«DIVAGACIONES SOBRE EL TIEMPO»

La vida vista como un reloj impune.

O como la obra de un ferroviario enloquecido

incapaz de seguir descifrando el plan de

las agujas, contraagujas, carriles y raíles

de su estación de andenes infinitos.

Las llamamos palabras, pero son solo

parches, cicatrices, remiendos,

maquillaje, vendas, suturaciones del tiempo.

El día siempre tiene sus horas

contadas.

Y al final de la jornada te las habrán

descontado minuto a minuto de

tu particular cuenta personal.

¿Por qué decimos «matar el tiempo», si

es él quien nos mata?

Ni siquiera podemos hacerle cosquillas.

Por eso: recordad que

todos provenimos de un simple proceso

bioquímico -compartido o no-

llamado orgasmo.

De un corto acto que bien pudo ser

interrumpido por una ventana que

se abría, voces o pasos en la escalera,

un timbrazo o un simple estornudo.

Aceptar que el Tiempo

es la forma más cronológica y

ordenada del caos.

El caos encadenado a un reloj.

Pensar que si el Tiempo no existiera

todo lo

bueno y lo malo nos sucedería

a la vez.

HjV 26-09-2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s