CORRIENDO CON EL AÑO QUE SE VA

-2° C grados ambientales.

Los campos circundantes vecinos presentan un marrón avasallador casi total.

Estoy corriendo.

Si no fuera porque a algún agricultor se le ocurrió probar con un sembrío a comienzos de diciembre por si tenía suerte, podría pensar que estoy en otro país.

Pero él no la ha tenido.

Y allí, delante de mí, hacia la izquierda, salvando el paisaje con su color de esperanza: unas cinco hectáreas de terreno cubiertas con unas matas verdes que de lejos logran crear la impresión de crecimiento.

Al acercarme, empero, veo que todas las plantas están congeladas, sus hojas y ramas cuelgan rígidamente a los costados a pesar de su vívido color.

Parecen haber sido plantadas sobre la nieve, porque ésta se acumula alrededor del tallo que emerge desde la tierra.

Hace un frío terrible.

Dos grados bajo cero.

Me he propuesto salir a correr dos veces al día en estas fechas, pero hice mi promesa en una habitación caliente y acogedora, y siento que podría empezar a arrepentirme.

Esto es una tortura.

Para combatir la sensación de moverme sobre la superficie de otro planeta (está un poco nublado y el panorama acostumbrado parece difuminarse en la lejanía), pienso en el bisabuelo de mi esposa.

Como me parece demasiado abstruso el tema, me pongo a pensar en que en unas horas más se terminará este año.

Mis dos hijas mayores, de 14 y 12, por ejemplo (por primera vez en su vida) no pasarán la Nochevieja en casa.

E, instintivamente, quiero que el año no se vaya.

Quiero detenerlo.

Que se diviertan, les he dicho, sin embargo, sobreponiéndome, con un dolor que me ha parecido materno al abrazarlas, por el desprendimiento casi físico que conllevaba.

Qué rápido se pasó el tiempo.

De tener unas niñas retozando encima de mi cuerpo y jalándome las sábanas para despertarme jugando, abriéndome los ojos con sus dedos y riendo, a tener dos señoritas que pronto no querrán salir conmigo para que nadie vaya a pensar que tienen un novio demasiado viejo.

Pero es así.

La vida es así.

Un torrente contínuo de vida y muerte a nuestro alrededor. Kilómetros más, o menos.

De sensaciones y realidades que pasan –todas- demasiado rápido como para poder entender su verdadero significado. O, a veces, su simple presencia.

Cuando el niño se da cuenta de que ya es un joven, su padre percibe muy tarde que ya no tiene un niño, que éste ya partió como tal.

Cuando quiere recuperar el tiempo perdido, el joven ya empezó su propio ciclo independiente.

Y empieza la cuenta al revés.

Inexorable, ella.

Siempre está empezando la cuenta al revés para todos, en realidad.

La vida es una cuenta al revés permanente e implacable, constato.

Ya hubo quien dijo que podía verse como una enfermedad que empieza con el nacimiento de una persona y acaba en su deceso.

Correr me hace bien.

En estoy días estoy por acabar mi segunda novela y muchas ideas -y hasta algún capítulo completo- las he obtenido durante este ejercicio físico. En el transcurso de esta actividad que consiste en ir pasando de una pierna a otra, saltando, el apoyo de nuestro cuerpo para avanzar.

Estoy en cierta medida contento, porque ayer, al terminar de corregir y darle forma y fin definitivo a la primera parte de mi manuscrito, me sorprendí sujetándome la cabeza para evitar que se moviera convulsivamente, sin poder evitar finalmente el sollozo.

La emoción de haber resarcido a uno de los protagonistas (una heroína, se puede decir) por los males que le había hecho pasar antes, en ambos casos sin querer (así es, a veces, la ficción), me había llevado a ese estado convulsivo sin que me diera cuenta.

Que me emocione con mis propios textos no es raro y no tiene que parecer una presunción. (Muchas veces, al leerlos después de un buen tiempo -especialmente los que publico en esta bitácora-, me provocan, por lo demás, simplemente risa.)

Que lo haga por un personaje cuasi ficticio y por situaciones totalmente inventadas, eso sí es una nueva experiencia para mí.

Continúo mi periplo.

Mientras sigo corriendo, vuelvo a pensar en el bisabuelo de mi esposa, para evitar ponerme trágico en pleno último día del año.

Para tragedias, para verdaderas tragedias, me digo, la de los palestinos en estas noches crueles.

Y no olvido que en la base y el origen de este y otros sufrimientos está alguna religión: mi dios es el verdadero, por lo tanto, yo tengo la razón.

Si encima eres cruel y tienes todos los recursos y al más poderoso de tu lado, ¿qué le queda al débil e invadido?

Si además tienes (por miedo, desidia, desmemoria o llana ignorancia) a la comunidad internacional de tu parte o cerrando los dos ojos, ya puedes celebrar la Nochevieja lanzando verdaderos cohetes asesinos.

