«DEL PORVENIR»

Lo que exiges:

Huir de lo que está sucediendo

ahora mismo

y solo considerar lo

por venir.

Lo que sobra:

Voces que ignoras

desde tu lugar

en el mundo,

que es solo un

observatorio

sin riesgos,

desde el que

contemplas el paso del

tiempo:

desechos de

cuerpos,

líquidos, pasteles,

alimentos perecibles,

periódicos de ayer,

latas, restos

orgánicos,

documentos di-

versos.

Así es él: el guardián

de las cosas

y los hechos.

Sin él

se amontonarían

las guerras y las

pasiones en un

solo instante,

las horas

plañerían sin tregua y los

minutos rezarían

al cielo, mientras

en lo alto

una gárgola

anunciaría con un

alarido

el caos.

Solo el

niño que

juega solitario

y concentrado,

y se ha olvidado

de todo mientras

el sol cruza

su cielo,

lo ignora.

Si su juego fuera

infinito,

se llamaría

Eternidad y ahora

mismo

estaríamos

en sus manos.

En buenas

manos.

hjv 03.02.2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s