) o Keine (‘ninguna’).

A los editores les debió parecer una gran idea.

Es terrible.

*

Los editores alemanes alteraron también -por completo- el título de las novelas de la Trilogía Millennium de Stieg Larsson.

En el original son títulos interesantes, heterodoxos, raros, llamativos.

En nuestro idioma se consiguió recrearlos a la vez que exagerarlos (la bendita mercadotecnia) y extenderlos:

Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, La reina en el palacio de las corrientes de aire.

Se consiguió cierto efecto de asombro.

Indispensable -en mi opinión- para entender el Fenómeno Larsson y su éxito comercial.

*

Pues, bien.

En Alemania la editorial Heyne decidió presentar la trilogía larssiana (¿larssoniana?) bajo los siguientes títulos:

Verblendung, Verdammnis, Vergebung.

Más o menos: Obcecación, Perdición, Perdón.

Gran Idea.

Consiguieron que Larsson -exageraré- pasara casi inadvertido en este país teutón.

*

La novela de Coben que acabo de terminar hoy (a caballo entre el pasado y este nuevo calendario) arranca de forma bastante oscura y tambaleante.

[Antes había leído Das Grab im Wald (El bosque / The Wood, 2007) y me pareció bastante buena, casi excelente, a pesar de sus defectos.]

Con Solo una mirada sabes que tienes que irte con cuidado.

Sabes que el armazón (o armatoste) narrativo, que pronto empieza a volverse adictivo, te va a caer encima cuando menos te lo pienses.

Coben tiene algunas manías.

Entre ellas las de repetir casi hasta el cansancio las enrevesadas tramas de sus novelas, como si necesitara hacerlo para convencerse de su verosimilitud.

Con todo, la atmósfera que crea Coben en Solo una mirada te hace olvidar todos sus defectos y errores.

*

Me fascina el género negro.

Sobre todo cuando puede ‘competir’ con la llamada literatura a secas (¿qué es?).

Leo novelas negras por placer, por afición y para aprender.

Justamente hoy leí lo siguiente en una entrevista/reportaje:

«Los escritores somos como urracas, robamos partes de los nidos de otras urracas para construir el nuestro propio, está en nuestra naturaleza actuar de esa manera.»

Me quedé tan asombrado por la sinceridad de lo expresado que me puse a indagar en la Red.

No conocía al entrevistado, James Sallis (Helena, Arkansas, 1944).

(En la entrevista de El País, ponen, equivocadamente, que nació en Nueva Orleans. Si hay que confiar más en la Wikipedia que en el diario español, claro. Personalmente, desde que se ha convertido en un negocio, he empezado a desconfiar de la Wikipedia.)

Me quedé más alelado aún con la información encontrada.

Sallis no solo ha sido tan galardonado como Coben en su país, EEUU.

También recibió el Deutscher Krimi Preis (premio alemán de novela negra) en el 2008 por su novela Drive (Driver en alemán; cómo se deben haber roto la cabeza los editores para decidir ese gran añadido de una sola letra).

Y «Drive», la versión cinematográfica y homónima, fue premiada en el pasado Festival de Cannes.

*

Enseguida le he pedido a mi esposa -la experta en transacciones en línea en esta casa- que me consiga algún título de Sallis en nuestra lengua.

Pocas cosas me alegran más que esperar un libro por correo.

Tiene el encanto de las noticias de/sobre un amor perdido.

Al carajo con las tabletas y otros adminículos lectores en este caso.

*

Ojalá que pueda, entonces, iniciar este año con una buena lectura.

Aunque solo se trate de una traducción.

Personalmente, me fascina con especial fervor pergeñar traducciones literarias.

Muchas veces me he pescado traduciendo por puro placer párrafos y hasta páginas enteras de alguna novela (o poema) si me han parecido especialmente bien escritos.

Se aprende a borbotones.

*

Un buen trabajo de traducción (literaria) es una labor interesantísima.