Si tu dios lo perdona y justifica, y tu pueblo te aplaude, ¿qué te importa la ley terrena?

El bisabuelo de mi esposa, por su parte, cayó en manos de los soviéticos en la Segunda Guerra Mundial.

Tuvo suerte porque había llegado la primavera cuando pudo escapar.

¿Qué habría hecho con un frío así?

Recorrió a pie la distancia que separa Rusia de Alemania, hasta llegar sano y salvo a su pueblo.

¿Cómo lo haría?

Para recorrer 1.800 kilómetros a pie (y sin ser descubierto) debió necesitar un par de semanas, o acaso meses.

¿Qué comería? ¿Cómo pasaría las noches?

Mil ochocientos kilómetros es también la distancia que separa Colonia de Barcelona.

¿Cómo lo haría?

Entre mis proyectos –más sueños que proyectos- podría estar ese: recorrer a pie ese mismo trayecto y comparar mi experiencia con la del bisabuelo de mi esposa, y recogerlo todo en un libro.

Cuando él todavía vivía, me gustaba escuchar sus historias.

A los otros familiares no les agradaba mucho que me pusiera a conversar con un anciano medio tronado, que llegó a tomarme bastante cariño, entre otras cosas porque los tres bisnietos que llegó a tener (falleció antes de que naciera el último, en una demostración más de que la vida y la muerte no se detienen), fueron, son, mis hijos.

Sigo corriendo.

¿Temerían que me contara más historias de la guerra?

Continúo corriendo.

Luego llegaré a casa y almorzaré con mi familia.

Más tarde las chicas se irán a sus respectivas fiestas y sus dos hermanos menores (4 y 7) no comprenderán por qué las dos mayores se tienen que ir de la casa justo en un día como hoy.

Cuando termino de correr y toco a la puerta, me asombro de haber querido -apenas unos minutos atrás- detener el año. Sí: de-te-ner-lo.

Qué año.

Está bien que se vaya, me digo, mientras ingreso jadeando a mi hogar, al calor, y cierro la puerta.

Entonces me volteo y me doy cuenta de que he estado corriendo con el año que se va y que acabo de cerrar la puerta con ganas, y escucho el barullo de un hogar numeroso que casi me distrae de mis pensamientos.

Has cerrado la puerta para dejar este año atrás, me digo.

No suele suceder, reconozco.

Y subo las escaleras corriendo por un buen duchazo.

Casi como quien escapa de un torbellino.

….

HjorgeV 31-12-2008

Por usted y su compañía -por ti- lectora o lector improbable, gracias.

Salud.

Es mi deseo. Que tengas salud.

Y por la paz en este mundo.

Saludos para Ciudad de México, para mi queridísima Lima, la del Cielo Color Panza de Burro (marca registrada); para el resto de México; para Kiel, Braunschweig, Colonia y el resto de Alemania; para Canadá y Honduras; para España; para Buenos Aires, Santiago de Chile y Colombia; para Texas y el resto de EEUU; para Australia. Ustedes sigan.

….

HjV

NOTA: Este video está pensado como brindis y para todos aquellos que se proponen cada noche dejar de beber y también para aquellos que quieran perfeccionar su estilo al cantar tangos. A ver si los argentinos saben sacar especial provecho de él. (A continuación, Dinner for one, una pieza teatral televisada y en inglés, que se transmite tradicionalmente varias veces el último día del año en Alemania y otros países, y eso desde 1963.)

LA ÚLTIMA COPA: TANGO PARA PERFECCIONAR EL ESTILO

DINNER FOR ONE: PIEZA TEATRAL TELEVISADA


Anuncios

HILARY HAHN, MAXIM VENGÉROV: CHACONA DE BACH

HILARY HAHN: CHACONA DE LA PARTITA EN RE MENOR de BACH (1/2)

Uno de los secretos del piano está en saber aceptar primero que cualquier ser humano no obtendrá, de cualquiera de sus teclas (tomadas independientemente), un sonido muy diferente al de los demás habitantes del planeta (incluidos otros animales).

El secreto a voces del violín -el instrumento más difícil acaso- es que se puede comparar con las cuerdas vocales de una voz sutil, compleja, difícil y particular como los más profundos sentimientos humanos.

Johann Sebastian Bach (Eisenach, 1685-Leipzig, 1750), esa alma barroca y atormentada hecha música y desfogue intelectual en uno, fue más apreciado en vida como organista y clavecinista que como compositor.

(Un organista es el músico más cercano a las divinidades, por excelencia, no solo por su alto lugar en la iglesia. Algo que no requiere creencia alguna para entenderlo.)

Hilary Hahn (Virginia, 1979), divina alumna, nos da un paseo por el universo bachiano, como quien entona una canción usando las cuerdas de su laringe en el violín y la regala a los prados y los animales tristes de la Tierra.

