«NOCTURNO DE ABRIL»

.

Por la ventana veo a un

hombre correr como tras un armisticio: como si se hubiera

resignado a jamás alcanzarse a sí mismo por

lo que ya avanza sin mayor

prisa. Aquí me siento por las noches a

ver el infinito abrevar en su continua

expansión hacia sí mismo.

Una sola mirada al mundo, como

quien lanza un vistazo furtivo al interior de un

hogar ajeno al pasar.

La curiosidad de un niño indefenso,

un ogro que tiembla al hablar. Un caracol espiraloide. En mi

ventana siempre sola y en tiempo de

espera: la noche.

.

.

.

HjorgeV 10-04-2019

Anuncios