Tiene de novela negra (por las pesquisas, la tensión y el misterio).

Tiene de investigación filológica, crucigrama, acertijo, adivinanza y rompecabezas.

Y de riesgo: porque hay que decidirse finalmente.

*

Pero la industria editorial respeta cada vez menos el trabajo del traductor.

Tanto (es) así, que a veces me ha quedado la impresión de que no invierten más allá de lo que cuesta (el trabajo de) un corrector de una Traducción Gúglica.

*

No hace mucho leí una de las novelas que más ha(n?) dado que hablar en los últimos años.

No mencionaré su autor (solo que es de EEUU) ni su título.

Gocen con esta perla:

«Un perro haciéndole el amor por detrás a una perra»…

¿No diría simplemente fucking en el original?

¿O ya leen (y practican) ahora los perros el Kamasutra (o varias posiciones) y no me he enterado?

.

.HjorgeV 01-01-2012

Anuncios

3 comments

  1. Hola Jorge, Eso de que los escritores son como las urracas que se roban de los nidos de otras urracas para construir su propio nido, pienso que es verdad. Los escritores nos alimentamos de libros, de escritos, de versos y pensamientos de otros. Porque sino, no podríamos crear.

    Yo también he descubierto que traduciendo yo misma párrafos enteros y, a veces, obras cortas de otros autores es un gran ejercicio que ayuda a soltar la mano.

    Te deseo muchas felicidades en este año de 2012.

    Saludos desde Holanda,

    Marissa

    Rpta.: Hola, Marissa. Gracias por tu mensaje y por tus deseos. No creo ser un escritor, pero entiendo que el ser humano siempre está aprendiendo de otros desde que nace y no solo en el arte. Otra cosa, por supuesto, es plagiar. Saludos desde Alemania. HjV

  2. ¡-20°C en un Montreal ventoso! ¡Grrr! ¡Qué horror pero sobre todo qué frío! Disfruta de tus 14°C envidiables. Un saludo Jorge para un buen año 2012, ¡Quién sabe lo que vendrá! Te deseo mucha salud y momentos agradables para tu familia y para vos.

    Hablando de género negro, estoy leyendo un librito muy divertido, mexicano, El complot Mongol, y la verdad que entre “pinches esto y aquello” y asesinatos, me estoy riendo mucho. Y como ha muerto Pedro Armendáriz Jr. hace pocos días, he podido ver parte de la película por televisión, antes de leer el libro, lo que resultó ser bastante complicado, un poco como este post que ya no tiene ni pies ni cabeza, además de muchas exclamaciones, en todo caso y resumiendo:
    Felicidades para vos y familia.
    Besos a montón.
    Bernal: El Complot Mongol.
    Ciclo Armendáriz por televisión, viejas pelis buenas.
    Actorazo.

    Ya.

    Que empiece 2012. (¡Órale!)

    Rpta.: Hola, Inés. Qué agradable sorpresa. Con el 2011 que tuvimos, ¿a quién puede asustar el 2012? Bromas aparte, gracias por tus saludos y qué suerte que puedas ver esas películas. Te deseo salud, paciencia y buen humor. Que estés bien. Saludos desde Colonia. HjV

  3. Qué bien se explica usted, no sé cómo demonios había perdido su link, pero estando buscando algo lo he encontrado y le aseguro señor que no me voy a perder ni un post de su admirable blog.
    Clica sobre minombre

    Hola, don Antonio: ¿Usted es Larrosa, el escritor que se autocalifica de “malo, malo, malo, el peor del mundo”? De ser así, es un honor tenerlo aquí. Usted me regaló -autografiada- por correo una de sus novelas. Sigo agradecido. Usaré una frase del gran Groucho Marx: «Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún día espero leerlo.» (En su caso lo leí un poco.) Gracias por su comentario. Saludos desde Colonia. HjV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s