HjorgeV 30-12-2009

HILARY HAHN: CHACONA EN RE MENOR de BACH (2/2)

La chacona fue una danza española muy similar al pasacalle y muy difundida en su época, el siglo XVI, con especial intensidad en la música barroca.

A pesar de su probable etimología vascuence (chocuna, ‘bonito’), se considera que se trata de una danza de las colonias españolas de América de entonces, probablemente de México y de origen humorístico y lascivo.

(Hay quienes la consideran de origen italiano.)

Tomada con mayor seriedad en Alemania, Bach la salvó para la posteridad incluyéndola como parte final de las cinco de su Partita para violín solo No. 2, con ‘partita’ como sinónimo de suite o sonata.

La estudiosa Helga Thoene cree que la compuso a la muerte de su esposa María Bárbara, de ahí que deba considerarse más bien como un lamento.

Esta Chacona en Re menor de Bach tiene un significado especial en el mundo del violín, porque cubre todas las sutilezas técnicas que debía dominar un maestro de la época.

Por su dificultad técnica suele ser tomada como prueba de fuego en competiciones violinísticas.

Bach, muy amigo de incluir enigmas en sus obras, habría entrelazado coros luteranos a lo largo de los quince minutos de duración (más que las otras cuatro partes juntas) a modo de mensajes cifrados que hoy van siendo descubiertos.

De esta pieza singular de la historia de la música llegó a decir el genial Brahms lo siguiente:

“… una de las más maravillosas y misteriosas obras de la historia de la música. (…) Si yo pudiese imaginarme a mí mismo escribiendo, o incluso concibiendo tal obra, estoy seguro de que la excitación extrema y la tensión emocional me volverían loco.”

HjorgeV 30-12-2009

MAXIM VENGÉROV: LA CHACONA DE BACH EN AUSCHWITZ

Vengérov llegó al conservatorio de Lübeck siguiendo los pasos del famoso profesor ruso -y compatriota suyo- Zakhar Bron.

Músico brillante y vigoroso en su técnica, y dado a los matices fantasiosos, se dice que Maxim Vengérov (Novosibirsk, 1974) se enamoró del violín barroco en el Festival de Salzburgo de 1992.

Profesor del conservatorio de Saarbrücken, y muy reconocido en Alemania, participó en el Holocaust: A Musical Memorial Film from Auschwitz que ganó un Grammy en su categoría en el 2005.

Aquí, interpretando en la barraca N°28 de Auschwitz, una de las piezas más famosas y misteriosas de la música clásica.

Conocida como la Chacona de Bach, es la quinta parte de la Partita No. 2 en Re Menor de Johann Sebastian Bach (Alemania, 1685-1750) y probable réquiem por la muerte de su esposa María Bárbara.

La chacona fue una danza muy popular en el siglo XVI, probablemente de origen hispanoamericano y tomada muy en serio por los músicos barrocos de la época.

HjorgeV 30-12-2008

LA TIERRA DE LAS BOMBAS PROMETIDAS

ABATIR LA DEMENCIA CON MÁS DEMENCIA

Si los de Hamás están locos (vamos a suponer), lo están porque Israel invadió los territorios palestinos y sigue comportándose como una fuerza de ocupación.

Y porque se niega a aceptar el derecho internacional desde hace 41 años, que le exige el abandono de esos territorios.

Si muchos palestinos están locos (no solo se invadieron sus tierras, miles de seres humanos fueron desalojados de sus hogares), ¿no lo están también los ciudadanos israelíes que creen que un bombardeo a una ciudad no puede afectar a la población civil?

¿Pueden creerle a su ministro de Defensa cuando este afirma que los ataques no están dirigidos a la población civil?

Van 360 muertos y más de 1.700 heridos, según informa la DPA.

La estrategia de Israel es clara.

Abatir la Demencia con más Demencia. Terrorismo contra el terrorismo.

Pacificar con bombardeos.

Lo acaba de confirmar un general de ese país:

“Lo peor aún está por llegar.”

Que Israel quiera presentar su conflicto como víctima que solo se está defendiendo es, vamos a decir, por lo menos, penoso, vergonzoso; hasta tiene cierta lógica, visto desde su propia perspectiva.

Repasemos cuatro aseveraciones y un hecho concreto:

…..

1. “El gobierno de Olmert sólo está defendiendo a su pueblo. Toda la culpa es de Hamás.”

ANGELA MERKEL, canciller de Alemania

Esta es una burrada de esta alemana, tan sensata por lo demás.

Un irresponsable cheque en blanco, que solo se puede entender porque muchos alemanes, debido al pasado nazi de este país, siguen intentando -por cualquier medio- demostrar a todo el mundo que no son antisemitas.

