«INFECCIÓN Y CURA EN MIS PASOS EXTERIORES» (Engendro)

.

Salgo a caminar para reencontrarme con un

mundo ya perdido que solo pervive

en mi memoria

.

Camino y me siento persiguiendo mis pasos exteriores

como un ladrón que

ha olvidado ya por qué

roba (o un policía el sentido de la

justicia pero no

su sueldo)

.

Camino para alentar a mi

respiración a despabilarse como

un atleta dispuesto a darlo

todo aún

sabiendo que ya no queda nada por

ganar

.

Porque tal vez el mayor

misterio humano no sea el de la muerte

ni siquiera el del

amor

.

Sino nuestra capacidad para emparentar

pasado, presente y ficción en

estados volátiles:

cuando nuestros cuerpos quedan

como suspendidos

en el aire y

todo lo que ansiamos entonces

es poder permanecer en ese repentino

mundo provisional

presos de una ensoñación

muchas veces provocada por

la tristeza

.

Y es que en eso se

parecen la música

y el amor:

.

Te pueden herir

y curar

a la

vez (tal vez solo meterte y sacarte

el cuchillo):

Pero todo por el mismo

precio

.

.

HjorgeV 06-10-2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s