ALFONSO GUGLIUCCI: ‘NOCHE SILENTE, NOCHE SAGRADA’

La música de un jazzista es una búsqueda, una improvisación constante: una lengua aparte y compartida solo parcialmente con los demás.

Un jazzista es un incomprendido por naturaleza, un poeta en continuo esfuerzo y juego por hacerse entender.

No puede ser de otra manera, porque cada quien escucha con los oídos de su biografía y del cuerpo que le fue dado; de lo que sabe y desconoce, de lo que ama y desprecia.

¿Cuánto se pierde en ese constante y poético ejercicio de pescar notas al vuelo, buceando en el silente bagaje de las propias experiencias y músicas ajenas, arriesgando por traducirlas al mundo de afuera?

¿Cuánto llega o trasciende inpremeditadamente: pescado por el oyente como si él mismo fuera parte de la improvisación e improvisador a la vez?

HjorgeV 25-12-2013

«STILLE NACHT, HEILIGE NACHT» (‘NOCHE SILENTE, NOCHE SAGRADA’) / «NOCHE DE PAZ»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s