(Incluso medios tan serios como el Spiegel apenas se atreven a dar su opinión y se limitan a informar lo más ‘objetivamente’ posible. Las 5 hermanas muertas no han existido, por ejemplo, para la prensa alemana. Como la información solo la pueden obtener de fuentes palestinas o árabes, porque Israel no permite el paso de los periodistas extranjeros a la Franja, la idea de poder ser llamados imparciales por los judíos los aterra.)

¿Acaso han estado los israelíes rascándose la panza todo este tiempo?

Entre otras crueldades, habían mantenido sitiada a la Franja de una forma tan inhumana que ya se hablaba de hambruna de sus habitantes.

(Visto así, se podría ver incluso como ‘positivo’ que con los 200 cohetes lanzados por Hamás, solo se produjera una víctima mortal. Tan trágica como cualquier otra del mundo.)

De eso no se trata ahora.

Cuando Hamás empiece sus ataques de represalia, demostrándose así que las razones argüidas en esta barbarie eran mentiras (“para que Hamás cese sus ataques”), siguiendo la misma lógica:

¿Dirá la Merkel lo mismo? ¿Que la culpa exclusiva sería de Israel?

…..

2. “Israel tiene un claro derecho a defenderse contra los continuados ataques con cohetes lanzados por grupos palestinos que de forma deliberada tienen como objetivo la población civil.”

LAWRENCE CANNON, ministro canadiense

Supongamos que tiene razón.

Entonces, según esto, ¿qué ‚derecho’ tendría ahora Hamás?

¿O no lo tendrían de “defenderse contra los continuados ataques” con misiles lanzados que de forma deliberada, etc?

…..

3. “Israel quiere paz más territorios, y Hamás, con o sin paz, la revancha.”

Editorial de EL PAÍS de hoy, 29-12-2009

Les envié este comentario (no les ha gustado a los editores y no lo han publicado, por tanto):

“Permítanme disentir por segunda vez.

¿Cómo que Israel quiere la paz más territorios?

Acaba de demostrar que por los territorios es capaz de volver a darle una patada a la paz y caer en la barbarie.

Si esto no es también una revancha de Israel, ¿qué ha sido, entonces?

Hamás quiere la revancha, con paz o sin paz. Digamos que sí.

Pero también los territorios.

Esa es su razón de existir, es decir, la ocupación israelí los ha engendrado como grupo extremista.”

…..

4. “Cinco hermanas palestinas mueren en un bombardeo israelí al caer un misil sobre su casa en el campo de refugiados de Jabalia.”

EL PAÍS, 29-12-2009

Lo cual significa que Israel también ha atacado un campo de refugiados. Es decir, objetivos claramente civiles.

(Que alguien de Hamás se esconda allí, no hace desaparecer a los demás. Como la presencia de un delincuente en un avión no justifica derribar éste.)

…..

5. Lo anterior no es un invento, lo ha confirmado nada menos que la misma Tzipi Livni.

La ministra israelí de Exteriores (que puja por ser la segunda primera ministra en su país después de Golda Meir) ha afirmado lo siguiente, tras ser interrogada por la barbarie:

“Desafortunadamente, los civiles también pagan el precio del conflicto”.

(Ojo con la retórica. ¿O es correcto llamar ‘conflicto’ también a la lucha que un secuestrado mantiene con su secuestrador por liberarse?)

A lo que iba:

¿Aceptará Livni las mismas ‘disculpas’ de Hamás cuando ellos empiecen sus propios ataques de revancha?

¿Se las dirá ella misma a su pueblo dado el momento (que no deseo que llegue)?

NO ES UN PARTIDO DE FÚTBOL

Israel sabe que los palestinos no pueden devolver un ataque similar, con lo cual esta guerra invasora tiene -como casi toda guerra- mucho de cobarde.

Esto no es un partido de fútbol, como muchos parecen pensar.

No se trata de tomar partido por uno u otro bando.

Criticar la cobarde, exagerada y demente acción israelí no es ponerse de lado de Hamás.

Ni de olvidar que el pueblo israelí también tiene sus derechos y esperanzas.

Se trata de entender que las razones que el gobierno de Israel ha argüido para esta barbarie no son ni siquiera mínimamente ciertas.

¡Llevan décadas probando la misma receta violenta sin que les resulte!

Y lo mismo se puede decir de los que sufren la ocupación israelí.

Se trata también de entender que estamos frente a una nueva dimensión de la violencia y que eso solo puede significar más desgracia futura. Para todos.

Personalmente, estoy en contra de la violencia en general.

Estoy en contra de aceptar que los conflictos entre seres humanos se tengan que zanjar a bombazos, bombardeos o machetazos.

Pero me niego también a creer que los mismos seres humanos que se llaman civilizados y acusan a un grupo extremista de demente, piensen que uno se puede tragar la píldora de que un acto de represalia en el que mueren más de 300 personas y hay 1.000 heridos, entre ellos decenas de civiles inocentes, es un acto “en defensa propia”.

