PIEDRAS

1

Si no piensas como yo, lo que tú piensas es falso.

Tu dios no vale si no es el mío y mereces la muerte aunque mi religión la prohíba.

No toques a mi dios. Olvida el tuyo y acoge el verdadero (el mío).

.

2

Curioso que las religiones no figuren bajo Fascismo o Demencia en las enciclopedias.

Ahora que las ‘hordas’ musulmanas (no hay tales, basta leer las estadísticas) le devuelven las invasiones a Europa, ya no vale la libertad religiosa.

Libertad para mí. Para ti no, porque estás contra la libertad.

Las cuentas de la lechera.

Lógica de taberna, poco antes de cerrar.

.

3

Un lector improbable me escribe desde Venezuela.

Describe su placer al leerle poemas de Vallejo a su hija, quien tiene doce años y ha empezado a escribir cuentos:

«Fue agradable ver a mi hija disfrutando de mi lectura de Vallejo en voz alta».

¿Se le puede pedir algo más -bello- a la vida?

.

4

Trilce fue mi principal libro de cabecera durante años.

Ahora recorre -mudo- las estanterías de mi casa.

Imagino que busca su propio camino, nuevas conocencias, otras páginas.

Con un poco de suerte, voluntad y casualidad nos volveremos a encontrar.

.

5

Leer a Vallejo en voz alta siempre fue un reto personal para mí.

Y una buena forma de burlarme de mí mismo.

Durante un buen tiempo, cuando me salían muchas cosas bien, me ponía estadísticamente nervioso.

Entonces me bastaba (intentar) leer a Vallejo en voz alta para bajarme los humos y regresar a tierra.

Basta probar con Piedra negra sobre una piedra blanca para entenderlo.

.

6

Solemos creer que controlamos el mundo, nuestro mundo: nuestro tiempo (aquel en el que transcurren nuestras acciones).

Solemos partir de que controlamos nuestros pasos y actividades.

Que somos dueños de nuestras decisiones y deseos.

Un carajo controlamos.

Un carajo poseemos (a lo más un nombre, que tampoco es nuestro).

.

7

Barrunto que la magia de Vallejo -también- se debe a ese hecho concreto.

La ilusión -muy humana- de que dominamos el mundo en que vivimos, es solo eso: una ilusión.

Vallejo es esa imposibilidad hecha lenguaje.

.

8

Así se pasa la vida: más / veloz que la muerte, / la noche y la oscuridad. / Todas las derrotas / me observan desde / un árbol: / y en todas sus ramas / hay un doble mío que ríe atroz.

.

.

HjorgeV 30.04.2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s