«BOSQUE NEGRO»

.

Cuando era bella hasta

la punta de los pies

y calzaba zapatos altísimos y

sus vestidos dejaban

al aire sus pantorrillas

y parte de sus piernas,

no sabía que terminaría

así en un claro del

bosque.

.

Después, vinieron las aventuras en

en habitaciones y cabañas

poco cómodas pero

discretas

en las que la

belleza se le fue despidiendo

como un amigo que

ha mentido con el

trabajo en el extranjero

y que igual se va para que nadie

sepa que ha

mentido.

.

Ahora sus amantes

tal vez solo recuerdan

sus uñas largas, bien

cuidadas,

que ella se pintaba,

para hacerse la ilusión

de una cita.

.

Lo perdido ahora es

solo un recuerdo

fugaz,

como el dinero que

cobraba.

.

Un grupo de policías.

Un claro del bosque.

Un tipo que no debería

haber nacido y que

esperan atrapar pronto.

Las uñas descuidadas.

Las pantorrillas atravesadas

por venitas indisimulables.

.

Nadie tendría que terminar

así.

En ningún claro. De

ningún bosque.

.

.

HjorgeV 01-05-2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s