¿O no ha sido así el caso de las 5 hermanas palestinas muertas por un misil dirigido al campo de refugiados de Jabalia, para tomar uno de por lo menos una o dos centenas de ejemplos?

Este ataque concertado israelí tiene mucho de la nefasta ‘noción’ de ‘guerra preventiva’, que ya sabemos a qué nos ha llevado en otros dos países.

El problema principal, sin embargo, es otro.

Con esta acción, se ha destruido todo lo avanzado en largos años de diplomacia paciente y mediaciones valientes, arrojando, una posible solución, al campo de lo imposible.

Además de fortalecer aquello que se quería atacar: al extremismo.

Pero también está en juego la paz internacional.

Así como la de la región, ya inestable de por sí.

Y a Israel parece importarle un pepino que los demás habitantes del planeta tengamos que pagar de una u otra forma las consecuencias de su irresponsabilidad.

De su codicia de territorios ajenos sólo por cumplir los ‘designios divinos’ que le dicta su particular visión religiosa: la famosa Tierra Prometida.

¿O alguien piensa que esta barbarie será borrada automáticamente de la memoria árabe?

¿O siquiera de la memoria de los niños palestinos, que conforman la mitad de la población de 1,5 millones que tiene Gaza?

…..

HjorgeV 29-12-2009

LIVNI, BOMBI, VICI

¿QUIÉNES SON LOS TERRORISTAS?

Por estas fechas uno debería ocuparse –ya que el calendario común así lo anima- a pasar revisión de una época, sea esta de doce meses, un trimestre o acaso un par de años.

Es una oportunidad única para muchos.

Están las cortas vacaciones de fin de año, el espíritu relajado por casi (qué exageración) todos los rincones del planeta y cierta ansia de hacer bien las cosas, sea por cierto esprítu navideño pío o porque Silvestre se presenta como santo oportuno.

(La festividad de San Silvestre se celebra el último día del calendario gregoriano, el 31 de diciembre, y es el nombre que recibe la Nochevieja aquí en Alemania: Silvester.)

NOTICIERO DE LA TELEVISIÓN CHILENA

Estas fechas conllevan también, después de todo, los días más cortos del año en este hemisferio norte del planeta Tierra.

Días ideales para la reflexión.

Los días en los que la oscuridad, en su último triunfo decembrino sobre la luz, empieza a remitir paulatinamente hasta el solsticio de mitad de año, para empezar el juego contrario ritual de nuevo.

Pero, no.

¿Una reflexión sobre el año que se va?

¿Del año que quebró la economía mundial, es decir, del Año de la Hecatombe Económica Mundial?

¿Del año del Mayor Timo de la Historia (Madoff) y de las quiebras imposibles (Lehman Brothers, tras 158 años en la tarima)?

¿Del Año de Obama, cuando los ciudadanos del Imperio en decadencia eligieron a un descendiente directo de africanos como presidente?

(¿Tendría que decir negro? Si Obama es ‘negro’ por su padre, ¡entonces también es ‘blanco’ por su madre!)

Israel no nos ha dejado esta vez.

O, mejor dicho, su barbarie cometida (y que en estos momentos continúa) nos permite de forma macabra, pasar revista a otras cosas que siempre están allí y, tal vez, por eso, por saturación e impotencia, tendemos a borrarlas de la conciencia en estas fechas.

Son nada menos que 41 los años que lleva Israel ignorando la Resolución 242 de la ONU, en la que se le exige la retirada de los territorios palestinos ocupados por medio de la guerra en 1967.

¿Los cumplirá alguna vez?

Lo dudo.

Israel juega a todo.

Israel, los sucesivos gobiernos de Israel, han convertido su invasión en un caos geográfico tan complejo que solo un renacimiento de la especie humana podría resolver.

Aquí, sin embargo, hay esta vez algo más de fondo.

Hay una lucha por el poder, es mi sospecha.

Hay una mujer (y todo un grupo detrás) que sueña con ser primera ministra de su país, siguiendo los pasos de la histórica Golda Meir (1899-1978).

Por ahora ocupa el puesto de ministra de Exteriores, segunda mujer en ocupar esa cartera tras la misma Meir.

Y ella y su grupo se las están jugando todas con vista a las elecciones del 10 de febrero en Israel.

Tzipora Tzipi Livni (Tel Aviv, 1958) es la misma que ha afirmado en estos días que su país “no tiene intenciones de obedecer los llamamientos a la calma”.

El resultado lo estamos viendo en estos últimos días del año:

Bombas por votos.

(Y ahora las agencias periodísticas anuncian incluso una ofensiva terrestre israelí en la Franja de Gaza.

¿Qué carta tiene en la manga esta vez Israel?

¿Volver a invadir la Franja como lo hicieron durante 38 años para devolverla en el 2005, decidiendo luego no aceptar las -tal vez- elecciones democráticas más libres del mundo árabe en las que ganó Hamás, pasando a sitiarla y decidir también quién entraba o salía de ese territorio palestino?)

