«EL MUERDESUELOS»

.

No había sido para morder los suelos

el contrato

pero así llegó a la ciudad desde tan lejos

y a esa institución, y a esa oficina

.

Y los años pasaron y con ellos

los diferentes gobiernos de centro,

alto y bajo

y ninguno se hizo cargo

de la confusión

.

Al contrario, lo felicitaban por su

empeño, su constancia y por no haber

faltado ningún día a la oficina

.

Lo encontraron un buen día ahogado en un sótano del

elegante edificio del centro de la ciudad:

había empezado a mordisquear una

cañería subterránea para poder continuar

con su tarea sin importunar a sus colegas vecinos

.

El director de la institución se vio

obligado a marcar el número de emergencias

porque la inundación provocada

amenazaba con arruinarle los zapatos para

la vernissage de esa noche

.

Descansa en paz por fin

el modélico empleado, símbolo

patrio:

enterrado boca abajo

(de cara al suelo)

por simple orgullo nacional

.

HjorgeV 15-02-2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s