La lógica israelí es sencilla: es una defensa su acción. Ellos solo atacan las posiciones de donde salen los cohetes.

En este esquema ya no importa el número de muertos ni heridos civiles, es decir, las consecuencias de esa ‘defensa’.

No importa tampoco que sea una forma muy efectiva de llevar más leña al fuego, o sea, de provocar.

Lo mismo que le reprochan a Hamás.

Y muchos observadores y comentaristas internacionales parecen olvidar esto al decir:

“La culpa la tiene Hamás, porque han provocado a Israel con sus cohetes, sabiendo que no se quedaría con los brazos cruzados”.

¿Dirán lo mismo –por pura consecuecia lógica- cuando Hamás empiece su particular desquite?

“La culpa la tiene Israel, porque han provocado a Hamás con su bombardeo, sabiendo que no se quedaría con los brazos cruzados”.

Por supuesto que no.

Lo interesante es que la frase primera tendría validez si fueran los palestinos los invasores, pero no es así.

Y es algo que se repite sin mayor atrevimiento en diversos medios del mundo, simplemente, porque Israel ha conseguido el ‘milagro’ de voltear los términos y se considera víctima en este conflicto iniciado por ellos mismos con una guerra de ocupación.

Y todo esto sin hablar de las proporciones de este bombardeo que se quiere vender como ‘defensa’ de Israel.

¿Cómo justificar la ofensiva más brutal en más de 40 años contra Palestina?

Las próximas elecciones son la pieza que falta a este rompecabezas, a mi entender.

De todas maneras, al paso que va, Israel puede terminar haciendo desaparecer a los palestinos en nombre de esa misma ‘defensa’.

La retórica israelí sigue rindiendo sus frutos.

De invasores han pasado a víctimas del ‘terrorismo’.

(Pero, también, de víctimas del holocausto perpetrado por los nazis a verdugos en el holocausto palestino.)

Sin embargo, una retórica sin apoyo material, sin medios, no habría llegado a tanto.

Por eso es que EEUU hace como si no tuviera novia en este baile ahora.

Veni, vidi, vici (‘llegué, vi, vencí’) es el comentario arrogante que se le atribuye a Julio César, dicho ante el senado romano tras vencer en la batalla de Zela.

Livni, por su parte (es un atrevimiento mío), vino, bombardeó y vencerá seguramente en las elecciones de febrero en su país.

Porque ha convencido a sus compatriotas de que es capaz de mostrar una mano de hierro, a pesar de su pasado pacifista, y esa gente está y ha sido convencida de que esos bombardeos traerán la paz.

Aunque haya que hacer desaparecer al enemigo.

Más o menos lo que deseaba hacer Hitler con ellos.

Este es el estado del mundo a un paso de dejar un año que no se olvidará en la historia de la humanidad.

Israel ha perpetrado su humilde contribución para que así sea.

….

HjorgeV 28-12-2008

….

Fuentes:

http://www.elpais.com/videos/internacional/barbarie/israeli/Gaza/deja/271/muertos/900/heridos/elpvidint/20081228elpepuint_1/Ves/

http://www.spiegel.de/politik/ausland/0,1518,596206,00.html

http://www.bild.de/BILD/news/politik/2008/09/18/zipi-livni/neue-vorsitzende-der-kadima-partei-in-israel.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Tzipi_Livni

TERRORISMO CONSENTIDO DE ESTADO

CRUELDAD DE FIN DE AÑO

Si el año pasado fue el asesinato de la ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto y un par de años atrás el peor tsunami de los últimos tiempos, esta vez le ha tocado el turno de despedir desastrosamente el año a un país.

Es terrible.

El país que se ha convertido en sinónimo de crueldad, frialdad, intransigencia y arrogancia por excelencia.

El país que atendiendo a mandatos divinos invadió unos territorios ajenos y sigue sin salir después de décadas.

‘Mandatos divinos’ que si todos los grupos religiosos (de todos los dioses que ‘existen’) se pusieran a perseguir militarmente como lo hace Israel, el mundo se convertiría en un abrir y cerrar de ojos en un infierno perfecto.

Ya lo es, en la Franja de Gaza.


¿ESTO ES O NO ES EL HOLOCAUSTO PALESTINO?

holocausto.

(Del lat. holocaustum, y este del gr. ὁλόκαυστος).

1. m. Gran matanza de seres humanos.

Israel acababa de reabrir la frontera de Gaza, acuciado por organismos internacionales de derechos humanos, para permitir la entrada humanitaria de víveres para la Franja.

Se hablaba incluso en estos días de que la población palestina estaba sufriendo una hambruna aguda por efecto del asedio israelí.

El jueves pasado la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, había dejado claro en su visita a Egipto, el mediador más activo actualmente, que “su país no tiene intención de obedecer los llamamientos a la calma”.

Ya ni siquiera se trata de la falsa convicción de muchos políticos israelíes de poder imponer sus supuestos ‘designios divinos’ utilizando la fuerza bruta.

No, ahora, también se trata de ganar simples votos.

Aunque haya que matar a 200 personas o más para conseguirlos.

Las elecciones del próximo 10 de febrero en Israel son las que han lanzado en realidad este bombardeo que ha costado la vida a más de doscientos palestinos.

La misms fanfarria electoral que están llevando a Europa hacia conductas y métodos de las más oscuras épocas del fascismo y que empeorarán aún más con la actual crisis mundial.

Por llegar al poder o mantenerse en él, se es capaz de hacer retroceder a la civilización entera, como bien demuestra el reciente intento de EEUU por legalizar la tortura. (Que de todas maneras sigue practicando sin que suceda absolutamente nada.)

Es lo que está de moda en este mundo llamado civilizado.

Que haya dementes que piensen que los problemas del planeta se pueden solucionar a balazos, bombazos o machetazos, no debería asombrar.

Sí, en cambio, que no existan otros seres humanos capaces de decir NO a esa locura.

Se ha iniciado una clara nueva etapa en el conflicto iniciado por la ocupación israelí.

EL HOLOCAUSTO PALESTINO

Si antes el desquite israelí desbordaba de lejos la ley del talión con un número de muertos palestinos desproporcionadamente mayor al de los israelíes, esta vez Israel ha respondido de otra manera.

Es macabro: prácticamente un muerto por cada misil lanzado por Hamás a su territorio en los últimos días. (Misiles que no causaron ningún muerto, cabe agregar.)

Bastaría con que Israel cumpliera con la Resolución 242 de la ONU.

Pero ya son 41 años los que el país judío lleva ignorando esa resolución.

En su locura arrogante, los gobernantes israelíes están seguros de que la violencia les traerá la paz, a pesar de que esa es la fórmula que repiten el mismo número de años sin conseguir ese objetivo.

¿Quié pondrá fin a este holocausto palestino?

Es que ni siquiera es la guerra de dos ejércitos similares, de dos fuerzas en igualdad de condiciones.

No existen palabras para este regalo navideño israelí.

La responsabilidad es del mundo entero.

Del mismo mundo que se solidarizó con ese pueblo tras el holocausto judío perpetrado por los nazis.

Pero que no debe aceptar esta vesania macabra de los políticos y dirigentes israelíes, quienes parecen haber entendido ese mismo holocausto como un cheque en blanco para sus locuras de poder e imperialismo regional.

Y esa responsabilidad planetaria tiene que empezar por los medios de comunicación.

Cuando extremistas judíos lanzan una bomba contra un judío contrario a la ocupación, los diarios no los llaman terroristas. Esos terroristas israelíes son simples extremistas.

Si un palestino es un terrorista por los cohetes que lanza hacia la población (o no) para protestar y defenderse contra la invasión de sus territorios, de acuerdo.

Pero entonces este bombardeo israelí debe recibir también un nombre claro.

Terrorismo Consentido de Estado.

…..

HjorgeV 27-12-2008

SHOCKING BLUE: 3 AÑOS 3 CANCIONES

SHOCKING BLUE: VENUS (1969)

Esta banda holandesa formada en 1967 por Robbie Van Leeuwen en La Haya, consiguió la fama mundial con su primer álbum gracias a Venus.

Hasta el fallecimiento de su vocalista Mariska Veres en el 2006, a sus 59 años, el grupo había conseguido seguir actuando a pesar de las numerosas separaciones sufridas.

Venus, una de mis Favoritas de Todos los Tiempos (pasando por alto este poco favorecedor video), volvió a los primeros puestos de las listas tanto en 1986 como en 1990.

Y no debería llamar la atención que vuelva a hacerlo.

Por esas cosas de la vida, ya alejado de la música, Bob Van Leeuwen terminó asentándose en esta ciudad (Colonia) y aquí llegué a conocerlo trabajando un par de años para él.

HjorgeV 26-12-2008

SHOCKING BLUES: DAEMON LOVER (1970)

Tema del álbum Scorpion’s Dance (1970) de duración poco común (6 minutos y pico) y que creía perdido para siempre.

Lo recordaba especialmente por el particular arpegio inicial, que era abandonado más tarde temporalmente al acelerarse -doblándose- el ritmo y dar paso a interesantísimos solos de la primera guitarra.

También, por la incorporación de una segunda guitarra (¿acústica?) desarrollando una línea melódica propia y característica.

Al fondo, el bajo marcando su propio pulso singular y quedando durante un par de compases en primer plano hacia el final de la canción.

Una rareza olvidada y de mis Favoritas de Todos los Tiempos, resucitada gracias a la magia de YouTube.

En mi país llevó el título de Demonio enamorado.

HjorgeV 26-12-2008

SHOCKING BLUES: BLOSSOM LADY (1971)

Los Shocking Blues no llegaron tan alto en las listas con este tema como con su emblemático Venus.

Aunque Blossom Lady apenas alcanzó el puesto 41 aquí en Alemania, por ejemplo, en mi país fue tomada más en serio y no somos pocos los que todavía la recordamos.

Después de fundar su banda en La Haya en 1967, Bob Van Leeuwen la abandonó definitivamente en 1973.

Tras su salida, no volvió más a las andanzas musicales y se dedicó a los negocios aquí en Colonia.

Curiosamente –y a pesar del idioma- la producción de esta banda holandesa es más conocida y admirada en Japón y Latinoamérica que en Europa y EEUU.

HjorgeV 26-12-2008

UN NO CREYENTE EN NAVIDAD

¿Cómo se toma una persona no creyente la Navidad?

¿Cómo hace un no creyente para conjugar su cosmovisión, sus creencias y convicciones con el hecho de tener cuatro hijos a los que sí les hace obvia ilusión una celebración que en un país como éste, Alemania, se lleva con un calendario y costumbres bastante estrictas y mucha parafernalia doméstica?

Para empezar, las llamo simplemente Fiestas de Fin de Año y me ahorro mayores discusiones, tratando de no tomármelas demasiado en serio y respetando conscientemente las costumbres ajenas.

Mi saludo también lo he estandarizado con el fin de no ir contra mis principios ni llamar innecesariamente la atención (¿o debo andar diciéndole a todo el mundo que yo no creo en su dios -ni en ningún dios- ni en sus tradiciones?):

Que celebres las Fiestas de Fin de Año a tu gusto

Por otro lado, a pesar de ser consciente del gran grado de hipocresía y mercantilismo que recorren estas fechas, tengo magníficos recuerdos navideños.

Recuerdo especialmente el par de años de mi adolescencia en los que con un grupo de amigos, solíamos visitar en Nochebuena a conocidos, vecinos y demás amigos puerta por puerta para darles un gran abrazo de saludo, especialmente a los olvidados de cada familia.

De esa época, no se ha borrado de mi disco duro personal Ven a mi casa esta navidad del argentino Luis Aguilé.

Tal vez por esa frase que me comía el coco en esos días, días de rebeldía adolescente repito, que me negaba a pasarlos en casa:

No vayas solo por esas calles queriéndote aturdir

(Tuve suerte, porque fui acogido con mucho cariño por más de una tía y mis primos correspondientes. Y todo eso sin alarmar mayormente a mi madre, felizmente. Ahora me doy cuenta.)

Por otro lado, también, los tiempos cambian y con ellos los niños.

El otro día, por ejemplo, me quedé asombrado al preguntarle a un amiguito de mi hijo J. de 7 años, que se encontraba almorzando con nosotros, si ya le había hecho sus pedidos a Papá Noel.

Era una pregunta inocente, tratando de hacerle conversación y conocer al muchachito en cuestión.

-¡Ah, mapi! ¡Papá Noel lo inventó la Coca Cola para vender más! –me instruyó mi hijo J., riéndose de mí y dejándome con la boca abierta.

Los regalos de mi padre eran siempre los mismos: un libro.

Tal vez por eso –le contaba a alguien- son otros ‘regalos’ los que he aprendido a apreciar en estas fechas.

Este año ha sido especialmente prolífico en ese sentido:

1. Encontré una vieja tarjeta navideña hecha y escrita a mano por una de mis hijas (que ahora tiene 14) cuando apenas sabía escribir.

(La he puesto sobre mi escritorio y es la que resguarda ahora este teclado.)

2. Tras escuchar la queja de su mamá (mi esposa) por no beber tanta agua como debería y quisiera, nuestro otro hijo J.A. de 4 años, me preguntó el otro día al oído:

“Mapi, ¿por qué beben tan poquito las señoras?”

(La risa me durará hasta fin de año.)

3. Acabo de leer en estos días que un físico y profesor jubilado de Oxford, Josh Silver, ha inventado unas gafas con un sistema muy simple de ajuste dióptrico que podría aliviar la dura vida de millones de personas con pocos recursos y con defectos visuales del planeta.

(Gloria eterna a Josh Silver, inventor de cosas por las que los Nobel no se interesan.)

Finalmente:

4. Nuestro hijo J. de 7 años, acaba de terminar tres libros en dos días y su alegría al contármelo me ha hecho recordar las épocas de mi niñez cuando no sabía apreciar verdaderamente el regalo indefectible de mi padre: un libro, como ya dije.

De esto he aprendido algo.

Ahora sé que mi padre me estaba haciendo un regalo doble.

Me estaba regalando también esta alegría compartida con mi hijo, sin sospecharlo.

…..

HjorgeV 25-12-2008